Columna Combate: Miguel Cotto y la presión del calendario

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Columna Combate: Miguel Cotto y la presión del calendario

Hay al menos dos razones importantes para que Miguel Cotto se haya ido en blanco todo el 2016. La primera es su habitual manera de llenar de condiciones a los rivales y dictar el qué, cómo y cuándo se hacen las peleas.

La segunda razón ha sido que las ofertas sobre la mesa no llenan las aspiraciones de un hombre que también se acostumbró a facturar un montón de millones que ya nadie quiere pagarle.

Recordemos que Cotto no sube a un tinglado desde noviembre 21 de 1015 cuando perdió con “Canelo” Álvarez.

‘Manos de Piedra’ Durán: ‘Canelo no le tiene miedo a Golovkin y le ganaría’

Se habló entonces de una revancha, pero no se dio y luego el ‘Cotto Team’ separó fecha para el Barclay Center en junio pensando en Juan Manuel Márquez y ese proyecto también se cayó.

A todo esto Miguel, que en una semana cumple 36 años, se lo toma como un año sabático, lo cual está muy bien y es comprensible, pero debajo de todo hay una realidad y es que las recientes movidas del ídolo boricua lo dejaron sin muchos amigos en el medio.

A ‘Canelo’ Álvarez lo tienta una revancha ante Miguel Cotto

La manera como cortó su relación con Bob Arum después de haber recorrido toda su carrera en Top Rank no le gustó a nadie. Su conexión con Al Haymon tampoco funcionó y aquel pliego de condiciones para las peleas con “Maravilla” Martínez y “Canelo” Álvarez , cuando extendió y complicó las negociaciones de manera insólita, acabó por fatigar a todo el mundo. Por eso a Cotto ya le tienen más miedo en la mesa de negociaciones que en el ring.

Ahora se habla de una pelea contra Tim Bradley para un choque en el que ambos tendrían que ajustar mucho su peso.

El equipo de Bradley ha hablado de ir hasta 150 libras y Cotto que viene bajando desde los medianos tendría que hacer un sacrificio para pelear por debajo de los superwelter.

Un año con el dique seco y un futuro a corto plazo sin nada halagüeño es el baño de humildad que recibe Cotto.

Porque contra Bradley, si es verdad que pelean en 150 libras, no tiene nada ganado, pero sobre todo en materia de bolsa ésta bien podría ser la mas baja en diez años.

Cuando hagan la gira promocional habrá que vender una pelea de dos hombres que ya no son campeones del mundo y que vienen de perder.

A primera vista puede resultar atractiva, y ojalá la hagan para que volvamos a subrayar cuál es la nueva realidad en el boxeo.

Luego la seguimos.

Te recomendamos