Comienza segundo proceso judicial contra Pedro Hernández

El primer juicio se declaró nulo en mayo del 2015

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
Comienza segundo proceso judicial contra Pedro Hernández
Pedro Hernández volverá a enfrentar un segundo juicio por el caso del asesinato del niño Etan Patz.
Foto: Archivo

El martes comienza el segundo juicio contra Pedro Hernández él puertorriqueño acusado de matar a Etan Patz en mayo del 1979 luego que este lunes se concluyera con la selección del jurado.

El nuevo proceso se iniciará con las exposiciones tanto de la defensa como de la parte acusatoria. El primer juicio se declaró nulo en mayo del 2015 ya que el jurado previo votó 11 a 1 a favor de encarcelar a Hernández.

Hernández de 55 años de edad, estuvo presente en la corte en el 111 de la calle Centre junto a su equipo de abogados liderado por Harvey Fishbein, quien defendió al acusado en el 2015. El boricua tenía puesto una camisa crema, corbata, y pantalones grises. Se mantuvo callado y quieto durante todo el procedimiento excepto cuando sus abogados pedían que se parara para preguntarles a los posibles miembros del jurado si sentían alguna emoción al verlo.

Los abogados de la defensa examinaban al jurado preguntando si creían que alguien puede dar una confesión de un crimen que no cometió y si podían encarar los testimonios emocionales.

Por el otro lado, el abogado acusador declaró que habrán inconsistencias por lo viejo que es el caso y preguntó si los presuntos miembros del jurado podían escuchar los testimonios de los policías sin prejuicios previos.

El pequeño Patz estaba en primer grado cuando desapareció mientras estaba de camino al autobús escolar, era primera vez que caminaba solo desde su casa. Hernández, quien en ese tiempo trabajaba en una tienda cercana, fue arrestado en el 2012 por una pista que le dieron a la policía décadas más tarde.

En dos confesiones grabadas, Hernández admitió haber estrangulado a Patz en el vecindario de Soho. Los abogados de la defensa argumentaron que Hernández sufre de alucinaciones, está enfermo mentalmente, y su confesión fue coaccionada por la Uniformada. El cuerpo del pequeño nunca ha sido encontrado.

Hernández enfrenta un mínimo de 25 años de cárcel a cadena perpetua si es encontrado culpable.

Te recomendamos