Exgobernador tiene propiedad más ostentosa que “La Casa Blanca” de Peña Nieto

El primer candidato independiente a gobernador de Tamaulipas Francisco Chavira Martínez, dice que Egidio Torre poseé un lujoso palacio en Nuevo León

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Exgobernador tiene propiedad más ostentosa que “La Casa Blanca” de Peña Nieto

MÉXICO – El ex mandatario estatal de Tamaulipas Egidio Torre Cantú posee una casa valorada en 340 millones de pesos (unos $16,637,337.) Así lo señaló el primer candidato independiente a gobernador de esa entidad, Francisco Chavira Martínez.

De origen humilde, Chavira fue rector de la Universidad del Norte de Tamaulipas (UNT) y luego un emprendedor. Con un MBiA (Maestría en Administración de Negocios) por la Texas A&M International University, actualmente da empleo a más de mil tamaulipecos en sus distintas empresas.

Al ver la corrupción en su estado, Chavira decidió lanzar su candidatura independiente en el proceso electoral de 2016.

Torre Cantú, ex gobernador del Partido Revolucionario Institucional (PRI), habita en una mansión sobre una superficie de 8,357 metros cuadrados, en el predio “La Ventura”, del municipio San Pedro Garza García, Nuevo León, según Chavira.

“Nos dimos cuenta que no era una casa normal, que tenía proporciones fuera de lo normal para un gobernador, ni siquiera a un presidente de la República. Y caímos en la realidad de siempre, que los Gobernadores salen de su cargo siendo millonarios”, expuso a SinEmbargo.

Chavira afirmó tener información de que el ex gobernador habita en la mansión construida con número 310 sobre la avenida Santa Bárbara, que habría sido adquirida, según el contrato de compra venta, por una prestanombres: María Concepción Villar Manrique de Lara.

Junto con el municipio de San Nicolás de los Garza, la localidad de San Pedro Garza García ha sido catalogada en el pasado como uno de las más ricas del país.

“Estos señores políticos del PRI se van ahí por ser uno de las ciudades más seguras, para vivir tranquilamente y disfrutar de todo lo que se robaron”, dijo Chavira.

El ex candidato a la gubernatura instó a la Contraloría de Tamaulipas a tomar cartas en el asunto y auditar los manejos del ex gobernador Torre Cantú, quien incrementó la deuda estatal.

El 1 de enero del 2011, Egidio Torre Cantú asumió el cargo de gobernador. En los cinco años que duró su mandato la deuda pasó de 11,227 millones de pesos a 13,511 (en marzo de este año); un incremento del 20.3 por ciento.

La administración de Torre Cantú está blindada por el Gobierno federal expuso Chavira: “Causa rareza la falta de investigaciones. En realidad, en Tamaulipas los narcos de narcos han sido los ex gobernadores del PRI”.

Durante la campaña, Chavira declinó su candidatura por el candidato que finalmente ganaría las elecciones, Francisco García Cabeza de Vaca, del Partido Acción Nacional (PAN). En enero del 2012 Chavira fue preso por presunto un supuesto delito de robo del que fue absuelto nueve meses después; señaló al Gobernador de su reclusión.

El Gobernador Cabeza de Vaca es el único, entre todos los nuevos mandatarios que asumieron este año –Miguel Ángel Yunes entra en unos días–, que no se ha expresado respecto a la corrupción.

La mayoría de sus antecesores son considerados delincuentes en Estados Unidos.

¿QUIÉN ES EGIDIO TORRE?

Egidio Torre Cantú llegó a la gubernatura de Tamaulipas, tras el asesinato de su hermano, Rodolfo Torre Cantú, quien era el candidato original del Tricolor para suceder a Eugenio Hernández Flores.

Rodolfo Torre, quien fue postulado por la alianza Todos Tamaulipas (conformada por el PRI, PVEM y Nueva Alianza), fue asesinado el 28 de junio presuntamente a manos de un cártel del narcotráfico en una carretera rumbo al aeropuerto de Ciudad Victoria, durante el marco de cierre de su campaña.

Con el fin de sustituir al candidato asesinado, el PRI eligió a Egidio, quien ganó la elección de julio de 2010 en la entidad con el 61.58 por ciento de los votos, por encima del 30.81 por ciento del candidato del PAN, José Julián Sacramento Garza.

En ese momento, Tamaulipas se encontraba asediado por una creciente violencia detonada por la guerra contra el narcotráfico que el entonces Presidente Felipe Calderón había declarado desde diciembre de 2006.

Tamaulipas, por su cercanía con Estados Unidos, ha sido una plaza muy codiciada por los cárteles del narcotráfico y otros grupos criminales de tráfico de personas.

Ahí, el Cártel del Golfo y el de Los Zetas han librado decenas de sangrientas batallas por el control de la entidad.

Para Chavira han sido los ex Gobernadores quienes han permitido la entrada de estas células delictivas a la política.

Entre el 2011 y 2012 -durante los dos primeros años de Gobierno de Torre Cantú- Tamaulipas registró los más altos índices de asesinatos en su historia reciente.

En 2011, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se contabilizaron al menos 855 ejecuciones, y para 2012, la entidad contabilizó mil 016 homicidios.

Meses antes del arribo al poder de Torre Cantú, la entidad fue testigo de uno de los hallazgos más macabros en la historia del país. El 22 de agosto de 2012, los cuerpos de 72 migrantes -58 hombre y 14 mujeres- fueron abandonados en un terreno baldío en el municipio de San Fernando.

Después, ya bajo el Gobierno de Egidio, una segunda masacre se suscitó en la entidad. En abril de 2011 los cadáveres de 196 personas fueron encontrados en fosas clandestinas en el mismo municipio.

Las autoridades, más tarde, revelaron que se trataba en su mayoría de migrantes secuestrados por Los Zetas.

En este contexto de creciente violencia, donde los tamaulipecos vivían en medio de balaceras y cierres de carreteras por los enfrentamientos entre ambos cárteles, en enero de 2012 se creó una página en Facebook llamada Valor Por Tamaulipas, con el objetivo de informar a la ciudadanía, a través de alertas realizadas por los mismos habitantes, de situaciones de riesgo y enfrentamientos.

Egidio Torre Cantú no sólo dio refugio a ex gobernadores acusados por presuntos nexos contra el narcotráfico y lavado de dinero, dos de ellos incluso prófugos de la justicia de Estados Unidos, además los acogió en sus informes de Gobierno.

Te recomendamos