“No soporto a la mamá de mi novio”

Una joven le narra al psicólogo lo mal que se siente por las críticas que su suegra le hace a espaldas de su pareja.

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
“No soporto a la mamá de mi novio”
“No soporto a la mamá de mi novio. A veces me siento atacada por sus indirectas, criticando cómo cocino, o cómo me veo, y haciéndome sentir que soy poco para él", narró la joven.
Foto: (Archivo/GFR Media)

“No soporto a la mamá de mi novio. A veces me siento atacada por sus indirectas, criticando cómo cocino, o cómo me veo, y haciéndome sentir que soy poco para él. Lo hace a espaldas de él, y como vive con ella, a veces es inevitable que me la encuentre de frente. Él y yo llevamos saliendo cerca de 11 meses. No sé si debo decirle, o dejarlo”, indica Nancy Ramírez.

El psicólogo Carlos Sosa responde lo siguiente: “Siempre ha existido en la vida un instrumento que muchas veces no se utiliza, y es la comunicación. Debes hablar con tu novio y explicarle la situación, cómo te sientes a ver de qué forma él puede ayudar a que mejore el problema.

Tiene que haber una veracidad en lo que vas a informarle al muchacho, porque muchas veces también el celo viene de parte y parte, de suegra a nuera y nuera a suegra. Debes tratar de analizar la situación con tu novio de manera que puedan llegar a unos acuerdos, a un plan de trabajo y de acción para que la situación mejore. Si no se trabaja, como es de esperar, se corre el riesgo de que, eventualmente, lacere la relación de pareja.

Debes hablarle como una adulta, de una manera que no suene que te estás quejando de la mamá, y utilizar lo que llamamos los mensajes ‘yo’. O sea, ‘cómo yo me siento’, ‘me siento de esta forma porque aparentemente está pasando esto y no me quiero sentir así’, de manera que puedan trabajar para mantener una relación positiva, saludable.

Si el muchacho es consciente de que su mamá tiene ese problema puede colaborar para que no te sientas incómoda. Es importante hacerlo para evitar que, eventualmente, si se casan, el problema se lo lleven para el hogar.

Si él no puede hablar ni está dispuesto a resolverlo, tengo que ser honesto contigo:  esa no es la mejor pareja para ti, porque entonces es alguien  que está sometido a la voluntad de la mamá o el papá. En este sentido, valora más la relación con el padre o la madre. Y no es que desprecie a la mamá, porque es su madre y tiene que tenerla en un lugar especial, pero su mamá tiene que entender que tiene que respetar los espacios, y tiene que evitar también hacer comentarios que están fuera de orden para no hacer sentir mal a la otra persona. Tu pareja debe tenerlo claro.

Tal vez después que converse contigo, y luego con su mamá, a lo mejor él podría programar que entre los tres discutieran un poquito y en una actitud positiva -no acusatoria- sobre la situación, siempre partiendo de la premisa de los mensajes de ‘yo’. Sin amenazar a nadie, sin ser acusativo. Eso es lo mejor, la comunicación”.

Te recomendamos