Temen que el Barrio se quede sin La Marqueta

Si se aprueba el nuevo mapa, el área donde está el ícono hispano pasará a formar parte del Distrito 9

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Temen que el Barrio se quede sin La Marqueta
William Espinal, un comerciante propietario de una carnicería en La Marqueta, se opuso al traslado distrital.
Foto: Saundi Wilson

Nueva York – La posibilidad de que La Marqueta deje de pertenecer al conocido sector “Harlem Hispano” -según las nuevas líneas propuestas para redistribuir los distritos del Concejo- tiene muy alterados a sus residentes.

“Me opongo desde todo punto de vista”, dijo disgustado William Espinal -propietario de una carnicería que desde hace nueve años esta ubicada en La Marqueta-, que calificó la zona como “un tesoro hispano, cuya comunidad debe mantenerse unida”.

De acuerdo a la propuesta -dada a conocer por la comisión encargada de redibujar los mapas de los 51 distritos que conforman el Concejo Municipal- el sector de la avenida Park, desde la calle 110 hasta la 116, que actualmente pertenece al distrito 8, pasaría a ser parte del distrito 9 predominantemente afroamericano.

Para Aurelia Vélez, puertorriqueña que lleva más de 40 años como propietaria de uno de los pocos negocios que subsisten en La Marqueta, “estaremos mejor representados por un hispano, porque entiende nuestros problemas”.

Una gran cantidad de propietarios, así como de clientes del sector de la avenida Park y la calle 115, que expresaron su inconformidad sobre los nuevos mapas, admitieron desconocer el proceso de redistribución y la oportunidad de participar en audiencias ante la comisión encargada.

José Cintrón, otro boricua que fue propietario de un negocio en La Marqueta por 46 años, expresó que no le desagrada la idea de que se cambie de distrito “por lo menos tendríamos otro concejal que tal vez si haga algo por nosotros”, refiriéndose a la decadencia comercial que ha tenido el lugar en los últimos años.

En el mapa propuesto, el Distrito 8 que es representado por la concejal Melissa Mark-Viverito, perdería además la parte del Upper West Side (calles 96 hasta 110 entre Broadway y Frederick Douglas) y Randall’s Island. Quedando su nuevo territorio extendido hacia el sector de Mott Haven y Port Morris en El Bronx, con casi el 50% de sus residentes en el condado de la salsa.

Mark-Viverito no quiso opinar sobre los nuevos lineamientos, sin embargo hizo énfasis en la importancia que tiene el que la gente participe en la segunda ronda de audiencias.

Líderes de la zona abogan para que los residentes de El Barrio participen más activamente, al tiempo que consideran la movida de La Marqueta, como un “secuestro político”, según reza una circular en donde se convocaba a una reunión para anoche.

Henry Calderón, activista comunitario y ex presidente de la comisión que llevó a cabo la redistribución en 2002, resaltó el impacto positivo que tiene la participación de la comunidad en las audiencias.

Calderón calificó de “gato encerrado” el hecho de que se quiera dejar La Marqueta fuera del Harlem Hispano.

“Hay muchos intereses creados, a nivel económico y político”, subrayó Calderón. “El área de La Marqueta es una zona con un potencial altamente de desarrollo”.

Carl Hum, director ejecutivo de la comisión, defendió el trabajo de su grupo, indicando que el mapa presentado es “preliminar” y están abocados a que, finalmente, se obtengan distritos con “la diversidad de nuestra ciudad”.

“Queremos escuchar de diferentes partes de la ciudad y queremos que la comunidad sea más activa, porque esto les afectará por los próximos diez años”, aseguró Hum, durante una junta editorial con este rotativo.

Gloria Carvajal Wolfe, una de las tres hispanas que integra la comisión -compuesta por 15 personas- insistió en que “necesitamos escuchar acerca de los problemas de los residentes, es la única manera que podemos darnos cuenta de lo que piensan”.

Lucía Gómez, experta en redistribución de distritos y directora de la organización La Fuente, recalcó que “es una indicación clara, que cuando se están dibujando los mapas, no se pueden usar sólo cifras y geografía, también se debe tener mas conocimiento de la composición de las áreas”.

Gómez citó como ejemplo el hecho de que, en algunas zonas de El Bronx -el condado con más alto crecimiento poblacional durante la última década-, los distritos no fueron balanceados de acuerdo a la proyección de las áreas que seguirán en aumento. “La comisión no hizo nada para aliviar esa realidad”, sostuvo Gómez.

Aclaró que “es mejor crear una lista de recomendaciones y no una lista de sospechas” en referencia a las especulaciones sobre lo que existe de trasfondo en dejar afuera de El Barrio a La Marqueta y el porque los residentes deben testificar en las audiencias.

Te recomendamos