Raiders premian la lealtad de sus fans mexicanos con un triunfo en el Estadio Azteca

Vienen de atrás para vencer 27-20 a los Texans, que se vieron perjudicados por dos polémicas decisiones de los árbitros

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Raiders premian la lealtad de sus fans mexicanos con un triunfo en el Estadio Azteca

Derek Carr lanzó dos largos pases de touchdown en el cuarto periodo para guiar a los Raiders de Oakland a una victoria más, la octava de su sorprendente temporada, y regalarles a los aficionados mexicanos del equipo negro y plata una noche para recordar con el triunfo de 27-20 sobre los Texans de Houston en el Estadio Azteca.

El retorno de la NFL a México tras más de una década resultó exitoso, con un marco espectacular de 76,743 espectadores, la mayoría de ellos vestidos de negro apoyando a los Raiders, uno de los equipos más populares en México detrás de Dallas y Pittsburgh.

Antes del partido, el público fue respetuoso durante el himno nacional de Estados Unidos. Muchos temían un abucheo masivo a propósito de las tensiones políticas entre las dos naciones por la reciente campaña electoral del presidente electo Donald Trump, cuyo discurso antimexicano fue piedra angular de su discurso político.

Los aficionados fueron al estadio a ver futbol americano, vivir un momento inolvidable y demostrar su pasión y conocimiento por el deporte.

El único incidente de lamentar durante el partido fue la aparición de un rayo láser que algún aficionado le dirigió al quarterback de los Texans, Brock Osweiler, quien después del juego dijo que la luz de color verde le afectó.

El juego fue bueno. Faltando 7 minutos en el cuarto periodo y con el marcador 20-20, los Texans decidieron jugarse una cuarta oportunidad y centímetros por avanzar sobre la yarda 15 de Oakland en vez de patear el gol de campo de la ventaja. El corredor Akeem Hunt pareció llegar a la marca en primera instancia, pero la colocación del balón por parte de los árbitros no le fue favorable a Houston, ni siquiera tras revisarse la jugada.

Entonces los Raiders (8-2) tomaron el balón y en apenas cinco jugadas anotaron con pase de 35 yardas de Carr a Amari Cooper por la banda izquierda para poner el juego 27-20. El triunfo los deja solos en el liderato de la División Oeste de la AFC con un juego de ventaja sobre Denver y Kansas City (7-3).

Le quitan touchdown a Houston

Houston (6-4) dominó la primera mitad, pero no pudo reflejarlo en la pizarra, que indicaba 10-10 al descanso, no sin polémica por una jugada que pudo haber sido un touchdown de los Texans. Los oficiales indicaron el final de una jugada del receptor DeAndre Hopkins sobre la banda izquierda, cuando aparentemente había pisado afuera. Las repeticiones posteriores mostraron que Hopkins tal vez logró mantenerse en el campo para lo que hubiera una anotación de 60 yardas en el amanecer del juego.

En el tercer periodo, una carrera de una yarda de Lamar Miller adelantó a los Texans 17-10, pero tras un intercambio de goles de campo, Carr encontró solo a su fullback Jamize Olawale, en un error obvio de la defensa rival, para la jugada grande de 75 yardas, empatando de nuevo los cartones ya en el cuarto periodo, antes del desenlace.

Carr terminó con 21 pases completos de 31 para 295 yardas, tres touchdowns y un pase interceptado. Osweiler tuvo 26 de 39 para 243 yardas, un pase de anotación y uno interceptado.

Te recomendamos