Videos: Argentina-Brasil, 15 clásicos inolvidables

La historia contempla 101 enfrentamientos, con una leve superioridad para el Scratch; anécdotas, rarezas, alegrías y frustraciones del partido más especial

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
Videos: Argentina-Brasil, 15 clásicos inolvidables

Fue Marcelo Bielsa el que alguna vez comentó que a la mesa del fútbol le faltan condimentos si no se le ponen nombres propios. Por eso ahí están Emilio Baldonedo, Leónidas, Roberto Telch, Rivelino, Herminio Masantonio, Zizinho, Tucho Méndez, Garrincha, Daniel Passarella, Zico, Claudio Caniggia, Ronaldo, Batistuta, Rivaldo, Zanetti, Roberto Carlos, Ortega y Ronaldinho. Por supuesto, Pelé y Diego Maradona. Y desde ya, Neymar y Messi.

Todos, protagonistas de la misma historia. Polémicas, atropellos, jugadas inolvidables e injusticias se esconden detrás de los 101 partidos que han cruzado a argentinos con brasileños, con ventaja de dos partidos para el Scratch (39-37 y 25 empates). Uno de los duelos más electrizantes que puede ofrecer el fútbol de hoy le regala pantallazos a la memoria. Cada partido es un capítulo. Y una y otra vez las emociones lograron desacreditar a la indiferencia. Aquí, un repaso de quince superclásicos históricos:

1) 1° de febrero de 1937: 2-0. A los golpes en la madrugada

Por primera vez se enfrentaron argentinos y brasileños para definir una Copa América. El día anterior ya se habían cruzado en cancha de San Lorenzo y con un empate los visitantes se hubiesen consagrado, pero la victoria criolla 1-0 forzó otro partido. Entonces, otra vez se encontraron en el Viejo Gasómetro. Las grescas y las interrupciones de hasta 40 minutos marcaron un juego inolvidable por lo accidentado. En el segundo tiempo suplementario, dos goles de Vicente de la Mata sellaron un partido que comenzó en la noche del 1° de febrero y terminó alrededor de la 1.30 del día siguiente.

2) 5 de marzo de 1940: 6-1. Argentina, arrolladora

Ellos quedaron en la historia. ¿Quiénes? Carlos Peucelle, que convirtió tres goles; Herminio Masantonio, que anotó otros dos, y Emilio Baldonedo. Con Guillermo Stábile como técnico, en Buenos Aires, en el octavo partido de la tradicional serie por la Copa Roca, la Argentina apabulló con 6-1 a Brasil, la mayor diferencia histórica.

3) 20 de diciembre de 1945: 2-6. Brasil, demoledor

Ahora le tocó a Brasil. Fue en Río de Janeiro y también por la Copa Roca. Brasil se vengó con ganas de cuatro derrotas consecutivas: el Scratch se impuso por 6 a 2, la mayor diferencia en su favor, en el partido con más goles entre ambos de la historia. Zizinho, dos veces; Adhemir, Da Silva, Chico y Heleno hicieron la diferencia. En aquel equipo todavía dirigido por Stábile, para los albicelestes anotaron Adolfo Pedernera y Rinaldo Martino.

4) 3 de abril de 1957: 3-0. Exhibición de los Carasucias

Un año después, Brasil se consagraría campeón del mundo, pero ahora sería tiempo de festejos para la Argentina. En el Sudamericano de Perú, en Lima, tres de los míticos Carasucias que se transformarían en leyenda fueron los responsables de una mágica goleada 3 a 0: Angelillo, Maschio y Cruz. Ellos tres, más Sívori y Corbatta, dejaron una huella indeleble. Ni Didi, ni Zizinho ni Pepe, ni nadie lo pudieron creer. Pero, con una fecha de anticipación, el título se tiñó de celeste y blanco.

5) 7 de julio de 1957: 2-1. Pelé y el debut de la leyenda

Tenía 16 años y todavía no era titular en Santos. Pero el DT Silvio Pirilo se la jugó por él y lo hizo debutar en la selección cuando ingresó por Mazzola. Enseguida empató, pero después la Argentina ganó por 2 a 1, en el mismísimo Maracaná, por la histórica Copa Roca. Era Pelé y ahí nacía la leyenda. En total, ante la Argentina jugó 10 partidos siempre explosivos (ganó cuatro, perdió cuatro y empató dos) y le marcó nada menos que ocho goles.

6) 3 de junio de 1964: 3-0. El codazo a Mesiano

Uno de los clásicos más recordados de la historia. Porque la Argentina goleó y lo hizo como visitante en el estadio Pacaembú, de San Pablo. Además, el cotejo ingresó también en la categoría de imborrable porque a los 27 minutos del primer tiempo Roberto Telch reemplazó a Mesiano, a quien Pelé le había roto el tabique de un codazo, y el Oveja de los Matadores marcó dos tantos decisivos para ganar el clásico. Tres días después, la victoria ante Inglaterra le daría a la Argentina la Copa de las Naciones.

7) 2 de agosto de 1979: 1-2. Maradona es un clásico

Como Pelé, Maradona debutó en este clásico también en Río de Janeiro. Y también con derrota por 1-2, en este caso por la Copa América. Esa noche, en plena renovación tras el título mundial del 78, el Flaco Menotti hizo jugar a Diego rodeado en el ataque por Hugo Coscia, Sergio Fortunato y Roberto Díaz. En total, Maradona enfrentó a Brasil en seis ocasiones, con un triunfo, tres caídas y dos empates.

8) 2 de julio de 1982: 1-3. La amargura de España ’82, coronada con un planchazo de Diego

Cuatro años antes se habían cruzado en un pálido 0-0 en el Mundial de 1978, pero España 1982 encerraría muchas emociones. Por la segunda rueda, en Barcelona, volvieron a cruzarse. Brasil era una máquina aceitada y lo demostró con una victoria por 3 a 1, con tantos de Zico, Serginho y Junior. Para la Argentina de Menotti significó la eliminación, el tibio recuerdo de un golazo de Ramón Díaz y la expulsión de Maradona por su falta a Batista.

9) 24 de junio de 1990: 1-0. Caniggia, inolvidable

Esta victoria en los octavos de final del Mundial de Italia es imborrable. Por las pelotas en los postes de Sergio Goycochea y por aquel slalom de Maradona, roto de la cintura para abajo, pero con un corazón único y un cerebro fantástico para habilitar a Claudio Caniggia. En Turín, el arquero Taffarel quedó desparramado, gateando en su área, y la Argentina sentenció una clasificación mágica, por impensada y por el peso del derrotado.

10) 29 de abril de 1998: 1-0. Maracanazo

Muy poco faltaba para el Mundial de Francia 98. Los dos estaban en la recta final de sus preparaciones. En el Maracaná, Mario Zagallo puso su pareja explosiva en ataque: Ro-Ro, Ronaldo/Romario, pero entre Vivas, Ayala y Sensini se encargaron de anularlos. El partido tenía destino de 0 a 0 cuando, a seis minutos del final, ambos parecían conformes. Pero Claudio López se escapó de Cafú, por la izquierda, y cuando su desborde invitaba al centro atrás para Batistuta, el “Piojo” fusiló arriba, en el primer palo, a Taffarel. La Argentina quebraba 41 años sin triunfos en el Maracaná.

11) 2 de junio de 2004: 1-3. Ronaldo por triplicado

Rumbo a la Copa del Mundo de Alemania, esta vez la Confederación Brasileña eligió a Belo Horizonte como sede. Como ahora. Con Bielsa y Carlos Alberto Parreira como entrenadores, la figura en el Mineirao fue. Ronaldo, autor de los tres goles del Scratch. Los tres de penal. Alguien podrá recordar también al árbitro colombiano Oscar Ruiz por la tres sanciones, pero sólo la última fue polémica, cuando se jugaba el quinto minuto adicional. Mascherano jugó su primer clásico y el gol argentino lo marcó Sorin, local por entonces ya que era ídolo de Cruzeiro, y no festejó el parcial 1-2.

12) 15 de julio de 2004: 2-2 (2-4). Un dolor inolvidable.

Casi dos meses después de jugar por primera vez por las Eliminatorias, en Lima los encontró la final de la Copa América de Perú. Otra vez un mojón histórico: nunca un clásico había definido un título oficial. La Argentina, con el equipo principal, estuvo dos veces en ventaja ante una formación alternativa canarinha. Pero en el último suspiro -el partido ni se reanudó-, Adriano empató y llevó la definición a los penales. D’Alessandro y Heinze fallaron los dos primeros remates. y la serie ya fue irreversible. Otro sonoro cachetazo. Ninguno se imaginaba que al segundo ciclo de Bielsa apenas le quedaban dos partidos…

13) 8 de junio de 2005: 3-1. La noche de Riquelme

No podía ser más perfecto el clásico para la Argentina. El ciclo de José Pekerman, tras la sorpresiva renuncia de Bielsa, sumaba nueve partidos y estaba invicto. Incluso, había ganado en la altura de La Paz después de 32 años. Pero esa noche en el Monumental fue soñada: la victoria por 3-1, dos goles de Crespo y otro de un estelar Riquelme, aseguró con anticipación la clasificación para Alemania 2006. De aquella formación apenas siguen en actividad Mascherano, Coloccini y Tevez, que reemplazó a Saviola. Y un dato añadido que nadie podría sospechar entonces: aquel sería el último triunfo oficial de la selección ante Brasil.

14) 29 de junio de 2005: 1-4. Paliza en Francfort

Sólo tres semanas después del baile en Núñez, Brasil encontró venganza y le arrebató otro título a la Argentina. En la final de la Copa de las Confederaciones, en Francfort, Kaká, Ronaldinho, Robinho y Adriano desataron una fiesta para arrollar a la Argentina por 4 a 1. Al partido siguiente nacería una nueva era albiceleste: llegaría el debut de Messi en la mayor. Igual, la sombra de Brasil seguiría acechando a la selección por aquellos años, ya que en 2006 le ganaría 3-0 a la Argentina en el debut del ciclo Basile y, en 2007, volvería a marcarle tres en la final de la Copa América de Venezuela.

15) 9 de junio de 2012: 4-3. Messi, el superhéroe

Ya le había convertido tres goles a Suiza, en Berna., pero esta vez sería especial. El estadio Met Life de New Jersey se rindió ante la magia de Leo Messi, que perforó tres veces la defensa de Brasil para sostener la victoria por 4 a 3 de la Argentina de Alejandro Sabella en un amistoso. Aquel Brasil alternativo, con Marcelo, Hulk y Neymar, que se preparaba para los Juegos Olímpicos de Londres, se marchó atribulado entre las gambetas y los slaloms del crack de Barcelona.

Te recomendamos