Alan Pulido u Oribe Peralta, ¿quién pesará más en la Liguilla?

La juventud y renovada expectativa del exjugador del Olympiacos a su regreso al fútbol mexicano podría ser más benéfica para Chivas a la hora buena, que la frustración que enfrenta el 'Cepillo' en la banca de La Volpe

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Alan Pulido u Oribe Peralta, ¿quién pesará más en la Liguilla?

El Clásico del fútbol mexicano en cuartos de final del Apertura 2016 luce muy parejo y todo parece indicar que precisa de figuras para definirse, tanto en la ida como en la vuelta, referentes que en el momento justo saquen la casta y hagan la diferencia con su capacidad goleadora.

Pulido, paso prometedor

Por el lado Chiva asoma la figura de Alan Pulido, que en 12 partidos con la camiseta rojiblanca en este Apertura 2016, suma seis goles, una cuota baja, sin duda, pero que promete, por tratarse de un jugador que llegó al ‘Rebaño’ en calidad de ‘estrella‘, categoría que está en veremos mientras no la firme con goles, contundencia, constancia y peso de los mismos en momentos grandes. Si Ángel Zaldivar sale inspirado y no se quiere comer el mundo, seguramente Pulido tendrá el balón a modo para anidarlo en las redes americanistas. Digamos que para Pulido la exigencia está más fresca y por tanto más relajada debido a su reciente llegada a Chivas, sin embargo, el peso específico de sus eventuales tantos puede ser definitivo para el pase rojiblanco.

Oribe, a demostrar orgullo

Muchos afirman que se trata del mejor atacante de México, pero en la realidad Oribe Peralta ha dejado mucho qué desear vistiendo la camiseta azulcrema desde 2014. Tras su llegada al club de Coapa simplemente se apagó. Aquél jugador explosivo y sorprendente que brilló en Santos, no supo volar con las alas que le salieron y su chispa desapareció paulatinamente, sin embargo supo mantenerse en el agrado de la afición por su cuota goleadora: 32 goles en sus dos primeros torneos con la playera amarilla. La fragilidad del banquillo americanista no ha sido benéfica para sus aspiraciones de mantener constancia y se ha agravado con la llegada de Ricardo Antonio La Volpe, quien no lo tiene entre sus jugadores predilectos. Oribe ha comido banca y su frustración crece a cada partido, única razón por la que podría hacer la diferencia, de ser considerado para entrar de cambio. Sólo por orgullo, antes de que su destino lo alcance, ya que se dice podría regresar a Santos tras un intercambio por Agustín Marchesín.

Te recomendamos