En lucha contrarreloj, Clinton se lanza con todo para ganar

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

En lucha contrarreloj, Clinton se lanza con todo para ganar

WASHINGTON.- En una dura lucha por su vida política, la demócrata Hillary Clinton se ha lanzado con todo para atacar a Donald Trump y sumar votos, en medio de predicciones contradictorias sobre quién ganará el próximo martes.

Las polémicas declaraciones del jefe de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, sobre una nueva revisión de los correos electrónicos del servidor personal de Clinton cuando fue secretaria de Estado (2009-2013) han sido una “bomba” con impredecibles resultados en las urnas.

Se trata, además, de una nueva “sorpresa de octubre”, tras la revelación, el pasado 7 de octubre, de un video de 2005 en el que su rival republicano, Donald Trump, donde se expresaba de forma vulgar hacia las mujeres.

Eso le costó a Trump una enorme caída de apoyo entre las mujeres pero ahora, con los reflectores nuevamente apuntando a Clinton, éste se regodea de que Comey revisará miles de correos electrónicos que aparentemente “son pertinentes”, debido a posible información clasificada en un servidor personal.

En la recta final de la contienda, Clinton ha incrementado sus ataques contra Trump y hoy mismo participará en un acto electoral en el área de la bahía de Tampa (Florida) con la ex Miss Universo venezolana, Alicia Machado, quien ha acusado al magnate empresarial de malos tratos tras ganar el certamen en 1996.

En paralelo, la campaña de  Clinton también difundió un anuncio televisivo que recopila algunas de las declaraciones más controvertidas de Trump sobre las mujeres -un bloque electoral clave y codiciado por ambos-, y su cuenta en Twitter está repleta de argumentos de por qué éste “no es apto para la presidencia”.

Clinton no ha atacado directamente la decisión de Comey, pero sus aliados y partidarios dentro y fuera del Congreso sí lo han hecho con furia, acusándolo incluso de querer influir en los comicios.

Una fuente de su campaña, que pidió el anonimato, dijo hoy a este diario que la máxima prioridad “es ganar el próximo martes”, por lo que Clinton seguirá “explicando que no se trata solo de ganar, sino de mejorar la calidad de vida de los estadounidenses.

Exigen explicaciones

Los nuevos correos electrónicos fueron hallados en un dispositivo de Huma Abedin, una asesora de alto rango de Clinton, en el marco de una investigación del escándalo sexual del esposo de ésta, el excongresista demócrata por Nueva York, Anthony Weiner.

Los demócratas, y algunos republicanos, han pedido que el FBI explique la revisión de esos correos electrónicos para aplacar las especulaciones y evitar una indebida influencia en las elecciones.

Se calcula que unos 22 millones de estadounidenses ya han votado de forma anticipada en muchos estados del país, y no está claro si el nuevo escándalo afectará la contienda.

Pero Trump y los legisladores republicanos que afrontan la reelección se frotan las manos con la esperanza de que esta tormenta política los beneficie en las urnas, especialmente porque las encuestas reflejan la desconfianza de muchos votantes hacia Clinton.

“Los candidatos demócratas del Senado en todo el país deben explicar ahora a los votantes por qué están tan ansiosos de defender su honestidad y confianza, a ocho días de los comicios”, dijo ayer el comité que promueve a candidatos republicanos en la Cámara Alta.

Pero Meredith Kelly, portavoz del comité de campañas demócratas del Senado, argumentó que los legisladores republicanos no buscan transparencia sino obstruccionismo mediante investigaciones “sin fundamento”, prometiendo así más estancamiento en el Congreso.

En julio pasado, Comey había determinado que Clinton fue “descuidada” al exponerse con un servidor personal pero que eso no constituyó una conducta criminal. Ahora, Comey se ha convertido en un “saco de boxeo” de los partidarios de Clinton.

 Votantes en vilo

Las encuestas dan a Clinton una leve ventaja sobre Trump, en una contienda que en el último año ha sido tan convulsionada como impredecible.

David Caputo, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Pace en Nueva York, señaló que Clinton sigue ganando en el Colegio Electoral, donde se requieren al menos 270 votos para alzarse con la presidencia, aunque ésta tendrá que ganar en la zona central, además de los estados de Pensilvania, Nevada y Carolina del Norte.

Caputo ha vaticinado que, ante lo reñido de la contienda, es muy probable que sigan las acusaciones de “fraude” electoral y hasta posibles demandas judiciales, tal como ocurrió tras la reñida votación en Florida en 2000.

Pero Allan Lichtman, analista y profesor de Historia en The American University en Washington, sigue pensando que, pese a su controvertida campaña, Trump será el ganador de los comicios.

Autor de “Predicting the Next President: The Keys to the White House”,   Lichtman e hizo famoso por inventar 13 claves que han acertado al ganador de la presidencia desde 1984.

Lichtman asegura que Trump ganará por “estrecho margen”, pero también advierte de que ésta no ha sido una contienda convencional en absoluto y, por lo tanto, podría alterar el sistema de predicciones.

Una vez pasadas las elecciones, el siguiente reto será la reconciliación nacional de las distintas facciones, por ahora en una lucha campal que está poniendo a prueba el proceso democrático en Estados Unidos, según expertos.

Te recomendamos