Fotos: Monumento al Sida en NYC es una obra de arte

Un parque en el Greenwich Village de Manhattan, se ha convertido en el primer lugar para recordar y honrar a los más de 100 mil hombres, mujeres y niños que han muerto a causa de la epidemia en la Gran Manzana

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Con motivo de conmemorarse el Día Mundial del Sida, oficiales electos, autoridades de Salud, activistas, líderes comunitarios y artistas neoyorquinos inauguraron oficialmente este jueves un monumento para honrar a las más de 100,000 personas –mujeres, hombres y niños– que han muerto a causa de esta pandemia en la Gran Manzana en los últimos 35 años.

El nuevo monumento, conocido como “New York City AIDS Memorial”, se convirtió en el primer espacio público en la ciudad dedicado a la crisis del Sida. Y, de manera simbólica, fue levantado en el St. Vincet’s Triangle Park, en el Greenwich Village de Manhattan, justo al frente del lugar donde se ubicaba el Hospital Saint Vincent’s que en los años 80 se convirtió en el epicentro de la epidemia del Sida en Nueva York.

Además de recordar a las decenas de miles de víctimas que ha dejado el VIH/Sida en la Gran Manzana, el monumento también ha sido dedicado al trabajo de voluntarios y cuidadores de salud que han respondido a esta epidemia en las últimas tres décadas y a aquellos que han prometido seguir en la lucha contra este enfermedad.

Durante la inauguración de la obra, cuyo foco central es una escultura blanca de metal de 18 pies (5.4 metros), que se levanta sobre una fuente de piedra negra rodeada de escrituras, se leyeron los nombres de algunos de los neoyorquinos que han muerto por esta enfermedad, muchos de ellos latinos.

La emotiva ceremonia contó con la participación del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, oficiales electos y los comisionados de Salud estatal y local, quienes se refirieron a la caída histórica de diagnósticos de VIH sida en la ciudad durante el año pasado.

Según datos dados a conocer esta semana por el Departamento de Salud e Higiene Mental de Nueva York (DOHMH)en el 2015 se registraron 2,493 nuevos casos de VIH, lo que representa un 8.3% menos cuando se compara con los 2,718 diagnósticos de 2014. Esta es la primera vez que se produce una reducción en los casos en los más de 35 años desde que inició la epidemia en esta urbe.

De igual forma, el 2015 fue el primer año, desde que el DOHMH comenzó a contabilizar los diagnósticos de VIH en 1981, que no registró ningún diagnóstico de infantes nacidos en la ciudad (infección de madre a hijo), lo que ha sido considerado por muchos como un hecho histórico.

La ceremonia también contó con los miembros de la coalición END AIDS NY 2020, que agrupa a más de 70 organizaciones comunitarias que trabajan en la meta de terminar la epidemia del VIH/Sida en los próximos cuatro años mediante la expansión de pruebas de detección, tratamientos y prevención.

Nueva campaña de prevención

Anuncio en español que forma parte de la nueva campaña del Departamento de Salud de Nueva York "Stay Sure".
Anuncio en español que forma parte de la nueva campaña del Departamento de Salud de Nueva York “Stay Sure”.

También, coincidiendo con el Día Mundial del Sida, la comisionada del DOHMH, la doctora Mary Bassett, anunció este jueves el lanzamiento de la nueva campaña de salud pública “Stay Sure”, que promueve los servicios de prevención del VIH en la ciudad de Nueva York, incluyendo el uso de las medicinas profilácticas PrEP (pre-exposición) y PEP (post-exposición),  así como el uso constante de preservativos o condones.

“Con la nueva campaña ‘Stay Sure’, el Departamento de Salud continúa su innovador y exitoso enfoque para poner fin a la epidemia de VIH para el final de la década”, dijo la doctora Bassett.

Esta campaña forma parte del plan de la Ciudad de ponerle fin a la epidemia del VIH/Sida para el año 2020 conocido como NYC Plan to End the Epidemic. El plan, anunciado por el alcalde Bill de Blasio en 2015, cuenta con una inversión de $23 millones este año fiscal 2017 para prevenir el VIH y ofrecer asistencia médica a cerca de 200,000 neoyorquinos afectados por esta enfermedad. La meta del plan es que para el 2020 el número de personas diagnosticadas con VIH no supere los 600 casos, lo que reduciría el VIH a niveles más bajos de lo que se considera como una epidemia.

Te recomendamos