¿Cómo se relacionará el presidente Trump con los medios en español?

Durante su campaña, la relación entre el candidato republicano y los medios hispanos fue casi nula, en algunos casos hostil. Su candidata a portavoz de la Casa Blanca ha dicho que las cadenas hispanas son "tóxicas".

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
¿Cómo se relacionará el presidente Trump con los medios en español?

Cuando estaba en competencia por la nominación republicana, Donald Trump dijo que otro candidato, Jeb Bush, “no debía de hablar español porque estamos en Estados Unidos”. Un tiempo después, durante una rueda de prensa, Trump le dijo al periodista Jorge Ramos que se “regresara a Univisión” y mandó a expulsarlo de la sala.

El lunes pasado, Trump se reunió con los principales medios televisivos del país, o por lo menos con los “networks” en inglés y el miércoles con el New York Times, y ausentes estuvieron dos cadenas que representan a millones de personas de habla hispana de este país: Univisión y Telemundo. 

Todo lo cual lleva a la pregunta: ¿Cómo será la relación de el nuevo presidente con la prensa de habla hispana?

Si se juzga por el pasado, las cosas no lucen bien. La campaña de Trump nunca trató de establecer una relación consistente y de acceso con los medios en español.  Muchos intentos de comunicación entre su campaña y este periódico quedaron sin responder y Trump sólo dió una entrevista a uno de estos medios: la que otorgó en junio pasado a José Díaz Balart de la cadena Telemundo, también parte de NBC. 

No está claro que Trump considere de importancia alguna la relación con los medios en español.

“No es su audiencia”, dijo la analista política y profesora de USC Sherry Bebitch Jeffe. “Si bien es cierto que Trump ahora será presidente y debe ser el presidente de todos, puede que aún vea las cosas como lo hizo cuando era candidato. ¿Para qué congraciarse con medios cuyo público él no considera su audiencia primordial?. Al menos así puede que lo analice él”. 

Dependiendo de qué análisis se toma en cuenta, Trump habría logrado entre un 18% (Latino Decisions) y un 29% del voto latino (Edison, cadenas nacinoales), pero eso aún significa que por lo menos 7 de cada diez hispanos votaron en su contra. 

Para complicar aún más las cosas, la comunicadora que Trump parece estar considerando para portavoz de la Casa Blanca, la locutora y comentarista política Laura Ingraham, tiene una larga historia de denigrar a los latinos y a las personas de habla hispana en sus programas de radio. 

Aparte de burlarse del acento en inglés de personas de habla hispana y de usar el lema “yo quiero Taco Bell” durante un programa en el que se mofó de la queja sobre la comida para los niños en las celdas fronterizas, Ingrahan ha llamado “tóxicos” a Univisión y Telemundo. 

“Y añadir a eso el efecto tóxico de Univision y Telemundo, que son abrumadoramente de izquierda. Estos no son los medios de comunicación que fomentan la objetividad en la presentación de informes o incluso una cosmovisión positiva hacia la experiencia estadounidense. No no no no no. Estas son redes hispano-céntricas que creo que de muchas maneras, y ya hemos hablado de esto antes, critican la experiencia americana, y creo que incluso fomentar la comprensión de que estamos viviendo en las tierras robadas”, dijo Ingraham en uno de sus programas.

Entretanto, organizaciones profesionales de medios de comunicación como la Asociación de Periodistas Hispanos, la Asociación de Periodistas Hispanos , la Sociedad de Periodistas Profesionales y otras 12 instituciones, enviaron una carta conjunta al presidente electo explicando que todos los periodistas que representan están “ansiosos de trabajar con usted para perpetuar una de nuestras fortalezas más importantes, la libertad de prensa”. 

La carta continúa diciendo que los medios y periodistas esperan que Trump mantenga el tradicional equipo de prensa que viaja constantemente con el Presidente -press pool- algo que el presidente electo ha evadido en varias ocasiones desde la transición.

“Cada presidente desde Franklin Delano Roosevelt ha tratado esta tradición con el debido respeto”, dice la carta. “El rol del equipo de prensa es importante para el país ....no se trata solamente de acceso al presidente, se trata del acceso de los estadounidenses en diversas comunidades en todo el país”. 

Roberto Suro, profesor de periodismo de la escuela Annenberg de USC, dijo que Trump probablemente ignoraría a la prensa en general en la medida que lo hizo durante la campaña “usando otros medios para comunicarse directamente con la gente”.

Desde que fue electo, Trump no ha dado la usual rueda de prensa para hablar de sus primeros cien días o de la “transición al nuevo gobierno, prefiriendo usar videos por youtube para llegar directamente a la gente.

“No es posible predecir lo que va a hacer Trump”, dijo Suro. “Un día insulta al New York Times y horas después lo califica como “joya del periodismo”. Nunca se sabe si mañana invitará a almorzar a Jorge Ramos. El ya ha reinventado la forma en que la presidencia se relaciona con el públio y los medios y probablemente seguirá haciéndolo”.

Te recomendamos