Usuarios dan agridulce bienvenida al tren W en Astoria

Residentes de Queens reclaman que en vez de una nueva línea se deberían resolver los constantes problemas con el N y Q

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Usuarios dan agridulce bienvenida al tren W en Astoria
Usuaria Mariana Tenezaca.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

NUEVA YORK  – El próximo lunes, la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) volverá a poner en funcionamiento la línea W del subway hacia Astoria, en Queens, y lo que debería ser una buena noticia fue recibido con una reacción agridulce por parte de algunos usuarios.

Mariana Tenezaca lleva casi 10 años viviendo en Astoria y asegura que en los últimos meses el servicio de los trenes N y Q que pasan por ese vecindario, le han dado muchos dolores de cabeza. Según la ecuatoriana, el tiempo de espera entre un tren y otro no solo se ha triplicado sino que muchas veces ha sufrido la cancelación de los servicios locales durante varias horas del día. Para ella, en vez de traer una nueva línea, deberían mejorar las que ya existen.

“Esto es un desastre. A veces he tenido que esperar hasta 45 minutos para que pase el tren o he tenido que agarrar un taxi para no llegar tarde”, comentó la usuaria en la estación de Broadway, donde debió esperar junto a cientos de pasajeros molestos casi media hora a que pasara el tren hacia Manhattan. “No solo prestan un pésimo servicio sino que cambian las rutas haciéndolo regresar a uno a otra estación”, agregó la mujer.

Gloria García tiene la misma queja sobre esas líneas de Astoria que sirven a unas 140,000 personas por día: “Estas demoras son eternas y aquí pasan por lo menos dos o tres semanas sin que nadie le meta mano”. La dominicana agregó que“allá arriba con el tren R, es peor. Ahí sí te salen raíces esperando”.

Y precisamente como parte de los programas de la MTA para mejorar los servicios de transporte público, esa agencia anunció el regreso de la línea W, que había sido suspendida desde el 2010, y que servirá a más de medio millón de neoyorquinos.

“Los usuarios que usen la línea de Broadway en Manhattan se beneficiarán con la adición del tren W con servicios locales y del N con servicios expresos”, aseguró la MTA en un comunicado. “Los pasajeros de Brooklyn que van y vienen de Manhattan también verán un incremento en el servicio con tres trenes W que entrarán en el servicio de Coney Island Yard”.

“Esto es una burla”

La mala noticia para residentes de Astoria como Alexánder Páez, quien esperaba que con el regreso del tren W se incrementara el servicio en su vecindario, es que la línea Q ya no llegará hasta Queens y hasta que se inaugure el tren de la Segunda Avenida el servicio del W terminará en la calle 57 de Manhattan.

“Esto es una burla. Lo único que están haciendo es cambiarnos una letra del tren por otra, pero vamos a seguir teniendo dos trenes solamente y lo peor es que los fines de semana el W no va a funcionar por aquí, así que vamos a quedar huérfanos con un solo tren”, dijo el colombiano.

Masha Burina, de la organización Riders Alliance, que defiende los derechos de los pasajeros, aseguró que al igual que ocurre con otras líneas de trenes de la Gran Manzana, el servicio del Q y el N padecen interrupciones y retrasos frecuentes por lo que urge un servicio más efectivo.

“Necesitamos una visión mayor para ver cómo la infraestructura puede sostener a la población creciente porque es una realidad que hay que ayudar a los neoyorquinos a movilizarse desde sus vecindarios y tener acceso al transporte en barrios donde no hay un buen servicio”, comentó, al tiempo que pidió al gobernador Andrew Cuomo que incluya en su plan capital de cinco años acciones directas que impacten un mejor servicio, no solo en Astoria, sino en todos los vecindarios.

“El hecho de que los costos siguen incrementando y la calidad de los servicios sigue disminuyendo es un problema grande y si el gobernador identificó una fuente de recursos para invertir, la responsabilidad es realmente de él asegurar que los pasajeros no paguen más y tengan mejores opciones”, dijo, comentando que aunque el regreso del tren W le hará mucho bien a la ciudad, hay que aumentar y mejorar el servicio en general.

MTA tiene otra historia

Pero los testimonios de los usuarios no coinciden con los de la MTA, que afirma que en general el servicio de los trenes N y Q hacia Astoria es bueno. La agencia enfatizó que los casos de retrasos y suspensiones en esas líneas no son comunes.

“No hay problemas específicos en la línea de Astoria distintos a los incidentes aislados no relacionados que han ocurrido en varios momentos del día”, aseguró Kevin Ortíz, vocero de la MTA, recalcando que en los últimos seis meses tan solo se han presentado 3 reportes relacionados con mal servicio en Astoria.

El funcionario explicó que algunos de los cambios o suspensiones de los trenes locales en Astoria tienen que ver con trabajos de mantenimiento que se hacen en las vías y agregó que por cuestiones de infraestructura, esas labores tienen que hacerse durante el día.

“El estado de los trabajos de reparación es vital para el funcionamiento de un sistema seguro y fiable”, dijo Ortíz. “Tratamos de hacer este trabajo durante las horas que no sean pico y durante la noche y los fines de semana, pero en las locaciones que no son subterráneas, por razones de seguridad sólo podemos hacer el trabajo durante las horas del día en que haya luz”.

Así funcionará el W

  • Los trenes N y Q sirven a 140,000 personas al día en Astoria entre las paradas de Ditmars y 39 avenida.
  • A pesar de los reclamos de los usuarios de las líneas de Astoria, la MTA asegura que solo ha recibido 3 quejas en los últimos 6 meses
  • El tren W funcionará a partir del 7 de noviembre entre las estaciones de Astoria-Ditmars Blvd y Whitehall St, en Manhattan, de manera local.
  • La línea W reemplazará al tren Q en Astoria, que eventualmente se conectará con el tren de la Segunda Avenida cuando comience a funcionar.
  • El tren N hará paradas express entre Times Sq-42 St y Canal St entre semana
  • El tren Q viniendo de Brooklyn hará paradas express en Manhattan y terminará en la estación de la 57 St/7 Av
  • El tren W funcionará de lunes a viernes entre las 7 a.m y las 11 p.m.
  • El costo de estos cambios es de aproximadamente $13.7 millones anuales

 

 

Te recomendamos