Viernes 20 de Enero 2017

Una verdadera educación bilingüe

Conoce los diferentes métodos que ayudan a los estudiantes a aprender inglés mientras mantienen el idioma materno

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Una verdadera educación bilingüe
En el método Transitional Bilingual Education además del inglés intensivo, los estudiantes reciben un par de clases en español. /ARCHIVO

No todos los programas bilingües son iguales: hay programas que usan tu primer idioma como palanca para ayudarte a aprender el inglés más rápidamente, pero también hay programas que menosprecian tu primer idioma y tu cultura.

Estudios científicos han demostrado que los alumnos que toman parte en programas bilingües que usan técnicas modernas en muchos casos se gradúan con mejores calificaciones que los alumnos que hablan solamente inglés. El estado de Nueva York ahora otorga un sello especial con el diploma de graduación que reconoce los méritos de los estudiantes bilingües. Para poder abogar por cambios en tu distrito escolar y para recibir los beneficios de una verdadera educación bilingüe, primero hay que reconocer que no todos los programas son iguales.

El término “educación bilingüe” es muy amplio y abarca metodologías muy diferentes. En un extremo está el método de inmersión, donde el estudiante no recibe ayuda alguna y todas las clases son en inglés. Este “método” no requiere nada especial por parte del distrito escolar además de las clases intensivas de inglés, y el estudiante se ve obligado a aprender el resto de las materias en un lenguaje nuevo sin ayuda de ningún tipo. El mensaje es: “tu cultura y tu idioma aquí no valen nada, arréglatelas como mejor puedas”. Como adquirir el lenguaje académico necesario para tener éxito en la escuela toma un promedio de cinco años de estudio, este método condena a muchos estudiantes al fracaso.

Un poco mejor, pero no ideal, es el método de ESL o ENL (English as a Second Language or as a New Language). En este método, aparte del inglés intensivo, el resto de las materias siguen siendo en inglés. Aquí los estudiantes reciben un poco de ayuda en forma de métodos especiales de aprendizaje, ya sea del maestro o maestra, o de otra persona en el salón de clases que ayuda a los alumnos que están aprendiendo inglés. Aunque preferible, este método da resultados que no son muy diferentes al método de inmersión, y es el método que los distritos escolares más comúnmente usan en las escuelas secundarias con los estudiantes que apenas están aprendiendo inglés.

Mejores todavía son los métodos transicionales denominados Transitional Bilingual Education, donde además de las clases de inglés intensivo los estudiantes reciben una o dos clases en español.

En estos programas la meta es efectuar una transición completa a clases en inglés en uno o dos años, pero por lo menos durante los primeros dos años los estudiantes siguen aprendiendo a un nivel adecuado y no quedan tan rezagados.

Consideremos ahora los métodos respaldados por investigaciones científicas que dan los mejores resultados, y que verdaderamente merecen ser calificados como “educación bilingüe”. Lo más interesante es que la clave de estos métodos es la enseñanza del español mismo, la continuación del perfeccionamiento por los estudiantes del manejo de su propia lengua materna. Esto implica seguir aprendiendo literatura y poesía en español, y continuar con la práctica y el refinamiento de la lectura y la escritura en nuestro idioma—o lo que yo llamo “Cervantes en lugar de Shakespeare”. En inglés estas clases de español llevan el nombre de Native Language Arts o Heritage Language Arts.

Estos métodos educativos que incluyen el estudio del primer idioma, y que dan mejores resultados para estudiantes bilingües que los mencionados al principio, se denominan Maintenance Bilingual Education (o Educación Bilingüe de Retención del Primer Idioma), y pueden adaptarse para estudiantes de primaria o de secundaria. La meta de estos métodos es desarrollar la competencia académica del estudiante en ambos idiomas, y por eso eventualmente incluyen clases en diversas materias tanto en inglés como en español.

Muy similar a éste último es el método de Educación Dual, conocido en inglés como el Dual Language Program. Este método también tiene como meta el desarrollo de competencias académicas en dos idiomas simultáneamente, pero generalmente es utilizado solamente con alumnos que se inscriben en el programa desde kindergarten, y la razón es que se basa en clases donde la mitad de los estudiantes hablan español y la mitad hablan inglés. De esta manera, estudiantes que hablan sólo inglés también pueden aprender otro idioma y llegar a ser perfectamente bilingües cuando terminan el sexto grado.

¡Investiga si la escuela a la que asisten tus hijos tiene un programa bilingüe, y exige la mejor educación posible para ellos!

-Duane Stilwell es un maestro bilingüe de Ciencias en el estado de Nueva York.

Te recomendamos