Residentes de Long Island City encaran cambios a su vecindario

Los residentes de Long Island City y Astoria aspiran a una rezonificación equitativa

¡Únete a nuestra comunidad en Facebook!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
Residentes de Long Island City encaran cambios a su vecindario
Los vecinos saben lo que una rezonificación puede generar. Archivo
Foto: Gerardo Romo / El Diario

Cerca de 300 personas se reunieron en el Jacob Riis Neighborhood Settlement House en Long Island City el lunes por la noche para discutir el plan de la administración De Blasio para rezonificar el área.

Organizado por la Justice for All Coalition, una alianza apoyada por Faith in New York y conformada por trabajadores locales, la iglesia y grupos de inquilinos de vivienda pública, el foro trató de informar a los residentes locales acerca de lo que está en juego en una potencial rezonificación y, a la vez, compartió la plataforma de demandas de la coalición para un desarrollo equitativo futuro.

“Nos hemos reunido … para unir las voces de nuestra comunidad y decir: ‘mira, tu no puedes construir en Long Island City y construir lo que tu quieres construir. Long Island City no está en venta’”, dijo la doctora Diane Brown, presidenta de la coalición y feligresa de una iglesia local.

Aunque De Blasio se refirió a Long Island City como un sitio potencial para rezonificación en su discurso del estado de la Ciudad en febrero del 2015, la administración todavía tiene que iniciar un proceso de planificación pública en el barrio, y dar detalles específicos sobre el tipo de rezonificación que ellos propondrán. Eso tiene desconcertados a los miembros de la coalición, pero a la vez les ha dado un montón de tiempo para organizarse.

La diversa audiencia que participó en el foro incluyó residentes de Queensbridge Houses, Astoria Houses, Ravenswood Houses y los barrios de los alrededores.

Cathy Dang, directora ejecutiva de CAAAV y miembro del Chinatown Working Group, explicó los esfuerzos de los grupos de Chinatown y el Lower East Side para formar su propio plan de rezonificación como un posible modelo para las partes interesadas en Long Island City. Ambos barrios tienen mercados de bienes raíces en alza, grandes complejos de viviendas públicas, y una sustancial población de bajos ingresos.

“Hemos estado involucrados en el plan durante ocho años. Ocho años para llegar a un documento muy claro y conciso, de 150 páginas, de lo que queremos rezonificar en Chinatown y el Lower East Side. Finalmente estamos en un punto donde estamos comenzando negociaciones con el Departamento de Planificación municipal”, dijo Dang.

“Cuando comenzamos el plan teníamos tres principios básicos: número uno, autodeterminación -personas que son afectadas directamente tienen que elegir [lo que hay] en el plan. Número dos, todos los cambios que sucedan en el barrio tienen que tener en cuenta a los residentes de larga data”.

Sin embargo, como la miembro de la coalición Dr. Sharon Cádiz recordó a la audiencia, los residentes también pueden buscar localmente para encontrar ejemplos de cómo organizarse en contra de los planes de vivienda de la administración. Apenas el mes pasado, los residentes de Sunnyside convencieron al concejal Jimmy Van Bramer de echar abajo un plan de Phipps Houses para un desarrollo de alquiler restringido del que algunos residentes dijeron que sería demasiado alto y carecía de suficiente asequibilidad.

Después que residentes en Maspeth protestaron contra el plan de De Blasio para convertir un hotel en un refugio para desamparados, la administración decidió la semana pasada modificar su plan.

Como concejal de Long Island City, Van Bramer tendrá la última palabra sobre la rezonificación potencial del vecindario. Andrés Villas, subjefe de personal de Van Bramer, asistió al foro y describió los recientes “dimes y diretes” del concejal con la administración como evidencia de la atención que éste presta a la preocupación de sus constituyentes sobre el desarrollo del área.

“Una rezonificación no es solamente algo que debería preocuparnos, sino que preocupa a nuestra oficina”, dijo Villa.

Frustraciones con las rezonificaciones pasadas

Los residentes de Long Island City tienen experiencia de primera mano de cómo el desarrollo urbano a precio de mercado puede cambiar el perfil de un vecindario. El barrio fue objeto de una rezonificación en 2001, bajo la administración Bloomberg, que condujo a la creación de más de 10,000 nuevas unidades de vivienda, además de la rezonificación y renovación del área costera.

El público aplaudió y asintió a medida que los miembros de la coalición describieron cómo rezonificaciones pasadas de Long Island City fallaron en crear un número suficiente de puestos de trabajo sindicalizado, oportunidades de contratación local, y vivienda realmente asequible, mientras que forzaron el aumento de los alquileres y el desplazamiento de las tiendas asequibles. Miembros de la audiencia se lamentaron de que un C-Town en Broadway y la calle 29 será reemplazado con un Food Emporium más caro, como parte de un proyecto de desarrollo de vivienda, según informó DNAinfo este mes.

Una oradora describió su frustración al solicitar por vivienda asequible en el cercano desarrollo de vivienda de Hunter’s Point y no recibir respuesta a su solicitud. Otra describió cómo no pudo pagar un apartamento para dar cabida a su anciana madre y tuvo que enviarla a un asilo de ancianos en la Florida.

“No es suficiente tener que enviar lejos a tu familia y tener que dejar la comunidad que llamas hogar”, dijo Mayra Mercado, una residente de Astoria.

Aunque muchos de los residentes de bajos ingresos del barrio residen en viviendas públicas y por lo tanto están protegidos contra la subida de los alquileres en el mercado privado, aún siguen luchando con los crecientes costos de vida y tienen cada vez más pocas opciones para salir de NYCHA, dijo a City Limits Andrew Hausermann de Faith in New York. Además, cumpliendo con un mandato federal, NYCHA ha aumentado los alquileres en los últimos años, aunque, de acuerdo con la Autoridad de Vivienda, ninguna familia pagará más del 30% de sus ingresos en alquiler.

Sin embargo, los últimos cambios en la forma de NYCHA hace negocios —desde el alquiler de bienes infrautilizados a desarrollos privados, a su transferencia de algunos complejos de vivienda pública a los desarrolladores bajo el programa federal Rental Assistance Demonstration (RAD) — ha dado lugar a la percepción de que los residentes de vivienda pública son los siguientes en la línea para ser desplazados. Si bien pueden plantear otras preocupaciones, ninguno de los programas daría como resultado el desplazamiento directo de los residentes.

Pero los temores sobre la “privatización” fueron palpables en el foro, con un líder de la asociación de inquilinos de Queensbridge Houses advirtiendo a los residentes que NYCHA podría vender su complejo a un desarrollador y que ellos quedarían por fuera por los aumentos de alquiler. Isaac McGinn, portavoz de NYCHA, dijo en un correo electrónico a City Limits que tales rumores eran “evidentemente falsos”.

“Cada paso que estamos dando bajo NextGeneration NYCHA, el plan estratégico de diez años de la Autoridad de Vivienda, es para prevenir el abandono de las viviendas públicas como ha ocurrido en otras ciudades. Los residentes pueden estar seguros de que esas afirmaciones son completamente falsas y sin fundamento”, dijo McGinn, añadiendo que la administración De Blasio ha invertido millones de dólares en mejoras en Queensbridge y que no había acuerdos de privatización en curso.

Es cierto, sin embargo, que la Ciudad está haciendo un desarrollo en Astoria Houses con una escuela y vivienda para las familias que ganan el 60% del AMI ($54,360 para una familia de 4), un proyecto iniciado por la administración Bloomberg. Cincuenta por ciento del total de unidades se reservará para residentes de NYCHA de desarrollos en los cinco condados.

Coalición exige la asequibilidad, puestos de trabajo locales

La coalición pidió a la audiencia su opinión en un boceto de lista de principios para una rezonificación equitativa. De la vivienda creada por una rezonificación, la coalición dice que el 10% debe ser reservado para las personas sin hogar, el 30% debe ser para los residentes que tienen ingresos entre 25% y 60% del AMI (o $ 21,575 a $ 51,780 para una familia de cuatro), y 10% debe ser para las familias de ingresos medios que hacen entre el 60% y el 100% del AMI ($51,780 y $ 86,780 para una familia de cuatro). La coalición también enumera una serie de estrategias anti-desplazamiento para preservar la vivienda asequible, tales como la creación de un crédito fiscal para los propietarios de pequeños edificios que continúen proporcionando viviendas asequibles, y la aprobación de la Intro 214, que crearía el derecho legal a un abogado en la corte de vivienda.

La coalición quiere que el 30% de los trabajos de construcción generados por la rezonificación y que el 50% de los puestos de trabajo permanentes en la industria hotelera y al por menor se reserven para los residentes locales, y para desarrolladores que ofrezcan buenos salarios y programas sindicales para aprendices. También quieren que haya inversión en negocios locales, incluyendo instalaciones de fabricación, y apoyo para la creación de nuevas empresas y cooperativas de trabajadores. Otros barrios de rezonificación han hecho demandas económicas similares, pero mientras que la administración De Blasio ha ofrecido a esos vecindarios recursos para el desarrollo del personal y apoyo a las pequeñas empresas, hasta ahora se ha negado a enlazar los requerimientos de mano de obra a las aplicaciones de uso del terreno.

La coalición está decidida a que “las necesidades de vivienda pública estén en el centro de la conversación y el proceso en torno a la rezonificación”, y exige reparaciones oportunas de los apartamentos de NYCHA existentes y que a los residentes de viviendas públicas se les dé una oportunidad sólida de conseguir algunas de las nuevas unidades creadas mediante el desarrollo de vivienda.

La coalición también pide un compromiso con la participación real de la comunidad en el próximo proceso de planificación, con pre-avisos de las reuniones oficiales y la publicación clara de los comentarios de las partes interesadas sobre el plan. Por último, pero no menos importante, exige inversiones en infraestructura, incluyendo mejoras en los espacios verdes, en el transporte, iniciativas para proteger la línea costera del cambio climático, y que la Ciudad garantice que el propuesto tranvía Brooklyn Queens Conector (BQX) verdaderamente brinde servicio a los residentes de viviendas públicas.

Brown dijo que, además de trabajar para asegurar que una futura rezonificación refleje sus principios, la coalición va a luchar por la vivienda asequible en los proyectos de desarrollo que están actualmente en marcha.

Muchos funcionarios electos, entre ellos miembros de la administración De Blasio y otros, fueron invitados pero no asistieron a la reunión.

Los residentes de Long Island City y Astoria que deseen participar en la lucha de Justice for All Coalition por una rezonificación equitativa están invitados a reuniones mensuales en la Community Church de Astoria, en el 14-42 Broadway. La próxima reunión será el 14 de noviembre, de 7 p.m. a 8:30 p.m.

La versión en inglés de este artículo se puede leer en CityLimits.Org

Te recomendamos