Presentan proyecto de ley para luchar contra fraudes a inmigrantes

El Concejo analiza una iniciativa que castiga con fuerza abogados y notarios que abusan y roban con falsas promesas y procedimientos a los indocumentados

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
Presentan proyecto de ley para luchar contra fraudes a inmigrantes
Presidenta del Concejo municipal Melissa Mark-Vivierito con los concejales Daniel Dromm and Carlos Menchaca y el Director de La Coalicion de Immigrantes de Nueva York, Stephen Choi lllaman a la ciudad para pasar legislacion y proteger los inmigratens de servicios fraudulentos. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario NY

“Río revuelto ganancia de pescadores”, dice el refrán. Y eso es lo que defensores de los inmigrantes temen que ocurra con  falsos abogados y notarios inescrupulosos que tratarán de provecharse del miedo que ha generado en los indocumentados el triunfo de Donald Trumpo en las elecciones presidenciales.  Por ello, este jueves presentaron un proyecto de ley en el Concejo Municipal, para luchar contra los fraudes migratorios.

Así lo dieron a conocer activistas y funcionarios electos de la Gran Manzana, minutos antes de dar inicio a la primera audiencia pública para analizar la iniciativa INT 746, con la que el Concejo reafirma su postura y compromiso de defender a los inimgrantes ante las propuestas que el presidente electo promovió en su campaña.

“En medio de situaciones como en la que nos encontramos en este momento, salen personas a aprovecharse de nuestros amigos, vecinos e inmigrantes vulnerables para tomar ventaja y engañar, y por eso vamos a empezar a escuchar este proyecto”, aseguró la presidenta del Concejo, Melissa Mark-Viverito, quien advirtió que Nueva York y sus autoridades no tolerarán abusos ni de abogados ni de notarios ni del propio gobierno de Trump.

Vamos a seguir siendo una ciudad santuario y demostrar que la vasta mayoría de los inmigrantes contribuye con nuestra ciudad y comunidad”, dijo.

El proyecto, que interpondrá penalidades de hasta por $10,000 a los proveedores de servicios de Inmigración cada vez que violen la ley, advierte a los inmigrantes que en Nueva York los notarios no tienen el peso legal que suelen tener en países de Latinoamérica, y que no están autorizados a prestar servicios de asesoría en casos migratorios.

“A mí me robaron por lo menos 20 mil dólares un par de notarios que me prometieron el cielo y la tierra, y lo peor no fue que no me arreglaron mis papeles, sino que uno de ellos me metió en un problema más grande con Inmigración por unos formularios que mandó repleto de errores y mentiras”, comentó el colombiano Raúl Gómez, quien sufrió en carne propia el efecto de los estafadores.

El concejal Daniel Dromm, de Jackson Heights y promotor de la iniciativa, advirtió a quienes soliciten servicios legales que se aseguren bien que están ante un abogado serio, antes de entregar sumas de dinero que desangre sus bolsillos en casos que por malos manejos podrían poner en riesgo su futuro migratorio e incluso llevarlos a la deportación.

Dromm recalcó que la Ciudad tiene varios programas de asesoría legal gratuita que los inmigrantes pueden aprovechar de manera segura.

“Tristemente a menudo los inmigrantes neoyorquinos caen víctima de proveedores de servicios de inmigración inescrupulosos que no están calificados y que fallan en prestar un buen servicio”, comentó el concejal, advirtiendo que muchos lanzarán sus redes con más fuerza ahora que hay miedo e incertidumbre en la comunidad.

Dromm destacó que siendo Nueva York una ciudad con 3.1 millones de inmigrantes, que equivalen al 37% de la población y el 46% de su fuerza laboral, es urgente protegerlos de gente que juega con sus miedos y sus sueños.

Se aprovechan del miedo

Steven Choi, director de la organización New York Immigration Coalition, reconoció que en Nueva York hay un clima de temor muy grande tras la elección de Trump que podría hacer que más de un estafador le saque el dinero a los indocumentados bajo falsas promesas.

“Los inmigrantes en Nueva York están aterrorizados, están preocupados sin saber cuándo sus familiares van a ser deportados o cuando va a desaparecer DACA y hay gente que trata de aprovecharse de esos miedos, por lo que este es el primer paso para frenar a esa gente y a algunos notarios”, dijo Choi.

En medio de la audiencia de la iniciativa, discutida en una reunión conjunta entre los Comités de Inmigración y de Asuntos del Consumidor, el concejal Rafael Espinal advirtió: “Ningún inmigrante debe ser defraudado por proveedores de servicios de inmigración ni por ninguna entidad que busque aprovecharse de personas vulnerables, por lo que debemos hacer lo que sea para rechazar la intolerancia y el abuso”.
Puntos de la ley:

  • Se prohibirá que personas bajo los títulos de notarios y especialistas de Inmigración puedan solicitar formularios de Inmigración.
  • Se prohíbe que estas personas puedan ofrecer asesoría o consejos legales sobre inmigración a sus clientes.
  • Se prohíbe que ellos hagan cobros relacionados con asesoría.
  • Se prohíbe que los proveedores de servicios de inmigración ofrezcan garantías o beneficios gubernamentales a sus clientes sobre decisiones favorables sobre sus casos.
  • Se prohíbe que ofrezcan información equivocada y falsa.
  • Se prohíbe que los proveedores de servicios de Inmigración presenten información ante las autoridades sin el conocimiento pleno y consentimiento de sus clientes, de manera escrita.
  • Se exigirá un acuerdo o contrato escrito entre el cliente y su abogado sobre los servicios que serán ejecutados de manera detallada.
  • Habrá una nueva forma llamada “formulario de cancelación” que permite que el cliente la envíe a su abogado para cancelar sus servicios.
  • Se incrementan las penalidades civiles por violaciones a las leyes locales de los proveedores de servicios de Inmigración que irán entre $500 y $5,000 por la primera falta y entre $1,000 y $10,000 por hechos subsecuentes.
  • Se estima que para los clientes agraviados que interpongan una causa civil la compensación mínima será de $2,500.
  • Se obliga a que cada seis meses, durante cuatro años, el Departamento de Asuntos del Consumidor presente un reporte al Alcalde y al presidente del Concejo, donde se especifique el número de quejas de cada proveedor de servicios de Inmigración.

Te recomendamos