¡Todos a ‘cenar sin celular’!

Organización que busca el bienestar de los niños y las familias lanza una campaña educativa que insta a los padres a estar realmente presentes y conectados con sus hijos

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
¡Todos a ‘cenar sin celular’!

El acuerdo es estar presentes y realmente conectadas las unas con las otras cuando se reúnen a cenar. Y para la consecución de ello, todas ponen en el centro de la mesa sus teléfonos móviles y quien lo tome para contestar alguna llamada o revisar su correo electrónico o redes sociales tiene que paga la cuenta.

“[El acuerdo] nos ha funcionado”, dice entre risas Alejandra Pérez, una comunicadora social de origen mexicano, radicada en Los Ángeles. “Una lo piensa dos veces de agarrar el teléfono mientras estamos cenan al tener que pagar la cuenta de todas. ¡Te imaginas! Pero solo así hemos aprendido a estar realmente presentes en el momento que estamos compartiendo como amigas”.

Y es que como dice la psicóloga Elizabeth Delicio, basada en Miami (Florida), todo momento compartido con los amigos cercanos y la familia debe hacerse sin teléfono celular en mano.

“Aunque la tecnología por una parte no ha unido, estamos viviendo en la actualidad una era en donde las familias están conectadas pero más desconectadas que nunca porque cuando cada quien está metido en el mundo de las redes sociales. Algo amenazante para la familia, porque los momento como familia son únicos y no los podemos perder”, resalta Delicio, especializada en psicoterapia para niños, adultos, parejas y familias.

Esa desconexión es tal, que “hoy tenemos hasta un televisor en el auto para distraer a los niños, en vez de aprovechar el momento para hablar, comunicarnos con ellos y conocerlos más a fondo, al hacerles preguntas de qué piensan o cómo fue su día”.

“Realmente estamos viviendo unos tiempos en donde vamos a tenemos que replantearnos qué tan importante es para la familia el diálogo de persona a persona sin la interrupción de los teléfonos celulares. Tenemos que regresar a la base de los momentos reales de la interrelación familia, que pesa en importancia que cualquier otra cosa, ya que en un abrir y cerrar de ojos los hijos crecen, se van de casa o uno o ellos ya no están físicamente con nosotros al pasar a mejor vida”.

‘Cena sin celular’

Y es por esa desconexión que se está dando entre los integrantes de la familia ante el uso de los teléfonos móviles en los momentos familiares, que la organización no lucrativa Common Sense (que proporciona advocación y educación a las familias para promover una tecnología y unos medios seguros para los niños) emprendió recientemente la campaña #CenarSinCelular, para crear conciencia entre las familias latinas sobre la importancia de estar presentes a la hora de la cena.

“Nuestros dispositivos nos mantienen conectados, informados y ocupados, pero a la hora de la cena es importante decir ‘no’”, dice en un comunicado James P. Steyer, fundador y director ejecutivo de Common Sense. “Muchas cosas, desde mejores calificaciones, hasta estilos de vida más saludables, han sido vinculados a comer juntos regularmente como familia. Al tomar el reto de ‘Cenar Sin Celular’ las familias mantendrán este tiempo tan importante en familia y darán el ejemplo a los niños de que todos necesitamos tiempo para platicar cara a cara”.

La campaña, que se lanzó a nivel nacional, surgió a raíz de varios estudios que cada vez más demuestran que tanto niños como adultos se sienten adictos al uso de sus celulares y que estos  dispositivos móviles pueden empobrecer la conexión familiar.

Los resultados de estos estudios son un llamado de alerta a tomar seriamente en cuenta, ya que, a la vez, otras investigaciones demuestran que la interacción familiar, incluida la comida en familia, es crítica para el desarrollo social e intelectual de los niños.

Pero a pesar de ello, muchos padres usan los teléfonos móviles a la hora de la cena en familia, un ejemplo que impide exigirle a sus hijos que dejen sus celulares a un lado mientras comen.

La psicoterapeuta Delicio aplaude el propósito de esta campaña, ya que “tenemos que hacer algo para retomar los momentos que los integrantes de la familia deben tener cara a cara”.

“La tecnología es buena, pero no podemos permitir que maneje nuestras vidas”, acentúa Delicio. “Como padres, tenemos que estar conscientes que esos momentos en familia son irreemplazables, son únicos, no se repiten, porque el tiempo es único, no retrocede y lo vivido en un momento específico vivido está, no regresa nunca más”.

A pesar que la tecnología ha acortado las distancia y mantiene a sus usuarios conectados las 24 horas del día, al momento de cenar los amigos o integrantes de las familias están completamente desconectados.
A pesar que la tecnología ha acortado las distancia y mantiene a sus usuarios conectados las 24 horas del día, al momento de cenar los amigos o integrantes de las familias están completamente desconectados. /Shutterstock

Recomendaciones a tener en cuenta

Para brindarle a los hijos un momento de calidad a la hora de la cena, donde los padres estén enfocados en conversar con cada uno de los integrantes de la familia, Common Sense recomienda:

  • Comprometerse a dejar a un lado el teléfono celular por los 30 minutos que dura la cena, o por tan solo esos 6 minutos de duración cuando se tienen hijos pequeños.
  • Poner el celular en silencio o, aun mejor, dejarlo en un lugar retirado donde no se pueda ver ni escuchar el sonido tentador de la notificación de mensajes recibidos.
  • Tomar como un estilo de vida digital saludable el hábito de disfrutar la cena familiar sin la presencia del teléfono celular y aprovecha al máximo el tiempo que se pasa en familia.

Te recomendamos