7 alimentos que toda mujer debe incluir en su dieta diaria

Nutricionista certificada resalta los posibles beneficios de cada uno de ellos en el organismo femenino

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
7 alimentos que toda mujer debe incluir en su dieta diaria

Hay ciertos alimentos que por los componentes que poseen resultan fabulosos para la salud de la mujer, ya que pueden ayudar a fortalecer su sistema inmunológico, prevenir ciertas enfermedades, mejorar la apariencia de la piel y cabello y retardar el proceso del envejecimiento.

La nutricionista registrada Claudia González, basada en Miami, Florida, enumera siete de ellos, resaltando que si bien es cierto que “estos no curan ninguna enfermedad por sí solos, sí ayudan a prevenirlas cuando se comen con constancia y en su cocción adecuada”.

Igualmente recuerda que una “dieta saludable debe incluir alimentos de todos los grupos en sus porciones recomendadas” y, de tener una condición médica especial, antes de agregarlos a nuestra dieta hay que consultar con el doctor de cabecera.

1-  Arándanos

Los arándanos (tanto el rojo como el azul) son considerados como uno de los mejores antioxidantes que nos regala la naturaleza, por su alto contenido de vitamina C que previene el envejecimiento temprano. Son ricos en antocianinas o flaviones, que se encargaran de evitar la oxidación e inflamación del organismo, ayudando a evitar enfermedades como la artritis, las alergias o el asma. Estudios han demostrado que también pueden ayudar al buen funcionamiento del sistema circulatorio y la pérdida de la memoria. La ingesta de su jugo se recomienda en las dietas para bajar de peso, por su bajo contenido de azúcar.

2- Cebollas

Las cebollas rojas, amarillas u de otro tipo tienen propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Contienen vitaminas B y C y otros elementos que podrían ser beneficiosos especialmente para el organismo femenino, ya que pueden ayudar a prevenir la pérdida de la densidad ósea que conlleva a la osteoporosis. Para aprovechar al máximo este beneficio, se recomienda consumirlas con constancia,ya sean crudas, salteadas o cocidas levemente.

“También pueden ayudar a prevenir el desarrollo de ciertos cánceres y problemas coronarios por su alto contenido de fitoquímicos”, agrega González.

Las cebollas pueden ayudar a prevenir la pérdida de la densidad ósea que conlleva a la osteoporosis. .
Las cebollas pueden ayudar a prevenir la pérdida de la densidad ósea que conlleva a la osteoporosis. /Shutterstock

3- Nueces

Son una excelente fuente de proteínas y fibra. Estudios han demostrado que pueden ayudar a bajar el colesterol y a conciliar el sueño. Asimismo, por su alto contenido del aminoácido l-arginina, se ha determinado que pueden proporcionar múltiples beneficios vasculares a quienes tienen tendencia al desarrollar enfermedades del corazón.

Por su alto contenido de los compuestos neuroprotectores —incluyendo la vitamina E, el ácido fólico, la melatonina, las grasas omega 3 y antioxidantes—, las investigaciones también han demostrado que su consumo puede ayudar a la salud mental y al incremento de la capacidad cognitiva.

Nueces.
Las nueces son una excelente fuente de proteínas y fibra. /Shutterstock

4- Té verde

Esta tipo de té, tan consumido por los de las culturas asiáticas, está cargado de antioxidantes que pueden ayudar a acelerar el metabolismo para la quema de grasa.  Los estudios han demostrado que puede también ayudar a mejorar el funcionamiento del cerebro y a prevenir ciertos tipos de cánceres, así como el envejecimiento temprano.

Estudios han demostrado que el té verde puede ayudar a prevenir el desarrollo de ciertos tipos de cánceres y a retardar el proceso del envejecimiento temprano.
Estudios han demostrado que el té verde puede ayudar a prevenir el desarrollo de ciertos tipos de cánceres y a retardar el proceso del envejecimiento temprano. /Shutterstock

5- Acelgas

Son una excelente fuente de fitoestrógenos que ayudan a mantener el equilibrio hormonal. Poseen también hierro, calcio, folato y vitaminas B, C, E y K, elementos esenciales en el funcionamiento metabólico celular y la prevención de la anemia.

Las acelgas son una excelente fuente de fitoestrógenos, que ayudan a mantener el equilibrio hormonal.
Las acelgas son una excelente fuente de fitoestrógenos, que ayudan a mantener el equilibrio hormonal. /Shutterstock

6- Semillas de calabaza

Poseen una gran cantidad de magnesio, que en los estudios ha demostrado ser beneficioso para la buena presión arterial. Igualmente se ha visto que ayudan a prevenir los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares. Asimismo, por su gran contenido de zinc, ayudan a fortalecer el sistema inmune, previniendo el fácil contagio de resfriados y gripes. Poseen también triptófano, un aminoácido que ayuda a elevar el buen ánimo.

Estudios han demostrado que las semillas de calabaza ayudan a prevenir los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares.
Estudios han demostrado que las semillas de calabaza ayudan a prevenir los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares. /Shutterstock

7- Coles de Bruselas

Conocidas también como repollitas, tienen un alto contenido de yodo que puede ayudar al buen funcionamiento de la glándula tiroides. Asimismo, por poseer una gran cantidad de glucosinolatos e isotiocianato de alilo pueden ayudar a inhibir la proliferación de células cancerígenas. Para aprovechar al máximo sus propiedades, se recomienda no hervirlos sino más bien comerlos al dente, salteados o crudos, ablandando su textura con golpes.

Las coles de Bruselas poseen glucosinolatos e isotiocianato de alilo que pueden ayudar a inhibir la proliferación de células cancerígenas.
Las coles de Bruselas poseen glucosinolatos e isotiocianato de alilo que pueden ayudar a inhibir la proliferación de células cancerígenas. /Shutterstock

Te recomendamos