NYPD expande programa de vigilancia vecinal

La mitad de los cuarteles aplicarán el plan que ha sido efectivo en disminuir el crimen, aunque todavía queda mucho por hacer para aumentar la confianza entre la comunidad y la Policía

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
NYPD expande programa de vigilancia vecinal
Se verá más presencia de policías en las calles.
Foto: Getty Images

Más neoyorquinos se aprenderán los nombres de los oficiales que patrullan su vecindario. Este mes el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), está expendiendo al 51% de sus cuarteles la estrategia de vigilancia vecinal que ha dado buenos resultados en disminuir el crimen.

El programa llamado Oficiales de Coordinación Vecinal (NCO), designa a uniformados a vigilar siempre la misma área para que puedan ir conociendo a la comunidad a la vez vayan identificando los problemas recurrentes en el sector.

Este plan comenzó a implementarse en mayo del 2015 bajo la administración de Bill Bratton y seguirá expandiéndose con el nuevo comisionado de Policía James P. O’Neill, quien fue el arquitecto de esta iniciativa en la Gran Manzana.

“En cualquier esfuerzo de seguridad, obtener información es crucial. Una de las cosas que no teníamos suficiente en el pasado era un canal abierto entre la Policía y la comunidad. Había demasiada información que no llegaba a los oficiales porque no existían relaciones o confianza”, expresó el alcalde Bill de Blasio en la más reciente conferencia en la sede  del NYPD, donde presentó las estadísticas del crimen en octubre.

Resultados positivos

Uno de los primeros cuarteles en adoptar el programa fue el 34 de Washington Heights. En el área del Alto Manhattan que también comprende a Inwood, las estadísticas muestran que el crimen está disminuyendo gracias la vigilancia vecinal. Si se compara el crimen total de enero a septiembre de este año, en comparación al mismo periodo del 2015, el crimen total ha bajo en casi 2.92%.

El comandante de esa comisaría, Reymundo Mundo, dijo que a la Policía y a la comunidad le gusta ver al mismo oficial patrullando un área porque así se forma una conexión.

“Cuando se forma esa relación hay más entendimiento y la gente se siente más cómoda”, aseguró Mundo. Además, el subinspector dijo que “se le da mucha más información al policía porque lo conocen y lo ven como humano”.

Vecinos de Washington Heights, como Ebenezer Smith, quien es el gerente distrital de la junta vecinal 12, reconoció que ese tipo de vigilancia ha sido beneficiosa para el vecindario. “Siento que la Policía están haciendo un gran esfuerzo al tratar de construir puentes con la comunidad”, indicó Smith.

A nivel general, tomando en cuenta todos los precintos donde ya se aplicaba el plan, los actos criminales también han bajado. “Colectivamente el crimen total ha disminuido un 2.8% en los comandos que actualmente tienen vigilancia vecinal”, informó el jefe de Departamentos Carlos Gómez. Las balaceras y robos han bajado 8% y los homicidios por 3% indicó el oficial con el segundo más alto cargo en el NYPD.

Expansión a 9 cuarteles

Precisamente el programa se está expandiendo este mes a 9 cuarteles en Brooklyn, Manhattan, y El Bronx, donde sigue registrándose un incrementando de la delincuencia. En el cuartel 9 del East Village, por ejemplo, el crimen total ha aumentado un 8.03% desde enero hasta septiembre de este año, en comparación con el año pasado.

Los vecinos del área le comentaron a El Diario que no conocen el nombre de ningún policía en su barrio. “Uno los ve patrullando pero no son muy comunicativos como pensarías que serían”, expresó Iván Pérez de 40 años. El chef quien ha vivido en el vecindario por 20 años dijo que le parece bien la iniciativa.

“Desafortunadamente todavía no queremos a los policías y ellos no son amigables”, dijo Carol Roldan, de 50 años, mientras cuidaba su sobrina en el Lower East Side. Sin embargo, expresó tener esperanza que las cosas mejoren

Algunos como Carmen Vélez, de 71 años, sienten que los uniformados son inaccesibles. “Yo no me atrevo a hablarle a un policía”, dijo la puertorriqueña.

Con la expansión del programa específicamente a las viviendas públicas en el Lower East Side, se completará un objetivo primordial del plan que es el que todos los vecindario con edificios de NYCHA cuenten con vigilancia vecinal.

El crimen total en las viviendas públicas de ese vecindario del  Bajo Manhattan ha aumentado en un 11.7% de enero a septiembre, en comparación al 2015.

Los expertos en justicia criminal concuerdan en que la vigilancia vecinal es uno de los mejor métodos para proteger a las comunidades. “Son buenos pasos pero todavía hay un largo camino antes que se establezca la confianza entre las comunidades de color y la Policía”, dijo Foster Maer, abogado de Latino Justice.

El cambio de mano dura y tácticas agresivas a la vigilancia vecinal ha sido muy grande, según lo indicó el profesor de la Escuela de Justicia Criminal de John Jay Collage, José Luis Morín. “Las personas son muy sospechosas. Es una diferencia enorme tratar de envolverse en vigilancia vecinal real y tratar de averiguar qué está pasando cuando hay tanta desconfianza”,

En un artículo para el National Institute for Latino Policy, el profesor de justicia criminal escribió: “Para que el programa de vigilancia vecinal sea efectivo en mejorar las relaciones con la comunidad afroamericana y latina, el comisionado O’Neill tiene que cambiar el existente paradigma cultural policiaco para que estos residentes sean vistos y tratados por el Departamento de Policía como potenciales aliados en vez de potenciales enemigos”.

Te recomendamos