Reconectando con mis raíces

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Reconectando con mis raíces

Al pasado no se va a pelear, sino a aprender. Laverdad es que nunca imaginé el impacto devolver a Cuba,tras 15 años de ausencia.Sabía que se trataría de unregresoa ese pasado, después de tantotiempo con los recuerdos bloqueados, para no sufrir ante la imposibilidad de viajar.Sin embargo,llegué con la mente abierta y sin prejuicios, dispuesto a lo que sintiera mi alma de niño que ahora comenzaba a latir con el corazón de entonces.

El presente y el pasado confluyeron en un encuentro con mi historia: el pueblecito de El Caney, donde transcurrió mi infancia; la casa de mi familia;la visita a mi maestra de radio Nilda G. Alemán que, supo plantar la primera semilla en mi corazón y, que desempolvó anécdotas que estaban guardadas en algún lugar casi olvidado.

Fueron tres semanas en las quemi mente mezcló la nostalgia y la tristeza contoda la alegría que desprendemos siempre los cubanos. Un coctel de sentimientos potentes.

Al regresar, una puerta se abrió de nuevo y sentí emociones que hace mucho no experimentaba.Por esoquiero reincorporar a mi personalidad características tan cubanas como la espontaneidad y el sentido del humor.No quedan dudas de que mis raíces ycultura están allí, donde viví 28 años.

El héroe nacional cubano José Martí escribió: “La patria es de todos y es justo y necesario que no se niegue en ella asiento a ninguna virtud”.Todos los cubanos, no importa cómo pensemos, tenemos derecho a visitar y a vivir en nuestra isla.

Celebro haber podido veruna Cuba un poco más abierta, en comparación con la que dejé a finales de los años 90. Básicamente, hay mejoras en temas como la compraventa de viviendas, los alquileres turísticos, los pequeños restaurantes privados…Obviamente, todavíaqueda mucho por hacer.

Tengolaesperanza de que los cambios avancen hacia la prosperidad, la pluralidad y el respeto a los derechos humanos. Y que todas las opinionesy tendencias puedan ser escuchadas, porque solo así crece un país. En el futuro, confío en poder contribuir al desarrollo dela isla, porquehoy,más que nunca, me sientocubano y latinoamericano.

 

www.IsmaelCala.com

Te recomendamos