ONU acusa a ISIS de cometer crímenes de guerra en Siria

El informe de Naciones Unidas denuncia asesinatos, actos de tortura, desapariciones y desplazamiento forzado por parte de los yihadistas del Estado Islámico

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

ONU acusa a ISIS de cometer crímenes de guerra en Siria
Alepo y Ar-Raqqah son las ciudades más afectadas.
Foto: EFE

Los yihadistas del ISIS (Estado Islámico) están cometiendo crímenes contra la humanidad y de guerra contra la población siria, denunció este miércoles un informe de Naciones Unidas.

Paulo Pinheiro, presidente de la Comisión de Investigación de Naciones Unidas para Siria dio a conocer en Ginebra un informe sobre los crímenes cometidos por los yihadistas de Estado Islámico en Siria.

Los milicanos “cometen crímenes contra la humanidad en las ciudades de Alepo y Ar-Raqqah“, afirmó Pinheiro en la presentación del informe.

Entre los crímenes que documenta ONU se incluyen asesinatos, actos de tortura, desapariciones y desplazamiento forzado.

Estado Islámico, el grupo antes conocido Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS), supone un peligro claro y tangible para los civiles y para las minorías en territorios bajo su control en Siria y en la región“, advirtió Pinheiro.

Señaló que el continuo flujo de militantes extranjeros y el éxito de los grupos extremistas como ISIS o Al-Sham figura entre los factores que ha contribuido a que se desborde la violencia en la región, lo que “pone en peligro la estabilidad internacional”.

El informe basado en 480 entrevistas, testimonios y material documental describe la “brutalidad inimaginable y el costo humano del conflicto en Siria desde hace ya más de tres años y medio“.

Los combates han terminado con cualquier posibilidad de una vida normal y el impacto ha sido mayor en las vidas de mujeres y niños cuyos derechos más básicos son violados a diario.

Según Pinheiro en las zonas que están bajo control de Estado Islamico, en especial en el norte y en noreste de Siria, los viernes están marcados por ejecuciones, amputaciones y latigazos en plazas públicas.

Los civiles, incluidos los niños, son obligados a presenciar las atrocidades cometidas, que tienen el objetivo de “causar terror en la población”, y garantizar la sumisión de ésta.

Asimismo, los periodistas y personal humanitario son blanco de agresiones de forma sistemática.

Por otra parte, las fuerzas del presidente sirio Bashar al-Assad siguen perpetrando crímenes de guerra y contra la humanidad de forma sistemática contra la población, sostiene el informe.

El gobierno utiliza la negación de ayuda humanitaria como arma de guerra, han perpetrado ataques con cloro, así como atroces torturas y violencia sexual contra los presos en las cárceles.

Debido a que algunos estados siguen dotando de armamento y artillería pesada a las partes, la Comisión de la ONU urgió a la comunidad internacional a imponer un embargo de armas de manera urgente.

Según el último informe publicado por la oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para Derechos Humanos, Navi Pillay, la cifra de muertos durante el conflicto armado en Siria asciende a 191 mil 369.

Te recomendamos