Expareja del asesino de sargento en El Bronx publica una emotiva carta

Tia Carmela Rosales aseguró estar devastada por la muerte del agente y culpa al sistema judicial de la tragedia

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Expareja del asesino de sargento en El Bronx publica una emotiva carta
Carmela Rosales con Manuel Rosales, quien mató a un sargente de la Policía en El Bronx.
Foto: Facebook Tia Carmela Rosales

La expareja de Manuel Rosales, el hispano que falleció el viernes después de matar a un agente en El Bronx, publicó el fin de semana una emotiva carta donde aseguró sentirse asqueada por la muerte Paul Tuozzolo, al que describe como héroe.

En la larga publicación hecha en Facebook, Tia Carmela Rosales culpa de la muerte de ambos al sistema judicial, asegurando que “Manny”, como ella llama a Rosales, no debería estar en las calles teniendo en cuenta su “condición psicológica”.

Tia Giattino (por su nombre de soltera) explicó que está llorando la muerte de ambos, el trágico asesinato del sargento y la muerte de su esposo, con el que tenía un hijo de tres años.

“Por muy doloroso y devastador que esto sea, no puedo parar de pensar en el oficial, su mujer y sus hijos… estoy desconsolada. Esto es algo que debía haberse prevenido y que podría haberse evitado“, escribió en su post.

Carmela también relata cómo su vida con Rosales estuvo marcada por la inestabilidad de este, quien la maltrataba constantemente. “Nuestro matrimonio fue desde el principio doloroso y terrible y la mayoría del tiempo era como una pesadilla. Muchos días lo odiaba por todo lo que me había, mientras yo luchaba por aguantar cada día… pero ahora sólo quiero pensar en los breves momentos en los que no se veía afectado por su enfermedad y Manny podía se Manny”, continúa el mensaje de Carmela, relatando los mejores momentos de su expareja.

Rosales había sido arrestado en 17 ocasiones, según indica su récord criminal en el condado de Suffolk, donde residía.

“Cuando pase el dolor, quiero recordar a mi marido de esta manera, por el bien de nuestro hijo, no como el pedazo de mierda que mató a un policía, sino como una bella persona que no pudo luchar más contra sus demonios”, termina el relato.

Paul Tuozzolo, quien tenía 19 años en la Uniformada, fue el sargento asesinado de un balazo en la cabeza y otro en el torso. El oficial tenía 41 años, estaba casado y tenía dos hijos.

El tiroteo ocurrió luego que los oficiales acudieran a un llamado que alertaba del asalto dentro de una vivienda y, al llegar al lugar, protagonizaron una persecución por varias cuadras. El otro sargento herido en una pierna fue identificado por el NYPD como Emmanual Kwo, de 30 años, y con nueve como miembro de la Uniformada.

Te recomendamos