Boricuas en NYC reflexionan sobre los 100 años de ciudadanía

La conmemoración del centenario divide las opiniones sobre el próximo plebiscito para definir el estatus de la isla

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Boricuas en NYC reflexionan sobre los 100 años de ciudadanía
El eterno debate sobre el estatus de Puerto Rico se mantiene al cumplirse el primer centenario del Jones Act.
Foto: MARIELA LOMBARD

Puerto Rico conmemora hoy una histórica fecha, que cambió para siempre la vida de los habitantes de esta nación caribeña. Hace 100 años, el 2 de marzo de 1917, el Congreso de Estados Unidos aprobó el Jones Act, que le otorgó la ciudadanía estadounidense a los puertorriqueños nacidos en la isla.

Pero a pesar que los boricuas disfrutan de todos los derechos de ser ciudadano, el estatus político de la isla sigue en el limbo y eso no ha pasado desapercibido en este centenario, que ocurre a pocos meses de que se vuelva a realizar otra consulta popular para trata de definir la relación de Borinquen con EEUU.

En la Gran Manzana, donde vive la comunidad puertorriqueña más grande fuera de la isla, el tema del plebiscito divide a muchos boricuas, sobre todo a los ancianos que están acostumbrados a vivir bajo el actual sistema de Estado Libre Asociado.

“La gente se siente feliz en la forma en que está,” dijo Rosa Pellot, de 87 años y residente del vecindario Lower East Side, un enclave tradicional puertorriqueño en la Gran Manzana.

Aunque a Pellot le gustaría la estadidad, duda que el Gobierno estadounidense la conceda, y así lo cree, dice, porque es lo que escucha de sus familiares que aún viven en la isla.

“No hay muchos a los que le dan esa oportunidad (de ser un estado de EEUU)”, dijo el nuyorican José Lizardie, de 58 años. El hombre criado en Loisaida de padres puertorriqueños cree que es un error que los boricuas no elijan ser estado.

Por ahora la manera en que se ha tratado de cambiar el estatus ha sido a través de plebiscitos, y este verano se llevará a cabo el quinto luego que fuera autorizado por el gobernador de la isla Ricardo Roselló Nevares, quien a principios de febrero firmó la Ley 7 para la Descolonización Inmediata de Puerto Rico. Este referendo será diferente a los anteriores, ya que las opciones serán sólo dos: “Estadidad” o “Libre Asociación / Independencia”. Si gana la segunda opción se llevará a cabo otro plebiscito en octubre.

El líder laboral neoyorquino David Galarza dijo que el plebiscito es “ridículo”.  “Es un gasto horrible de dinero. Los millones que van a gastar en ese plebiscito se pueden usar para gente que sí tienen necesidad en el pueblo ya sean obreros, hospitales, escuelas, o vivienda”, indicó. Se estima que el referéndum costará alrededor de $5 millones.

Galarza expresó gran insatisfacción con el Jones Act, y aseguró que esa ley creó una “válvula de escape” que ha hecho que los boricuas se vengan a Estados Unidos por más oportunidades en vez de manifestarse en la isla.

Ni es libre ni es estado

Oficialmente, Puerto Rico es un territorio incorporado de Estados Unidos, lo cual significa que no hay intención de hacerlo parte de la nación norteamericana como fue el caso con Alaska y Hawaii. En 1954, cuando se escribió la constitución actual de la isla, se le dio la denominación de Estado Libre Asociado, pero el término no significa mucho ya que Puerto Rico no es libre o estado.

La presidenta del Concejo Municipal de Nueva York, Melissa Mark-Viverito, dijo que aunque la ciudadanía viene con beneficios como la libre transportación, también hay desventajas como el que los boricuas en la isla no pueden votar por el Presidente de EEUU y sólo tienen un representante en el Congreso federal con voz pero no voto.

“No es una ciudadanía completa y eso trae la pregunta del estatus que es un asunto sin resolver para algunos. Otros quieren estadidad, y otros independencia. Yo creo que el estatus actual no es suficiente y debe de haber un movimiento y un tipo de progreso para llegar a un estatus diferente”, expresó la presidenta.

“Va a ser como Cuba”, dijo Rafaela Riollano, de 70 años, sobre por qué no quiere que el país sea independiente. A la residente de Loisaida le preocupa que los boricuas pierdan su ciudadanía estadounidense si el país se hace independiente de la nación norteamericana.

Pero eso es un mito según Edwin Meléndez, director del Centro de Estudios Puertorriqueños en Hunter College. “La ciudadanía de los puertorriqueños es permanente, eso no se lo puede cambiar nada y aún cuando se establezca otra forma de estado los puertorriqueños nacidos en Puerto Rico continuarán siendo ciudadanos americanos”, explicó.

Para los 100 años de la ciudadanía, Meléndez y su equipo esperan derrocar algunos de estos mitos en una serie que llevarán a través de Puerto Rico, Florida, Washington D.C., y Nueva York. En nuestra ciudad se llevará a cabo el 5 de abril en Roosevelt House en Hunter College de 6:00pm a 8:00pm. Para más información accede al: http://centropr.nationbuilder.com/jonesact2017

 

Te recomendamos