Activistas se alistan para defender a “DREAMers” de posible deportación

Esperan líderes de grupos hispanos que Trump acepte reunirse con ellos

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Activistas se alistan para defender a “DREAMers” de posible deportación

WASHINGTON.- Las principales organizaciones hispanas pedirán al presidente electo, Donald Trump, que revierta su promesa de deportar a los inmigrantes indocumentados, a la vez que elaboran estrategias para defender a los “DREAMers” de posibles redadas y deportaciones.

Durante una conferencia de prensa, los activistas se congratularon por la histórica participación de los poco más de 13 millones de latinos que votaron en 2016, pero advirtieron de que Trump debe gobernar “con justicia” y equidad.

Es el mensaje que piensan transmitirle si Trump acepta su solicitud de una reunión formal, aunque el presidente electo aún no ha respondido.

“Haremos todo lo posible respecto a cómo resistir políticas nocivas que separen a nuestras familias y que amanecen a nuestra comunidad. Vamos a examinar toda ruta, toda oportunidad para proteger a nuestra comunidad; tenemos muchas reuniones para elaborar estrategias”, explicó Janet Murguía, presidenta del Consejo Nacional de La Raza (NCLR).

Janet Murguía, presidenta de NCLR, dijo que la comunidad hispana no estará indefensa ante políticas nocivas de una Administración Trump. Foto: María Peña/Impremedia
Janet Murguía, presidenta de NCLR, dijo que la comunidad hispana no estará indefensa ante políticas nocivas de una Administración Trump. Foto: María Peña/Impremedia

Según Murguía, grupos como MALDEF, la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU), y el Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC) estudian “estrategias de litigio” para responder a las posibles acciones policiales de Trump contra los inmigrantes.

Trump lanzó su candidatura presidencial en junio de 2015 con promesas de construir un muro en la frontera sur, eliminar los alivios migratorios del presidente Barack Obama y el “DACA” de 2012 que ha protegido a hasta 800,000 “DREAMers”, y deportar a los once millones de inmigrantes indocumentados.

En las postrimerías de su contienda, sin embargo, Trump matizó que su prioridad será deportar primero a los indocumentados con antecedentes penales, y después decidirá qué hacer con el resto.

“Hasta que no obtengamos detalles, hasta que no sepamos qué planes va a promover, no podemos dar plenas garantías a nuestra comunidad. No podemos eliminar cada duda o miedo”, advirtió Murguía.

¿Qué hará Trump?

Nadie sabe con certeza qué hará Trump pero, en declaraciones a este diario, el abogado de Inmigración, David Leopold, explicó hoy que el entrante presidente tendría ante sí varias opciones para desmantelar el programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, y las medidas ejecutivas con los alivios migratorios.

“El DACA de 2012 incluyó protección de la deportación y, por aparte, permisos de trabajo. Trump podría girar instrucciones a la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) de revocar esa política… ¿Cancelará los permisos de trabajo de inmediato o cuando venzan? No lo sabemos”, dijo Leopold.

“Creo que no le será muy simple devolver a estos jóvenes a la sombra”, pero “hay un área gris respecto a los permisos de trabajo” y todo dependerá del lenguaje que incluya en sus nuevas instrucciones, precisó Leopold.

Por su parte, durante la conferencia de prensa, María Teresa Kumar, presidenta del “Voto Latino”, destacó la incertidumbre que reina en la comunidad inmigrante por lo que “necesitamos una política de acercamiento y clarificación” por parte de Trump.

Escudo contra el acoso y la intimidación

En la nueva “era de Trump”, han surgido informes de que jóvenes latinos en secundarias, recintos universitarios y en las redes sociales son víctimas de acoso por parte de partidarios de Trump.

En ese sentido, Kumar dijo que, junto a otros grupos cívicos, los activistas están recabando y documentando casos de intimidación en todo el país.

María Teresa Kumar, presidenta de “Voto Latino”, dijo que su grupo está recabando información sobre acoso de jóvenes latinos tras la victoria de Trump. Foto: María Peña/Impremedia

Para ello, pide que quienes conozcan casos envíen información por mensaje de texto al “73179” o en Twitter con la etiqueta “#VLVoices” y “#VLVoces”.

Además, a través la página web “Tolerance”, ofrecen consejos prácticos a los padres y maestros sobre cómo promover la tolerancia y ayudar a los jóvenes afectados por las elecciones.

Kumar afirmó que las organizaciones hispanas están “construyendo una vía férrea para la continua movilización masiva” de los latinos en elecciones futuras.

 Voto latino no fue en balde

Por su parte, Arturo Vargas, presidente del fondo educativo de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos (NALEO), destacó que la ola del voto latino logró que la comunidad hispana ahora tenga cinco escaños más en la Cámara de Representantes, y la primera latina en el Senado.

Los latinos también ampliaron su cuota de poder en las asambleas estatales, y desbancaron al alguacil del Condado de Maricopa en Arizona, Joe Arpaio.

“Nada de esto hubiese sucedido si el surgimiento del voto latino… a Trump ahora le toca gobernar y no puede seguir ignorando nuestras peticiones” de acercamiento, subrayó Vargas, cuyo grupo divulgará pronto un informe completo sobre las contiendas latinas en todos los niveles del gobierno en el país.

Ben Monterroso, de “Mi Familia Vota”, y Clarissa Martínez, de NCLR, coincidieorn en que la comunidad latina cumplió con una alta participación en las urnas y que ambos partidos deben tener un mayor acercamiento con los hispanos.

Los activistas cuestionaron la metodología de ciertas encuestas nacionales que apuntan a que Trump logró el 29% del voto latino, y consideraron que la de la encuestadora “Latino Decisions”, que pone la cifra en un 19%, es más cercana a la realidad.

Por su parte, Roger Rocha, presidente de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), dijo que, lo quiera o no, Trump necesitará trabajar con los grupos que representan a la comunidad latina.

Roger Rocha, presidente de LULAC, dijo que Trump tiene que "hacer espacio en la mesa de diálogo" a grupos latinos. Foto: María Peña/Impremedia
Roger Rocha, presidente de LULAC, dijo que Trump tiene que “hacer espacio en la mesa de diálogo” a grupos latinos. Foto: María Peña/Impremedia

“Necesitamos estar en la mesa del diálogo” sobre asuntos como la reforma migratoria, la salud y la educación, afirmó Rocha.

Te recomendamos