Airbnb demanda al estado de Nueva York

El gobernador Cuomo firma una ley para multar anuncios de ofertas ilegales de alquiler a corto plazo

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Airbnb demanda al estado de Nueva York
Activistas, políticos, hoteleros y sindicatos se oponen a la actividad de Airbnb en la ciudad. /Mariela Lombard
Foto: Mariela Lombard/El Diario Nueva York

El estado de Nueva York dió el viernes un fuerte revés a Airbnb, la plataforma de ofertas de alquileres temporales de hogares residenciales.

El gobernador del estado, Andrew Cuomo, firmó ayer un proyecto de ley que cuando entre en vigor prohibirá el anuncio de ofertas de compartir casa que se consideran ilegales.

¿Cuándo es un anuncio y una oferta ilegal? En el estado lo es cuando se alquila por menos de 30 días una casa o apartamento sin que la persona que es propietario o alquilador por contrato esté en la misma residencia. Hasta ahora no había sanción contra la publicación de las ofertas pero ahora, con la firma de Cuomo de esta ley, se penaliza con una multa a los usuarios que puede llegar hasta los $7,500.

“Se ha deliberado sobre este asunto de una forma cuidadosa pero finalmente son actividades que ya están expresamente prohibidas por la ley. Además, comprometen los esfuerzos por mantener y promover la vivienda asequible permitiendo que estas unidades se usen como hoteles irregulares y se niega a las comunidades ingresos significativos por impuestos que no se materializan, el coste de los cuales lo paga, en última instancia el contribuyente”, explicaba el portavoz del gobernador, Frank Sobrino.

El mismo viernes, Airbnb anunció la interposición de una demanda ante los tribunales de Nueva York por contravenir los derechos de la Primera Enmienda, la Ley de Comunicaciones Apropiadas. La empresa quiere que se tomen medidas preventivas que dejen sin efecto la ley mientras se sustancia la demanda.

Josh Meltzer, responsable de políticas públicas en este estado de Airbnb decía que “como es típico, las negociaciones de trastienda han beneficiado a un grupo con intereses especiales, la industria hotelera que especula con precios, y ha ignorado las voces de decenas de miles de neoyorquinos”. Según Meltzer la mayoría de los ciudadanos de este estado “han abrazado el concepto de compartir su vivienda y seguiremos luchando por una solución política inteligente que funcione para ellos, no para los poderosos”.

La propuesta de ley fue aprobada por la Asamblea de Albany en junio y Cuomo tenía hasta el 28 de octubre para tomar una decisión sobre aprobar o vetar la ley que fue promovida por la asambleísta Linda Rosenthal.

La empresa no considera que este sea su fin en Nueva York ya que asegura que la mayor parte de las ofertas que se hacen a través de su plataforma son legales. Airbnb cree que esta ley es una mayor penalización para una serie de prácticas que no tienen impacto en quienes alquilan sus casas de forma legal. Según esta empresa la mayor parte de quienes comparten su residencia son “personas regulares que necesitan un ingreso extra”.

La empresa ya ha eliminado unas 3,000 ofertas que no cumplen el criterio “one home, one host”, es decir una casa por cada oferta, lo cual elimina la posibilidad de que propietarios tengan constantemente alquilados a corto plazo varios apartamentos de la ciudad y eso constituya un negocio no un dinero extra.

El problema que Airbnb tiene con esta legislación es que “amplía un problema existente, la ley de Nueva York, que data de 2010, no disntingue entre los neoyorquinos de la calle que ocasionalmente comparten su casa de operadores comerciales que eliminan permanentemente un hogar del mercado. Esta empresa, considera que la ley actual apoyada por los sindicatos hoteleros y muchas organizaciones vecinales que temen por el futuro de la asequibilidad de la vivienda, es confusa para los usuarios y apunta a las reglas de Nueva Orleans o Los Ángeles como como el modelo a seguir.

Esta misma semana, en la cuenta atrás para la firma o veto de la ley, Airbnb hizo una propuesta a Albany para una legislación que asegure que solo personas y no empresas realquilan a corto plazo además de reforzar las medidas de seguridad. Airbnb dice además que se han ofrecido a remitir tasas hoteleras al Estado.

Una Gran Manzana semiprohibida

Airbnb canaliza 2.5 millones de ofertas de alquiler a corto plazo en 191 países. Nueva York es uno de sus mayores mercados y donde más dificultades afronta.

Con todo, en la ciudad y según la empresa hay

  • 46,000 hospedadores que generan una actividad económica cifrada en $2,000 millones al año.
  • El 78% de ellos tienen ingresos bajos o moderados.
  • El 72% usan el dinero que ganan hospedando parara pagar sus propias casas pero muchos milenials lo hacen para devolver deuda.
  • Mileniales y mayores de 60 años son los que más rendimiento tienen de esta actividad.
  • El número de hospedadores ha crecido un 78% interanualmente en la ciudad.

 

Te recomendamos