Lo que está en juego en Albany

Los resultados en algunas contiendas para la Legislatura estatal definirán el rumbo de medidas importantes para la comunidad latina

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Lo que está en juego en Albany

Aunque toda la atención de las elecciones generales del próximo 8 de noviembre se ha centrado en la lucha por la Casa Blanca entre Hillary Clinton y Donald Trump, la Legislatura estatal de Nueva York también protagonizará unos comicios que son cruciales porque del resultado depende que avancen leyes clave para la comunidad hispana como el DREAM Act.

Es por esto que el mismo gobernador Andrew Cuomo ha estado muy activo en la campaña de varios senadores demócratas en los pasados días, porque de lograr el control del Senado, podrían tener luz verde varias medidas que han estado estancadas, además de impulsar la agenda progresista del mandatario estatal con leyes más fuertes sobre vivienda asequible, la reforma judicial, la reforma ética y el DREAM Act.

Actualmente el Senado está controlado por 31 republicanos, que han logrado mantener el poder, en parte, gracias a las alianzas que han realizado con los miembros de la Conferencia Demócrata Independiente (IDC), un grupo de cinco senadores demócratas que pueden mover la balanza haciendo pactos para avanzar proyectos específicos.

Se espera que luego de  los comicios del martes que el IDC aumente a seis, con la inclusión de la próxima nueva senadora dominicana Marisol Alcántara, quien tendrá un papel clave en mover las piezas en Albany.

Cuomo busca que los demócratas recuperen el control  de la próxima Legislatura, para que su agenda pueda avanzar aunque sea necesario hacer alianzas con el bloque del IDC.

Otros de los temas que están pendientes en la agenda en Albany es la iniciativa para la liberación de $2,000 millones para asuntos de vivienda y el proyecto de aprobación de fondos para los beneficiarios de DACA.

Lucha por las curules

En el caso concreto del Senado estatal, según los más recientes sondeos, las contiendas por 40 de las 63 curules parecen estar muy apretadas, mientras en las 23 restantes ya se cuenta con una vasta mayoría y por ello ya se da por sentado quienes tienen los pies puestos en Albany, siendo 15 de ellos demócratas y 8 republicanos.

Esa es la historia de la dominicana Alcántara, quien en los comicios por el escaño que deja el senador Adriano Espaillat quien ahora será congresista federal a Washington, tiene el camino libre, pues ninguno de sus tres contrincantes alcanza un apoyo considerable para competir contra ella.

Su llegada a Albany es vista como un hecho histórico, pues no solo aumenta el número de mujeres en la Cámara Alta, donde hay apenas 11 senadoras, sino que se convertirá en la única latina en el Senado estatal, algo que ella misma lamenta. En esa cámara hay apenas solo cuatro políticos de origen hispano.

“Nosotros los latinos somos más del 30% del estado y da pena y vergüenza que voy a ser la única mujer latina allí y que en la Asamblea solo haya tres latinas, pues los números no van con nuestra población”, comentó.

Y aunque la mayoría de los senadores, 57, buscarán su reelección, expertos preveen que podría haber ciertos cambios en estas elecciones que redefinirían el poderío entre demócratas y republicanos.

En el caso de la Asamblea se prevé que de las 150 curules en juego, ya están aseguradas 48 para los demócratas y 17 para los republicanos, mientras que hay 14 escaños abiertos y algunas contiendas reñidas en el resto.

Otra dominicana, Carmen de la Rosa, será una de los nuevos huéspedes de la Asamblea desde la segunda semana de enero, cuando la Legislatura estatal reanude sus labores, y ya ha asegurado que se centrará en las necesidades de su comunidad.

“Mi enfoque como asambleísta será hacer que el gobierno sea más accesible a la gente, conectando a más personas a los servicios y conectando los fondos a prioridades como la educación”, comentó De la Rosa.

Desbalance

Pero más allá del optimismo que genera la presencia de nuevos rostros latinos en Albany, expertos coinciden en que siendo la población hispana de Nueva York el 32%, su representación es insignificante, más aun cuando hay temas urgentes por definir en materia de vivienda, educación y salarios, entre otros, que afectan a esta comunidad.

“Todo lo que ellas puedan hacer está por verse, pues aunque tienen probabilidades altas allá, ello no cambia mucho los números, ya que el juego político neoyorquino no deja de ser el de tres hombres en el salón repartiendo el bacalao”, aseguró Carlos Vargas, investigador asociado del Centro de Estudios Puertorriqueños.

“A excepción de la presidenta del Concejo, ningún hispano tiene un puesto muy influyente, menos dentro de la Asamblea o el Senado como para influir sobre esos tres hombres del salón (el gobernador Cuomo, Carl Heastie de la Asamblea y John J. Flanagan del Senado)”, dijo. “Hay un reto que es hacer coaliciones con otros grupos para poder conseguir mejoras en el empleo, condición de la vivienda, educación, y la salud pública, que son problemas de índole constante”.

El propio senador José Peralta afirmó que es evidente que los latinos no estamos representados en los números que nos corresponden en la Legislatura estatal, pero aseguró que así sean pocos los hispanos en Albany, trabajarán unidos.

Contiendas reñidas en el Senado Estatal

  • El demócrata Ryan E. Cronin desea desbancar al senador republicano Kemp Hannon por el Distrito 6.
  • El demócrata Adam Haber compite por el Distrito 7 contra el republicano Elaine Phillips por el escaño que está vacante.
  • El republicano Christopher McGrath y Laurence “Seth” Hirsh del Partido Verde compiten contra el senador demócrata Todd Kaminsky para quedarse con su cargo por el Distrito 9.
  • El senador republicano Terrence Murphy, actualmente en el cargo, deberá enfrentar a los demócratas Alison Boak y Andrew Falk por el Distrito 40.
  • En el Distrito 41 el demócrata Terry W. Gipson quiere desbancar del cargo a la senadora republicana Susan Serino.
  • La demócrata Amber Small, el republicano Christopher Jacobs y James DePasquale del Partido Verde, compiten por el escaño vacía del distrito 60 del Senado estatal.

 

Te recomendamos