Los pros y los contras de las tarjetas de regalo y de prepago

El dinero puede ser rey, y aunque estos plásticos pueden ser un gran detalle, hay que tomar en cuenta un par de cosas para que así lo sean

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Los pros y los contras de las tarjetas de regalo y de prepago

La Navidad prácticamente está a la vuelta de la esquina y por ende, llega el mismo dilema de todos los años: ¿qué le voy a regalar a mi familia o a mis amigos?

Buscar el regalo perfecto para una persona en específico conlleva invertir mucho tiempo en recorrer diversas tiendas departamentales para encontrar aquello que creemos es el obsequio ideal; sin embargo, no siempre lo que nos gusta es del agrado de los demás, llevándose cada uno una tremenda decepción.

Por falta de tiempo y de presupuesto, así como por no querer dar algo que quizá no guste, muchos optan por tarjetas de regalo y de prepago; sin embargo, para que se conviertan en el regalo ideal, hay que tomar en cuenta algunos aspectos.

Tarjetas de regalo

Pros

En una palabra: conveniencia. Simplemente poder comprar tarjetas para comercios o tarjetas de red de pagos (American Express, Discover, MasterCard y Visa) en una farmacia, una tienda minorista o un supermercado. También pueden adquirirse en línea y te las envían a ti o a quien se la deseas regalar por correo. Las leyes federales establecen que las tarjetas deben tener vigencia por al menos 5 años, a partir de la fecha de compra o desde la última fecha en que se les agregó dinero adicional.

Las leyes estatales también proporcionan protecciones adicionales.

Contras

Las tarjetas para comercios solo pueden utilizarse en la tienda física o en línea del minorista emisor. Si la empresa desaparece, el destinatario puede no disfrutar del valor total de la tarjeta o tal vez, esta pierda valor. Además, el comercio puede no ser el favorito del destinatario de la tarjeta. Si le envías una tarjeta de regalo a alguien en una región diferente en Estados Unidos o en el extranjero, puede que haya pocas tiendas en ubicaciones convenientes (o ninguna). También, pueden existir pequeñas cuotas para comprar y activar las tarjetas de red.

Seguridad

Según la Comisión Federal de Comercio, algunos emisores no reemplazan las tarjetas de regalo perdidas o robadas. Otros lo harán, presentando evidencia de compra y el número de identificación de la tarjeta. Por eso, se recomienda entregar la tarjeta con su recibo. Pero no esperes la devolución de ningún valor robado antes de informar la pérdida.

Los estafadores también pueden copiar los códigos de las tarjetas de regalo mientras todavía están a la venta, para luego robar el dinero que el dador del regalo le carga a la tarjeta. Antes de comprar una tarjeta de regalo, asegúrate de que tenga calcomanías de protección o una capa antialteración.

Además, no debes adquirir tarjetas cuyo PIN haya sido revelado o la calcomanía parezca haber sido reemplazada.

Nuestro consejo

No regales una tarjeta para comercios, a menos que estés seguro que al destinatario le encanta la tienda. Casi mil millones de dólares en tarjetas de regalo se desperdiciaron en el 2015, de acuerdo con la empresa CEB que hace investigación de mercado.

Tarjetas prepagadas

Ventajas

Las tarjetas prepagadas pueden utilizarse donde quiera que acepten American Express (3.4 millones de ubicaciones en EEUU) o MasterCard y Visa (12 millones). Además, los destinatarios de las tarjetas pueden agregarle dinero a una tarjeta y continuar utilizándola para pagar compras. (Estas tarjetas también representan una buena herramienta para manejar el dinero). Asegúrate de regalar tarjetas con tarifas bajas o sin tarifas mensuales u otros cargos al usuario.

Desventajas

Usualmente, pagarás poco dinero por una tarjeta prepagada en una tienda o en línea. No todas las tarjetas prepagadas son un buen trato. Algunas tienen cargos que pueden acabar con el saldo de la tarjeta. Al calificar 20 tarjetas prepagadas a principios de este año, recomendamos solo la mitad de ellas.

Seguridad

Muchos emisores de tarjetas prepagadas ofrecen de forma voluntaria al consumidor protección contra pérdida por fraude como con las tarjetas de débito, limitando tu responsabilidad a $50 si reportas el uso no autorizado dentro del período de 2 días, luego de descubrirlo. Las tarjetas prepagadas con las marcas MasterCard y Visa van más allá y ofrecen responsabilidad cero. Sin embargo, para obtener dichas protecciones, debes registrar la tarjeta. En octubre, la Oficina de Protección Financiera del Consumidor emitió una norma que requiere que todas las tarjetas prepagadas tengan las protecciones de responsabilidad de las tarjetas de débito, pero la nueva regulación no tendrá vigencia hasta octubre del 2017.

Nuestro consejo

3 tarjetas se destacaron en nuestras calificaciones: Bluebird de American Express y Walmart, Chase Liquid Visa y Green Dot Prepaid Visa. Sacaron altas calificaciones por su seguridad (están aseguradas por la Corporación Federal de Seguro de Depósitos), accesibilidad de tarifas y transparencia.

También salieron bien calificadas por su valor (tarifas bajas).

Te recomendamos