El L.A. Galaxy explota justo a tiempo

Tras su victoria ante el Real Salt Lake, los angelinos recibirán el domingo a Colorado para disputar el primer juego de la semifinal de la Conferencia Oeste de la MLS

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

El L.A. Galaxy explota justo a tiempo

El africano Emmanuel Boateng tuvo una gran noche al marcar dos anotaciones que llevaron al Galaxy de Los Ángeles a vencer 3-1 al Real Salt Lake.

El triunfo que consiguió en el StubHub Center le permitió al cuadro angelino avanzar a las semifinales de los playoffs de la Conferencia Oeste en donde el domingo se encontrará con el Rapids de Colorado, que acabó en el segundo lugar.

En el partido de eliminación directa que se efectuó la noche del miércoles en Carson, Boateng se convirtió en una verdadera pesadilla para la zaga del conjunto visitante.

El mediocampista ghanés se mostró incontenible, sobre todo por el sector derecho, y a base de una gran velocidad se convirtió en la pieza que desniveló el encuentro en favor de los galácticos.

El Galaxy tardó apenas 13 minutos para abrir el marcador con una gran jugada que Alan Gordon terminó por rubricar con un cabezazo que venció al arquero visitante, Nick Rimando.

La acción la inició Landon Donovan, quien por la banda derecha envió un centro al área que fue extendido por Giovani dos Santos al peinar la pelota con la testa.

El esférico siguió su vuelo hasta que Gordon lo remató de cabeza para de esa manera darle la ventaja a su equipo.

Cinco minutos después, Real Salt Lake empató con un penalti que marcó el árbitro Alan Kelly, pero que en las repeticiones de video se ve que el encargado de impartir la justicia se equivocó.

En la acción, el jugador del cuadro vinotinto, Javier Morales, se enganchó con Boateng, pero el árbitro se dejó impresionar al marcar el penal que fue anotado por Joao Plata.

El cuadro de Los Ángeles retomó el control de la pizarra al 22’ cuando Boateng entró a bayoneta calada dentro del área para batir a Rimaldo con un suave disparo a su mano derecha.

El mismo Boateng se encargó de concebir la tercera anotación galáctica al desbordar sin problemas al lateral derecho del Real Salt Lake, Demar Phillips, para después fusilar al arquero visitante al 33’.

Apenas un minuto después el jugador africano le aplicó la misma jugada a Phillips, quien esta vez optó por cometer una fuerte falta que le valió la tarjeta amarilla.

El par de goles de Boateng iniciaron con un pase de Gordon, quien así sumó dos asistencias y una anotación en el partido.

En la parte complementaria, el equipo de Los Ángeles se dedicó a cuidar el marcador manteniendo la posesión de la pelota que en repetidas ocasiones llevó a los 18,000 aficionados presentes en el estadio a entonar el coro de “!olé…olé…olé!”.

Te recomendamos