Cuatro años sin aclarar muerte de jornalero en Long Island

Los familiares del salvadoreño José Sánchez esperan conocer la verdad sobre su fallecimiento

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Cuatro años sin aclarar muerte de jornalero en Long Island
Como muchos otros inmigrantes centroamericanos, José Sánchez trabajaba como jornalero en un sector de Long Island.
Foto: Getty

Nueva York — Casi cuatro años después de que el cuerpo sin vida del salvadoreño José Sánchez fuera encontrado en un paraje boscoso de Shirley, Long Island, sus familiares aún esperan justicia e información.

Sánchez, conocido como ‘Chiquito’, trabajaba como jornalero. Su cadáver fue encontrado por tres peatones la tarde del 6 de octubre de 2010 en las inmediaciones de William Floyd Parkway. El cuerpo no presentaba signos de violencia; al principio la Policía creyó que se trataba de una muerte natural, pero más tarde la Oficina Forense del Condado de Suffolk determinó que Sánchez murió por una hemorragia interna.

El caso fue entonces clasificado como homicidio, pero hasta ahora el Departamento de Policía del condado de Suffolk (SCPD) no ha realizado arrestos.

“Queremos saber la verdad”, dijo Merin Sánchez (25) en una conversación por Facebook. “Todos estos años hemos esperado justicia”.

Lee también: Denuncia: Policías de Suffolk discriminan a inmigrantes

En 2011 Merin regresó a Yoloaiquín, un municipio del departamento de Morazán en El Salvador, pero no olvida que el asesino de su hermano está libre.

Dijo no tener detalles del homicidio de José. Para entonces no vivían juntos, pero lo recuerda como un hombre tranquilo y trabajador. “No sabemos quién pudo lastimarlo”, expresó. “La Policía no me dio ninguna otra información. Los detectives me dijeron que llamarían de saber algo, pero eso nunca sucedió”, dijo respecto al estatus de la investigación. “El sueño de mi hermano era seguir ayudando a mi familia a salir de la pobreza”.

También indicó que su hermano tenía una hija que desde pequeña vivió al cuidado de los abuelos maternos. “Mi sobrina ahora tiene 18 años. Es lamentable que volviera a ver a su padre en un ataúd”, apuntó. “Mi hermano le enviaba dinero cada vez que tenía trabajo”.

Merin celebró la acción que emprenderán organizaciones pro inmigrantes esta semana, para denunciar ante el Departamento de Justicia (DOJ) abusos de autoridad y discriminación policial contra latinos en Long Island. Además, demandarán un mayor esfuerzo judicial para esclarecer la muerte de José Sánchez. “Es bueno. Tal vez así nos llegue finalmente la justicia”, expresó.

Joselo Lucero, hermano de Marcelo Lucero, el ecuatoriano víctima de un crimen de odio en 2008 en Patchogue, en el mismo condado, dijo estar dando seguimiento al caso de José Sánchez y que participará en la acción de esta semana.

Lucero destacó que a raíz de la muerte de su hermano el DOJ y la Policía de Suffolk acordaron investigar, castigar y frenar los abusos de uniformados; sin embargo, el acoso contra latinos es una realidad.

“Enfrentamos una situación de impunidad en muchos de los casos de latinos víctimas de crimen”, sentenció. “El abuso policial lleva a la no denuncia y la desconfianza en las instituciones, y con ello el círculo de la violencia se mantiene en nuestras comunidades”.

Lucero expresó que el caso de José Sánchez es sólo un ejemplo del limitado acceso a la justicia que encaran los inmigrantes en la isla.

Miguel Alas, vicecónsul de El Salvador en Long Island, dijo que la sede diplomática no tiene registro del caso de José Sánchez, ni un seguimiento a la investigación policial. “No ayudamos a repatriar el cuerpo de Sánchez porque no tenemos un fondo que nos permita brindar esa facilidad”, apuntó.

Por su parte, la Policía de Suffolk declinó hacer comentarios del caso argumentando que la investigación está abierta.

Te recomendamos