¿Por qué no se critica a Marc Anthony como a Ektor Rivera?

Aunque ambos casos podrían considerarse infidelidad, hay que considerar el contexto

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

¿Por qué no se critica a Marc Anthony como a Ektor Rivera?
Cuando se analiza la reacción del público a base de los hechos es importante considerar otros detalles.
Foto: (Fontaje GFR Media)

El beso en los labios que se dieron los vocalistas de origen puertorriqueño Jennifer López y Marc Anthony durante la reciente ceremonia de premiación de los Latin Grammy llevó a muchos espectadores al delirio.

Sin embargo, hubo otros tantos que cuestionaron si la acción que se le celebró el jueves al exmatrimonio acaso no fue la misma por la que se juzgó y hasta insultó al actor y cantante Ektor Rivera y su compañera en el musical de Broadway “On Your Feet” Ana Villafañe cuando se divulgaron fotografías de ellos besándose durante un juego de baloncesto en Nueva York.

Si se trata de manera superficial, ambos casos están protagonizados por hombres casados que asumieron públicamente una conducta infiel y mujeres que, a sabiendas de la condición matrimonial de ellos, lo consintieron. No obstante, cuando se analiza la reacción del público a base de los hechos es importante considerar otros detalles, opinó la relacionista pública Helga García.

El principal factor, a juicio de la publicista, es el nivel de notoriedad y popularidad que gozan los intérpretes de “No me ames”, y a la que Ektor y su aun esposa, la reportera del tiempo de Telemundo 52, Yara Lasanta.

“El asunto aquí es la manera en que el público percibe ambas situaciones. Es donde yo creo que está la diferencia. Yo creo que el público, por el alcance de las figuras que son y por la historia romántica que hay detrás de ellos, que al final esto es lo que es el ‘show business’. El ‘show business’ es una ilusión. El día que dentro de nuestro negocio se pierda esa ilusión, esa magia, vamos a dejar de existir. Parte de esa magia, de esa historia que la gente se crea detrás de los personajes que forman parte del ‘show business’, que son los artistas, están esas historias que se convierten en verdad para la gente”, argumentó.

La presidenta de la agencia de relaciones públicas Perfect Partners recordó que la separación de Marc y J.Lo en 2011, y cuyo divorcio se concretó en 2014, fue un evento que muchos fanáticos de la pareja sufrieron. Ese beso en tarima, durante el homenaje al cantante tropical como “Persona del año” de la Academia Latina de la Grabación fue para los seguidores la continuidad del “cuento de hadas del príncipe y la princesa” que los exesposos representan para muchos de ellos.

Otro aspecto a considerar es el cariño que ha calado la telerreportera en los puertorriqueños, que le brinda una empatía de parte del público, que la todavía esposa de Marc, la modelo venezolana Shannon de Lima, no ha alcanzado. Cabe señalar, que en horas de la tarde, el portal de noticias de entretenimiento E! News confirmó la separación entre Shannon y Marc, que se había especulado durante varias semanas.

Otro aspecto a considerar es el cariño que ha calado la telerreportera en los puertorriqueños, que le brinda una empatía de parte del público, que la todavía esposa de Marc, la modelo venezolana Shannon de Lima, no ha alcanzado. Cabe señalar, que en horas de la tarde, el portal de noticias de entretenimiento E! News confirmó la separación entre Shannon y Marc, que se había especulado durante varias semanas.

“Esa puerta que abrió Yara, con su escrito de Facebook, es el agente catalizador de todo lo que pasó después”, señaló García sobre la respuesta de la periodista al escándalo mediático, y en la que manifestó haberse enterado de la conducta inapropiada de su esposo a raíz de la publicación de las imágenes.

También comparó los escenarios en que se dieron ambos sucesos.

“Lo que pasó con Marc y JLo en el show del jueves es ‘show business’, lo que pasó con Ektor y Ana, aunque esa era la intención, ‘show business’, promoción, no fue efectivo. Esa estrategia no fue efectiva por el escenario en el que se dio. No es lo mismo ver una imagen plasmada por un segundo en una pantalla de una cancha y que esa imagen desaparezca… en el caso de ellos hubo una secuencia de imágenes que se vieron, y además hubo reacción de parte de ella (Yara). Ellos hicieron que el caso trascendiera por la ejecución pública que le dieron, que también logró que la gente empezó a inmiscuirse en el asunto”, agregó.

Por su parte, Neisha Torres de León, presidenta de la firma de relaciones públicas Rugido Público, llamó la atención sobre la forma en que el público reclamaba ese beso entre Marc Y J.Lo, como si favoreciera esa conducta socialmente considerada como infiel y el mensaje negativo que estos llevan con un acto que, además, representa una humillación para la aun esposa del cantante.  En cuanto al caso de Ektor y cómo compara con el beso en cuestión, afirmó que la diferencia estriba en los entornos en que se produjeron ambas situaciones.

“La percepción de que es una estrategia publicitaria siempre va a ser lo primero que nos venga a la mente cuando ocurren situaciones como esta, pues se entiende como infidelidad a algo que, de hacerse, se hace en secreto y no a la luz pública. La diferencia en los dos casos es que en el de Ektor Rivera y Ana Villafañe, a juzgar por las fotografías, éstos desconocían que habían sido descubiertos. Mientras que Jennifer López y Marc Anthony lo hicieron en el marco de un escenario, siendo vistos por millones de televidentes, lo que se pudiera interpretar como un efecto de promoción”, sostuvo.

“Sin embargo, que ambas situaciones hayan tenido el mismo resultado de separación, es lo que, entonces, aleja toda posibilidad de que haya sido realmente un efecto publicitario. Y, lamentablemente, el mensaje que se está llevando con estas actuaciones es que la infidelidad es algo correcto, que se hace públicamente, es disfrutado por las personas, y se olvidan que al final resulta en que una de las partes es humillada y herida. Y eso es de lo que hay que tener cuidado”, sentenció.

(Por Brenda Peña López / brenda.pena@gfrmedia.com)

Te recomendamos