Fiscalía de Manhattan busca frenar muerte de obreros hispanos

Realizarán una campaña para intercambiar tarjetas falsificadas de OSHA por horas gratis de entrenamiento sobre seguridad

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Fiscalía de Manhattan busca frenar muerte de obreros hispanos
Trabajadores de la construcccion en Nueva York. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario NY

Los casos de trabajadores que mueren en las zonas de construcción se siguen repitiendo en la Gran Manzana, y por ello la Fiscalía de Manhattan busca evitar que más obreros sigan laborando con tarjetas falsificadas que los acreditan como haber realizado los entrenamientos de seguridad laboral.

Luego de un reportaje realizado por El Diario en el que se demostró que mucho trabajadores laboran con tarjetas falsificadas de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), algo que los pone en riesgo, la Fiscalía anunció la realización de una   campaña para instar a los trabajadores a que entreguen esas credenciales a cambio de 10 horas de entrenamiento en materia de seguridad.

La iniciativa de la Fiscalía, denominada el Primer Intercambio de Tarjetas de OSHA 10 Falsificadas, se llevará a cabo los días 14, 16, y 19 de noviembre, en conjunto con el Departamento de Investigaciones de la Ciudad y los Consulados de México y Ecuador.

Con este intercambio, además de  recibir el entrenamiento gratis a cambio de las tarjetas falsificadas de OSHA, los jornaleros también evitarán ser arrestados. En esas 10 horas se les enseñarán  medidas de seguridad básica, los derechos del trabajador y cómo reportar irregularidades.

La falta de entrenamientos en español, los precios de este tipo de adiestramiento y la necesidad de obtener un trabajo inmediato han llevado a muchos hispanos a correr el riesgo de conseguir tarjetas falsificadas y no conocer las normas básicas para evitar los accidentes en las zonas de construcción.

Según datos de OSHA, en lo que va del año se han registrado 10 muertes de obreros en construcciones, y 7 han sido hispanos. Aunque la cifra ha disminuido en comparación con el mismo periodo del 2015, cuando hubo 17 muertes siendo 10 de ellos de latinos, el número de fallecimientos todavía sigue siendo alarmante.

El entrenamiento en noviembre es una manera de educar a más trabajadores y también de que la Fiscalía pueda encontrar quienes son las personas vendiendo estas tarjetas.

“Una de las cosas grandiosas de Estados Unidos es que no tienes  que ser rico y famoso para ir al gobierno y denunciar que hay algo inapropiado. Eso es parte de nuestra misión con la oficina de fraude de construcción, nosotros escuchamos a la persona con el salario mínimo y ellos pueden crear un caso gigante contra una persona rica, poderosa”, dijo la fiscal Diana Florence .

La campaña representa un cambio en la forma en que la Ciudad está lidiando la lucha contra la falsificación de las tarjetas de OSHA-10.

Según el comisionado del Departamento de Investigaciones, Mark Peters, por los pasados 18 meses han estado cambiando la manera en la que investigan los casos de esos documentos falsificados ya que entienden “la enorme presión que tienen los trabajadores para comprar esas tarjetas falsas”.

En vez de acusar al individuo, están investigando sistemáticamente el problema. “La manera más efectiva para combatir este problema es construyendo un caso sistemático contra las personas que están dando y forzando a los trabajadores a usar esas tarjetas falsas”, dijo Peters.

Pero además, el comisionado reconoció que hay que ofrecer entrenamiento en español a bajo costo para que los jornaleros tengan la oportunidad de ser adiestrados sobre las medidas de seguridad.

Consulados fueron pioneros

Aunque trabajarán en conjunto con la Fiscalía, los consulados de México y Ecuador ya habían realizado campañas similares, para entrenar a los obreros de sus nacionalidades que trabajan en las zonas de construcción.

“Los talleres se realizan en la sede del consulado porque es un lugar en el que los trabajadores se sienten seguros. Saben que pueden acudir aquí sin importar su condición migratoria, además de ser fácilmente accesible a través de transporte público y que los cursos se imparten en español y de manera gratuita”, dijo el cónsul de Asuntos Públicos del Consulado de México, Carlos Gerardo Izzo.

El primer evento se llevará a cabo en el Consulado General de México comenzando el 14 de noviembre. Para participar en el entrenamiento gratis, que tiene un capacidad para 40 personas, el interesado debe pre-registrarse llamando a Mario Ancheta, oficial consular, al (212) 217-6423. El trabajador debe traer y entregar la tarjeta falsa antes de comenzar el curso.

Detalles de la campaña

Detalles del evento.

Juicio por muerte de ecuatoriano

Este lunes comenzó el tercer juicio por el caso de Carlos Moncayo, un obrero ecuatoriano que falleció en una zona de construcción en Manhattan el año pasado. Aunque su caso no está relacionado a las tarjetas falsas de OSHA, la Fiscalía de Manhattan asegura que es un claro ejemplo de los riesgos que enfrentan diariamente estos trabajadores.

En la primera sesión de este tercer juicio se escogió al juez Anthony Ferrara y al jurado que decidirá  la culpabilidad de Wilmer Cueva, el capataz encargado en la zona de construcción donde falleció Moncayo.

Cueva, quien también es de origen ecuatoriano y trabaja para Sky Material Corp., se hizo presente este lunes en la corte junto a su familia quien le ofrecía apoyo durante este proceso. En la sala del tribunal Cueva tuvo que usar un traductor.

El abogado de Cueva, César Castro, expresó fuera de la corte que su defendido no tenía el conocimiento de los riesgos ni la autoridad para salvar la vida de Moncayo. “Las personas responsables de explicarles los riesgos no lo comunicaron”, dijo Castro recalcando que el superintendente y no el capataz tienen la responsabilidad de la seguridad.

La constructora general, Harco Construction LLC, fue declarada culpable por la muerte de Moncayo el pasado junio en un juicio sin jurado. Sin embargo, en el segundo  juicio contra el supervisor Alfonso Prestia, no se logró una decisión, debido a que el jurado no llegó a un acuerdo unánime. Actualmente la Fiscalía de Manhattan está en proceso de iniciar un nuevo juicio contra Prestia.

El caso Moncayo se convirtió en un símbolo de los derechos que tienen los trabajadores inmigrantes en la Gran Manzana. Al comenzar la investigación del caso, la fiscal que representa la familia Moncayo, Diana Florence, descubrió que muchos de los compañeros de trabajo del joven de 22 años, no sabían las medidas de seguridad o sus derechos.

 

 

Te recomendamos