Paciencia fue la clave de los Dodgers este martes

Dave Roberts alabó la gran labor en la lomita de Rich Hill

¡Únete a nuestra comunidad en Facebook!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
Paciencia fue la clave de los Dodgers este martes

Una lámpara con luces verdes, rojas y amarillas iluminaba la oscuridad del vestuario de los Dodgers mientras una cortina de humo se apoderaba del lugar.

La atmósfera que parecería ser la imagen de una discoteca de los años 80 era la que los jugadores querían tener para celebrar el triunfo que les permitió tomar una ventaja de 2-1 en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional sobre los Cachorros.

“Este equipo siempre ha mantenido la confianza de poder hacer bien las cosas”, dijo el primera base de Los Ángeles, Adrián González, después de la victoria 6-0 sobre el equipo de Chicago.

El pelotero explicó que estar arriba en la serie de playoffs se debe al gran plan de juego que han conformado para enfrentar la muy buena rotación de abridores de los Cachorros.

Ayer, la estrategia les funcionó a los cañoneros de los Dodgers que lograron disparar 10 imparables en el partido, seis de los cuales fueron en contra de Arrieta.

“Nuestro plan era ser pacientes para esperar que Jake cometiera errores, tenemos jugadores en todo nuestro orden al bat que en cualquier momento pueden hacer daño“, dijo González.

Uno de los jugadores que les cobró factura a los Cachorros fue Corey Seager, quien terminó la noche con tres imparables.

“Salí con la idea de llevar la cuenta de bolas y strikes lo más alta posible para esperar un lanzamiento que me acomodara, fui paciente en mis turnos y eso me funcionó“, comentó Seager.

Los Dodgers castigaron a Arrieta con dos cuadrangulares, uno de ellos por parte de Justin Turner, quien así llegó a seis carreras producidas en la serie.

“Jake me dejó un slider en la zona de strike, un error que no comete muy a menudo, y yo lo aproveché para hacer un buen swing“, explico Turner sobre su jonrón en el sexto inning.

Otra clave en el triunfo de los Dodgers fue la gran actuación que tuvo su pitcher abridor Rich Hill, quien en seis entradas de labor solo permitió dos hits.

“Hizo un tremendo trabajo, se veía que tenía una energía muy especial y eso nos contagió a todos”, dijo Turner sobre la actuación de Hill.

La labor del serpentinero zurdo también fue apreciada por el manager Dave Roberts.

“Rich mantuvo desalentados a los bateadores de los Cachorros todo el partido, su curva fue suficientemente buena para competir contra un muy buen equipo por seis innings“, dijo Roberts.

Te recomendamos