Iris Báez: “Que el Derecho a Saber sea una ley”

El NYPD inició este viernes los cambios internos en sus protocolos, pero las madres de muertos a manos de policías piden que se haga con una legislación

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Iris Báez: “Que el Derecho a Saber sea una ley”
Iris Báez y Margarita Rosario con las fotos de sus hijos.

Familiares de neoyorquinos muertos a manos de policías calificaron como una burla el proceso interno de entrenamiento que inició este viernes el NYPD, y volvieron a exigir que se pase la Ley de Derechos a Saber, con la que se buscaba cambiar los protocolos de inspección de sospechosos.

Las críticas contra la Uniformada se dieron un día después de que 19 parientes de fallecidos en las últimas dos décadas enviaran una dura carta a la presidenta del Concejo Municipal Melissa Mark-Viverito, por haber bloqueado la votación de la mencionada ley, y haber llegado a un acuerdo con el NYPD para que el departamento hiciera los cambios por su cuenta.

La puertorriqueña Iris Báez, quien perdió a su hijo Anthony Baéz en 1994 a manos de oficiales de policía, aseguró que el plan que empezó en la Uniformada este viernes no tiene la misma seriedad de la Ley del Derecho a Saber que ellos exigen, y que pretende que los policías se identifiquen cuando paren a alguien e informen las razones por las cuales están siendo detenidos y su derecho a rechazar el registro.

“Hace 20 años hicieron lo mismo. Hacen entrenamientos y dicen que van a implementar cosas, pero es puro cuento. Si ni siquiera cumplen con cosas que ya están escritas en los libros, como el que un policía no puede ponerle las manos en el cuello a alguien, qué van a respetar cosas nuevas”, aseguró Báez.

La madre calificó el plan del NYPD como una pérdida de tiempo y dinero: “Esos entrenamientos solo son para sacarle más dinero a la Ciudad. El cambio real es que los policías conozcan a la gente de las comunidades, que los traten con respeto, que se ganen esa confianza y que el Derecho a Saber sea una ley y no un protocolo”, dijo la puertorriqueña.

Báez también aprovechó para criticar duramente a la presidenta del Concejo de quien dijo, “Melissa salió falsa. Ella al principio estaba con nosotros, pero de un momento a otro le dio por hablar a puertas cerradas y hacer acuerdos con la Policía, a espaldas de nosotros y eso así no sirve, porque de frente dicen: ‘estamos aquí para ustedes’, pero por otro lado nos meten la puñalada”.

Luz verde a cambios

Un vocero de la Policía de Nueva York confirmó el inicio del plan y agregó que dentro de las directrices está pautado que los agentes conozcan a fondo las nuevas reglas para que se pongan en marcha a partir de octubre.

“Los sargentos de la NYPD se presentaron a entrenamiento el viernes, donde serían instruidos sobre nuevos protocolos actualizados para realizar inspecciones en la ciudad”, indicó el NYPD, a través de un comunicado, donde explicaron que trabajan en la pregunta que harán al momento de las requisas para garantizar que la gente puede aceptar o no la solicitud.

“El nuevo entrenamiento de la Policía de Nueva York requerirá que los oficiales pregunten a las personas si ellos pueden requisarlos, de una forma que tengan una respuesta afirmativa o negativa”, agregaron.

Ante las críticas, Mark-Viverito afirmó que el plan de la Policía generará los cambios necesarios en favor del mejoramiento de las relaciones entre la uniformada y las comunidades.

“Nuestra reforma a la Policía va a cambiar fundamentalmente hacia algo mejor la interacción entre los oficiales y la gente”, dijo. “El calendario de aplicación está muy por delante de lo previsto y el reentrenamiento está sucediendo ahora mismo”.

Anthonine Pierre, vocero de la campaña Communities United for Police Reform, calificó el programa de la presidenta del Concejo y la Policía como un “acuerdo entre bastidores” que no tiene nada que ver con la Ley del Derecho a Saber para poner fin a los atropellos por parte de algunos agentes.

“La edición de la guía de patrullaje y el entrenamiento nunca producirán un cambio real sobre el terreno para poner fin a los abusos. Decir que el entrenamiento que se está dando no incluye el lenguaje final ni información sobre eso,  sólo desacredita aún más esto como propaganda pura”, dijo.

Entre tanto, el concejal RitchieTorres, uno de los promotores de la ley, apoyó la labor que Mark-Viverito está haciendo con la reforma de la Policía, pero insistió que es necesario aprobar una legislación al respecto.

Te recomendamos