Más latinos tienen seguro gracias a Obamacare

Aprobada hace cinco años exactamente, la Reforma de Salud ha permitido que millones de hispanos obtengan cobertura médica para ellos y sus familias

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Más latinos tienen seguro gracias a Obamacare
Unos 4.2 millones de latinos adultos han obtenido cobertura con el Obamacare.
Foto: Archivo

No cabe duda que la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), firmada por el presidente Barack Obama el 23 de marzo de 2010, se convirtió en una de las piezas legislativas más controversiales que se hayan aprobado en Estados Unidos en las últimas décadas.

Pero más allá de la polémica y las divisiones políticas que ha originado la histórica ley, conocida como Obamacare, lo que está claro es que gracias a ésta hoy hay menos estadounidenses sin seguro médico de los que había hace cinco años. Esto incluye a un gran número de latinos como Josefina de León.

Hasta el 2013, cada vez que lo necesitaba, de León tenía que viajar a México para consultar a un médico. Pero desde enero del 2014, cuando comenzó a recibir Medicaid, la mujer empezó a acudir a la clínica Monseñor Romero, en Los Ángeles, con su nueva tarjeta de seguro médico.

“En México veía al doctor y me hacía todos los exámenes. Por suerte no tengo enfermedades crónicas, sino no sé cómo hubiera hecho”, comentó Josefina.

Ella fue una de las primeras personas que se inscribieron en un seguro de salud gracias a la expansión de Medicaid (llamado Medi-Cal en California), cuando abrió el primer período de inscripción del Obamacare en octubre del 2013.

“No quise perder tiempo, me inscribí inmediatamente y le dije a mis amistades que también lo hicieran. Uno tiene que aprovechar las oportunidades”, agregó la mujer que, gracias a que ahora cuenta con un seguro médico, se ha podido hacer chequeos físicos anuales, rayos X, exámenes de sangre y varios rellenos dentales.

Según estadísticas dadas a conocer la semana pasada por el Departamento de Salud y Servicios Sociales de EEUU (HHS), la tasa de latinos no asegurados bajó significativamente del 41.8% en 2013 a 12.3% en 2015 gracias al Obamacare.

“La ley ha tenido un gran impacto en el bienestar de la comunidad latina. Entre octubre de 2013, cuando abrió el mercado de salud, hasta marzo de este año, sabemos que 4.2 millones de latinos adultos han obtenido cobertura. Esto representa una gran oportunidad para que las familias latinas estén saludables y sigan contribuyendo con sus comunidades”, dijo Mayra Álvarez, directora Asociada de Salud para las Minorías del HHS.

Según las proyecciones del Gobierno federal, se calcula que un total de 10.2 millones de hispanos podrían ser elegibles para adquirir un seguro salud bajo la ACA.

A nivel general, el HHS estima que 16.4 millones de personas en EEUU han obtenido cobertura de salud desde que entró en vigor la ley. Esto, de acuerdo a la secretaria del HHS, Sylvia M. Burwell, significa “la mayor reducción de personas no aseguradas en cuatro décadas”.

En octubre de 2013, cuando se abrió el primer periodo de inscripción de la ACA –y se lanzó el sitio web HealthCare.gov–, la tasa de personas sin seguro médico en el país alcanzaba el 20.3%. Hoy esa cifra ha bajado hasta el 13.2%, de acuerdo al HHS.

Entre los estados con más población que experimentaron una caída significativa en el número de personas sin seguro se encuentran California con 6.3%, Nueva York con 2.5%, Florida (3.8%), Texas (2.6%) e Illinois (4.5%).

Aparte del significativo aumento en el número de estadounidenses que ahora tienen cobertura de salud, uno de los mayores logros del Obamacare, según los expertos, es que cambió por completo la forma como se maneja el negocio de la salud en EEUU.

La ley ha permitido que más compañías privadas participen en los mercados de seguro estatales, ofreciendo más pólizas, más opciones y más productos. Esta competencia ha permitido reducir el precio promedio de las primas mensuales para muchos estadounidenses.

“La gente estaba muy nerviosa pensando que se iba a producir un gran incremento en los costos de los seguros de salud, pero afortunadamente eso no ha pasado. Por el contrario, los costos han llegado a niveles históricos muy bajos”, dijo Sherry Glied, decano y profesor de servicio público de la Escuela de Servicio Público Robert F. Wagner, de la Universidad de Nueva York.

Ahora, las compañías aseguradoras no pueden rechazar a nadie (negarle cobertura) porque tenga una enfermedad pre-existente, algo que favorece a miles de latinos. Tampoco podrán cancelar las pólizas porque la persona se enferme repentinamente.

Las aseguradoras también están obligadas, por la ley, a cubrir de forma gratuita o a muy bajo costo, los servicios de salud preventivos como mamografías, Papanicolau, chequeos médicos anuales, pastillas anticonceptivas y la mayoría de las vacunas.

Para los latinos es importante ir al doctor y tener cuidados preventivos. Ellos están desproporcionadamente impactados por enfermedades que se pueden prevenir, como cáncer de colon, cáncer cervical, enfermedades cardiacas y diabetes”, aseguro Mayra Álvarez.

Otra cláusula primordial de la ley es la que permite a los jóvenes permanecer en el seguro de salud de sus padres hasta los 26 años, explicó Annette Raveneau, portavoz de Get Covered America (parte de la campaña Enroll America que educa a los consumidores sobre los beneficios de la ACA): “Esta es una parte muy importante para nosotros los latinos, porque los hijos se pueden quedar en la póliza de sus padres sin importar si están casados o si viven en otro estado”.

De acuerdo a los datos del HHS, 2.3 millones de jóvenes entre 19 y 25 años obtuvieron cobertura de salud desde marzo de 2010 hasta el primer periodo de inscripción de la ley ACA en octubre de 2013.

El Obamacare ha permitido expandir en muchos estados del país, como California y Nueva York, el programa de salud gubernamental conocido como Medicaid, que ofrece cobertura médica gratis o a bajo costo a familias de pocos ingresos o que estén por debajo del índice de pobreza federal. Ahora también pueden acceder a este programa, por primera vez, personas solteras y sin hijos.

Adicionalmente, la ley ofrece a las personas pobres o de bajos recursos, subsidios y asistencia financiera (créditos fiscales) para que paguen las pólizas mensuales de un seguro médico privado. De esta forma su cobertura resulta más económica o más accesible.

Mucha gente se ha inscrito en Medicaid en los estados que lo han expandido y muchos han obtenido subsidios para sus seguros de salud y eso ha sido particularmente importante para empleados en pequeños negocios o personas que trabajan por cuenta propia como es el caso de muchos latinos”, aseguró Sherry Glied.

Según estimaciones del HHS, el 85% de las personas que han comprado un plan en el mercado de seguros de salud han obtenido algún tipo de ayuda financiera.

Más de ocho de cada 10 latinos están recibiendo asistencia financiera dentro de los mercados de seguro de salud, lo que los ayuda a poder pagar por las pólizas mensuales de su cobertura. Esto ha sido una línea de sobrevivencia para las familias latinas”, aseguró Mayra Álvarez.

Según una encuesta del Commonwealth Fund, una organización que apoya la reforma de salud, tres cuartas partes de los nuevos asegurados que reciben cobertura a través de Obamacare, están satisfechos con su seguro.

Sin embargo, a pesar de las cosas positivas que ha dejado el Obamacare en los últimos cinco años, aún no se puede cantar victoria. Todavía un 29.5% de los adultos hispanos en EEUU sigue sin seguro médico, la tasa de personas sin cobertura más alta entre los adultos estadounidenses.

Te recomendamos