Usan su rostro sin permiso y ella demanda a fotógrafo

Creía que recibiría un corte de pelo gratuito a cambio de mostrar su rostro en un salón de belleza en Harlem, pero su cara acabó en todas partes

¡Únete a nuestra comunidad en Facebook!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
Usan su rostro sin permiso y ella demanda a fotógrafo
El salón de belleza 'Nu Locs Natural Parlor' se encuentra en el 423 de Malcolm X Blvd.
Foto: Google Maps

¿Te imaginas ver tu rostro en artículos que nada tienen que ver contigo?

Rosella Williams, una vecina de Harlem, denunció al fotógrafo Jose Formento  y a la compañía de suministro de fotografías, Eyecandy Images, porque ambos, sin su consentimiento, se dedicaron a difundir su imagen después de un vil engaño.

Williams se tomó unos retratos en 2007 y accedió a que estos se expusieran en el salón de belleza al que acudía normalmente a cambio de un corte de pelo gratuito. El acuerdo entre ella, el salón Nu Locs Natural Parlor y el fotógrafo fue verbal, sin que hubiera ningún contrato firmado de por medio.

Varios años después, Williams fue alertada por conocidos del uso de su imagen en varias publicaciones y websites. En algunas, usaban su rostro como ejemplo de “exmujer celosa” o “sufridora de estrés postraumático”.

Rosella, una bella mujer empresaria, decidió tomar cartas en el asunto y acudió a la Corte Suprema de Manhattan para que la justicia decida sobre este uso ilegal de su imagen. Ya lo hizo en 2013, cuando su rostro apareció en anuncios de la cadena Rite Aide y ahora, volvió a denunciar porque se vio protagonizando un artículo titulado: “La madre de la hija de mi marido me odia”, entre otros.

Según alertó el abogado de Williams, las fotos de su clienta han vuelto a aparecer recientemente en varias publicaciones como imagen de stock en artículos de contenido delicado.

“Su imagen ahora se asocia en artículos que la dibujan como una mujer mala, enfadada o con problemas mentales, nada de lo cual es cierto”, explicó el letrado Andrew Celli al Daily News.

En la demanda aseguran que las fotos han dañado a la mujer a varios niveles y que ha visto afectado su estado emocional, profesional y su posición en la comunidad. 

Te recomendamos