Amigos y familiares lloran a Griselde Camacho en emotivo funeral

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Amigos   y familiares lloran a Griselde Camacho en emotivo funeral
Camacho's neighbor, Maria Marte outside funeral home.East Harlem explosion victim Griselda Camacho, 44 who died last week. Today family, friends and co-workers gathered at First Ave. Funeral home on March 20, 2014.Photo Credit: Mariela Lombard/EDLP.
Foto: authors

NUEVA YORK — La sargento puertorriqueña Griselde Camacho (44), quien murió en el derrumbe del 12 de marzo en East Harlem, fue despedida por sus compañeros del departamento de seguridad de Hunter College con un emotivo servicio funerario.

Los oficiales hicieron una guardia de honor a su colega y uno a uno se despidió de Camacho, en un servicio funerario al que asistieron unas 200 personas. El velatorio se realizó en la First Avenue Funeral Home, situada en la Primera Avenida entre las calles 115 y 116.

En un cuaderno, que pasó de mano en mano, los amigos cercanos y compañeros de trabajo escribieron mensajes de apoyo a los deudos.

Camacho fue agente de las fuerzas policiales de Puerto Rico entre julio de 1991 y octubre de 2005. Luego de una baja voluntaria se integró a la Comandancia de Carolina, situada en el área metropolitana de San Juan.

María Marte (66), amiga de Camacho y residente de East Harlem por 50 años, expresó su dolor a la familia. “Era una mujer con corazón de oro. Era bien humilde y amable, siempre estaba pensando en los demás. Griselde deja un hueco muy grande en nuestras vidas”, expresó con lágrimas en el rostro.

Marte comentó que desde la explosión no concilia el sueño. “El vecindario entero está de luto, perdimos seres queridos y el consuelo tardará en llegar”, dijo. “Dios nos dará resignación en este momento de dolor”.

Colegas de Camacho, que era madre de un adolecente, la recordaron por su compañerismo y solidaridad. “Era capaz de quitarse el pan de la boca para dárselo a quien tuviera hambre. Todos estamos descorazonados por perder a una mujer de alma tan bella”, dijo un compañero que prefirió no identificarse. “Siempre tenía una sonrisa y un saludo en la primera hora del trabajo, ella tenía una actitud alegre por la vida”.

La familia del mexicano Jordy Alexis Salas-Ramírez (22), residente en el segundo piso del edificio en 1664 de la avenida Park, le dio el último adiós en la Funeraria Ortiz, situada en la calle 116 entre la Segunda y la Tercera Avenida. El joven estudiante de John Jay College aspiraba a convertirse en abogado.

Te recomendamos