Un hombre en Reino Unido engañó en, aproximadamente, 23 ocasiones a su esposa, debido a, afirmó, su adicción al sexo y por la envidia que provocaba la atención que su pareja manifestaba a los hijos de ambos. Esto de acuerdo a un reportaje publicado en el diario The Independent.

En la publicación, el hombre, un detective de la policía, identificado como Pete, relató que fue después de 23 años de casados cuando decidió contarle a su mujer que la había engañado con al menos 23 mujeres, aunque él supuso que fueron más sus amante.

Peter explicó que la primera vez que cometió una infidelidad fue durante su estancia en un programa de entrenamiento con la Policía, el cual duró 14 semanas, por lo que se acudía a casa los fines de semana, y su esposa estaba embarazada de su primer hijo.

En The Independent relató que fue a partir de ese momento que el hombre empezó sostener relaciones fugaces con diversas mujeres, de las cuales sólo con una sostuvo una relación de poco más de dos años.

Esta situación se volvió excitante para Pete, que la justificó por su presunta adicción al sexo y su anhelo de amor incondicional cuando veía las atenciones que su esposa le proporcionaba a sus pequeños hijos.

Sin embargo, fue a los 23 años de matrimonio cuando la esposa del hombre descubrió la doble vida que éste llevaba, por lo que le pidió que asistiera a una terapia, a través de la cual lograron salvar su relación.