Una enfermedad hace que este niño sea un “bully”

La madre de un chico de 13 años escribió una carta que leyó en un video en Facebook para explicar los trastornos que tiene su hijo y que le dificultan relacionarse con sus compañeros de clase. La conmovedora misiva se volvió viral

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
Una enfermedad hace que este niño sea un “bully”

La carta pública de una madre explicando por qué su hijo no es un bully -dirigida a las maestras, alumnos y padres de la escuela a la que asiste el niño- ha causado revuelo en Facebook.

Sonia Buckley leyó la carta en un video, en el que aparece junto a su hijo de 13 años, con el objetivo de concientizar a la comunidad educativa acerca de los jóvenes que tienen discapacidades que no son aparentes a simple vista.

El video se ha visto más de 59.000 veces.

En el mismo, Buckley, quien vive en Australia con su esposo y sus dos hijos, explica que Billy tiene un trastorno de déficit de atención con hiperactividad y otro negativista desafiante.

La mujer señala que, como muchos de los niños y los padres de la escuela desconocen que este tipo de condiciones dificultan el aprendizaje, se apresuran a juzgarlo y asumen que es un niño malcriado que se comporta como un bully. (Voz inglesa que se utiliza para definir a una persona que tiene actitudes agresivas con otros y se aprovecha de ellos).

Diferentes condiciones

El cerebro de Billy no procesa la información como lo haría la mayoría de los niños de su edad. A veces no reacciona suficientemente rápido para decirle que no debe actuar de cierta manera, por eso recurre a lo físico”, le dijo Buckley a la BBC.

A Billy lo han expulsado 10 veces de su escuela secundaria por mal comportamiento.

“Un día, mi hijo regresó a casa llorando. Me dijo que odiaba la escuela y que no tenía amigos. Quise explicar su condición para evitar que siguiera sintiéndose tan excluido”.

La iniciativa de Sonia en Facebook ha generado una variedad de respuestas, la mayoría positivas.

Niño solo sentado en un banco en el parque.
Sonia Buckley asegura que niños como su hijo se sienten excluidos.

Solidaridad

Padres con hijos que tienen condiciones similares, han expresado su apoyo.

“Querida Sonia, gracias por tu video. Me solidarizo contigo y con Billy. Mi hijo tiene Asperger, y por eso entiendo que los demás esperan cosas que él no puede hacer. Sus dificultades no son visibles en un principio porque son de orden social y comunicacional. Les deseo lo mejor”, señaló Kylie R-j en un comentario que hizo en Facebook a raíz del video.

Por su parte, Jenny Lea Colley-Allerton indicó que: “El mundo necesita más gente como tú, que defienda a nuestros hijos hermosos. Mi hijo tiene autismo con las mismas condiciones que describes, y todos los días son una lucha para él”.

Futuro mejor

Otros padres ofrecieron recomendaciones y esperanza.

“Estás haciendo un gran trabajo. Espero que este video te ayude a encontrar padres en una situación similar a la tuya. Creo que es muy importante enseñarle a los niños a tener empatía con otros, sin importar cuál sea su capacidad intelectual. Estoy segura de que, con el paso del tiempo y tu ayuda, Billy encontrará su lugar en el mundo“, comentó Melinda Long.

Shellie Peters señaló que esperaba que Sonia encontrara algún consuelo sabiendo que no estaba sola.

“Mi hijo está dentro del espectro autista, así que entiendo tu dolor. Mi niño ha tenido la suerte de conocer a chicos maravillosos que lo quieren y lo respetan, incluso cuando él se comporta como idiota. Tiene 16 años, pero cuando empezó la secundaria, yo estaba en un estado muy parecido al tuyo en este momento. Pero las cosas van a mejorar. Billy, sigue siendo tu mismo, no cambies por nadie”.

Salón de clases.

El objetivo del video era concientizar a la comunidad escolar acerca de las discapacidades que no se ven.

Buena recepción

Hubo quienes se sintieron muy identificados con la historia del chico.

“Ver este video me sacudió. Yo tengo la misma discapacidad. Siempre fui el excluido en la escuela. Hasta el día de hoy, no tengo amigos. Abandoné la escuela y mi vida se vino abajo, pero ahora soy un aprendiz de pintor. Hay esperanza para jóvenes como Billy y como yo”, escribió Jario Cunningham.

Otros padres invitaron a Billy a jugar con sus hijos, como fue el caso de Sara Maskall.

En el video, Sonia cuenta que su niño nunca ha sido invitado a una fiesta de cumpleaños o a quedarse a dormir en casa de sus compañeros de clase.

“Lamento mucho que hayas tenido que escribir y leer la carta. No recibiste apoyo de la escuela, obviamente. La manera en la que Billy te abraza cuando estás triste, me hace pensar que es un buen niño. Vivimos en Rowville, si Billy quiere venir a jugar Xbox con mi hijo de 11 años, aquí los esperamos”.

Buckley le dijo a la BBC que estaba sorprendida de la acogida que ha tenido su video.

Muchos padres y estudiantes me han enviado mensajes privados de apoyo. Otros me han dicho que ahora entienden su comportamiento”.

“Ha sido abrumador -prosigue- descubrir que existe tanta gente en una situación similar. La familia se siente excluida, los padres sienten que fracasaron porque los hijos no se adaptan. Hice este video para que a Billy y a otros jóvenes como él se les entendiera y aceptara”.

Niños corriendo en una escuela.
Los padres de los niños que no logran adaptarse sienten que han fracasado en su educación.

Incredulidad y esperanza

Sin embargo, algunos de los comentarios que ha recibido Buckley han sido críticos.

Hay quienes opinan que el comportamiento del chico es consecuencia de la mala educación que le han dado sus padres.

Sally Sampson escribió: “Este niño necesita que sus padres le impongan disciplina. ¡Portarse mal no es una discapacidad! Lo mejor que puedes hacer para ayudarlo es dejar de excusar su comportamiento”.

Jim Cave expresó una opinión similar.

¿Qué tal si haces un mejor trabajo como madre? No tolero a la gente que inventa excusas para justificar el mal comportamiento de sus hijos y sus fallas como padres”.

Pero Buckley comenta que se siente esperanzada y que, incluso, ya ha notado cambios.

“El día después de hacer el video, Billy regresó a la casa y me dijo que todos habían sido amables con él en la escuela”.

Te recomendamos