Informe probaría negligencia en explosión de East Harlem

Hallazgos de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte ponen en aprietos a ConEdison y a la Ciudad de Nueva York

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Informe probaría negligencia en explosión de East Harlem
La NTSB presentaría los resultados definitivos de su investigación, en aproximadamente, tres meses.
Foto: Archivo

NUEVA YORK — Aunque es preliminar el informe que la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) reveló el miércoles sobre la investigación de la explosión el año pasado en East Harlem, los abogados de algunas de las víctimas creen que es un primer paso para demostrar que hubo negligencia por parte de la compañía ConEdison y la Ciudad de Nueva York.

Como parte de las pesquisas que adelanta la NTSB, se determinó que unas cañerías de plástico fueron instaladas por ConEd debajo de la avenida Park, en diciembre de 2011, tres años antes que ocurriera la explosión. Los trabajos se hicieron para reemplazar una sección de hierro fundido de 69 pies de esta línea maestra que data de 1887. La cañería de plástico se usó para conectar un tramo de caño más pequeño al inmueble demarcado con el 1642, una de las edificaciones destruidas por la explosión.

“Esto (el informe) corrobora que la línea de plástico instalada, en 2011, fue puesta de manera inapropiada”, sentenció David Lesch, abogado representante de la familia de Griselda Camacho, una de las ocho personas que perdió la vida en la explosión del 12 de marzo del año pasado.

Lesch, que sometió recientemente una querella contra la compañía de utilidades y NYC a nombre de Camacho y de su madre Carmen Quiñones, que resultó herida, resaltó que “es un buen comienzo”, aunque precisó que esperará a que se conozcan los resultados finales. La NTSB tiene previsto dar los resultados definitivos de su investigación, aproximadamente, en tres meses.

LEE TAMBIÉN:

Divulgarán informe oficial de causas de explosión en East Harlem

Proponen crear un mapa de infraestructura del subsuelo

Las ayudas no llegan a los negocios de El Barrio

Preparan 205 demandas por explosión en East Harlem

Los investigadores de la NTSB encontraron, además, que la línea más pequeña de plástico, conocida como línea de servicio, se había separado de la línea maestra. Por otra parte, los reguladores estatales hallaron -el año pasado- que el capataz de ConEdison que trabajó en las labores de instalación de las tuberías de plástico no estaba calificado para hacer ese trabajo.

El capataz manifestó a los investigadores que la sección de la tubería que se reemplazó no había sido “sometida a una prueba de presión neumática” en busca de fugas cuando se instaló, en contra de las regulaciones federales. Explicó que el Estado de Nueva York desestima esa regla en tramos de tubería de menos de 100 pies. En su lugar, el conducto se inspeccionó visualmente y para descartar fugas se usó una solución jabonosa.

Los documentos no indican si la decisión de no inspeccionar la línea con presión neumática fue un factor para que ocurriera la explosión.

“Lo que no puedo entender aún es cómo alguien que no está certificado pudo ser puesto a reemplazar una cañería de plástico, es una clara negligencia”, sostuvo Robert Vilesky, representante legal de 12 afectados que no vivían en los dos edificios que se derrumbaron (1644 y 1646 de la avenida Park).

Vilesky confirmó que someterá, la próxima semana, una demanda formal contra la compañía ConEdison, la ciudad y el propietario del edificio.

Liseth Pérez, editora de El Diario y residente de uno de los edificios colapsados, que perdió a su esposo Andreas Panagopoulos en el siniestro, comentó que “esperamos el resultado final para saber lo que causó la explosión”.

Una portavoz de la Alcaldía dijo que no se emitirá ningún comentario, debido a que la investigación todavía continúa.

Por su parte, ConEd, en un comunicado, sostuvo que no se pronunciará al respecto hasta tanto no se divulge el resultado final de la investigación. Mientras tanto, se indicó que han aumentado significativamente “la frecuencia de las patrullas para prevenir fugas de gas a través de nuestras áreas de servicio de Manhattan, El Bronx, Westchester y partes de Queens. Ahora examinamos nuestras 4,300 millas de la red de gas con una frecuencia de una vez por mes, en lugar de una vez al año, como lo requieren los códigos estatales y federales”.

Entre los nuevos detalles, se reveló, además, que minutos antes de la explosión, alrededor de las 9:06 a.m., un vecino llamó para reportar olor a gas, pero la computadora del servicio al cliente estaba bloqueada, por lo que la queja fue recién procesada a las 9:13 a.m., cuando un mecánico de la compañía fue despachado al lugar sobre las 9:15 a.m., pero como estaba a una distancia de cuatro millas no llegó sino hasta las 9:39 a.m., nueve minutos después de ocurrida la tragedia.

En otro aparte, se incluye que a las 9:19 a.m. un miembro de ConEd se comunicó con el Departamento de Bomberos (FDNY) para verificar sobre el olor a gas, pero se confundió con la dirección y prometió volver a llamar. FDNY no fue llamado sino hasta después de las 9:30 a.m. Los bomberos llegaron a la escena tres minutos más tarde.

LEE TAMBIÉN:

NYC con 11,000 millas de tuberías de gas propensas a escapes

Investigan tuberías de gas de explosión en East Harlem

NYC necesita $47,000 millones para arreglar infraestructura

Centenarios y llenos de problemas edificios destruidos en East Harlem

Te recomendamos