Editorial: El voto latino sí tuvo peso

El impacto se sintió más a nivel estatal en las áreas con una presencia significativa de latinos

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
Editorial: El voto latino sí tuvo peso

Las predicciones antes de la elección hablaban de una mayor relevancia del voto latino, de que este iba a ser decisivo para derrotar a Trump. En realidad sí fue importante para los triunfadores de algunas contiendas, pero no es suficiente para compensar una avalancha electoral de voto blanco en los estados que son claves para ganar la presidencia.

Este panorama no debe desilusionar a ningún votante que vió caer derrotado a su candidato o candidata. Los procesos políticos son largos. La experiencia muestra que los latinos van ganando espacios distrito por distrito, en la medida que aumentan los electores ya sea por la naturalización o por llegar a los 18 años de edad.

A nivel federal, por ejemplo, en Nevada el voto de los latinos contribuyó a que la primera mexicoamericana, Catherine Cortez Masto, llegue al Senado federal y que ese estado tenga su primer congresista latino, Ruben Kihuen, al derrotar a un titular republicano. Nueva York tiene su primera dominicano-americano, Adriano Espaillat, y en Florida su primer puertorriqueño, Darren Soto, ambos para la Cámara de Representantes.

El impacto se sintió más a nivel estatal en las áreas con una presencia significativa de latinos. Alli su voto pesó en competencias estatales y locales, como en iniciativas y medidas electorales.

Lo que no se sabe a ciencia cierta es la proporción de votantes latinos que fueron con Hillary Clinton y con Donald Trump. Las organizaciones más experimentadas en medir este voto -Latino Decision, Univision y Telemundo- calcularon que entre el 14% y 18% habría ido con el republicano, mientras que el consorcio de medios, National Election Pool, lo estimó en 29%. Es usual que los números de los medios en inglés sean menos precisos que los de español, porque la muestra es menor y el margen de error mayor.

La lección de esta votación para los demócratas es que deben trabajar mejor la comunidad latina en estados claves y no dejarlo para último momento. Para los republicanos, la lección puede ser tan tentadora como peligrosa, todavía se puede ganar hostigando a los latinos e inmigrantes.

El porcentaje del voto latino en el electorado estadounidense va a seguir creciendo. Es una cuestión de demografía y mucho más. El resultado de esta elección sirve para despabilar a los dormidos y desinteresados sobre la necesidad de votar y de lo que ocurre cuando no lo hacen. Así también crece y se forma la conciencia política para la próxima elección.

Te recomendamos