Administración De Blasio dice “no” a subsidios de Metrocard para pobres

Mientras el Concejo sigue luchando para ayudar a 800,000 neoyorquinos a pagar el transporte público, el alcalde considera que es el Estado el que debe cubrir esos costos

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Administración De Blasio dice “no” a subsidios de Metrocard para pobres
Tren de la linea 5. Metro de la Ciudad de Nueva York. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario NY.

El año pasado la organización Riders Alliance, que vela por los derechos de los pasajeros, promovió una campaña para pedirle al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, que ayudara a 800,000 personas de bajos recursos a acceder al transporte público, subsidiando el 50% del costo de las Metrocard. Y aunque el mandatario había dicho que la propuesta le parecía “interesante” y que se tomaría el tiempo para analizarla, esta vez la Ciudad manifestó que no se meterá la mano al bolsillo para asignar los $200 millones y darle un respiro a los más pobres, pues considera que ese es un asunto del Estado.

“La propuesta es noble, pero crearía una carga económica sustancial para la Ciudad de Nueva York. Como los neoyorquinos saben, la MTA (Autoridad Metropolitana de Transporte) es responsabilidad del Estado. Ellos deben cubrir el costo”, aseguró Freddi Goldstein, portavoz del alcalde de Blasio.

El funcionario resaltó que la administración de Blasio entrega cada año casi $1,000 millones en subsidios directos y $4,300 en subsidios indirectos para apoyar las operaciones de la MTA.

El concejal Ydanis Rodríguez, quien preside el Comité de Transporte del Concejo, ve con preocupación la negativa de la Ciudad, pero advirtió que desde la Legislatura municipal, donde actualmente se está discutiendo el presupuesto preliminar para el próximo año fiscal, seguirán luchando para que esos subsidios vean la luz.

Nueva York debe seguir el ejemplo de otros alrededor del país que apoyan a los residentes de bajos ingresos con subsidios de transporte”, comentó el líder político, al tiempo que destacó que sin esa ayuda, miles de neoyorquinos pobres no pueden tener opciones para mejorar sus vidas.

“Se trata de dar un impulso a las familias trabajadoras, estudiantes universitarios y más, luchando para llegar a fin de mes. En última instancia, esto será bueno para la ciudad, ya que los residentes gastarán más en sus pequeñas empresas locales”, agregó Rodríguez, recalcando que más de 30 concejales apoyan la propuesta, que pudiera ser vital para muchos indocumentados.

“Sabemos que saltar el torniquete es algo con lo que la NYPD le pone cargos a la gente y posiblemente puede llevarlos a la deportación. Tenemos que hacer todo lo que podamos para proteger a nuestros valiosos inmigrantes”, agregó el concejal.

A pesar de la negativa de la administración de Blasio a la propuesta de los subsidios, Rebecca Bailin, directora de la campaña de Riders Alliance, se mostró confiada en que el mandatario y el Concejo otorgarán la ayuda a los más pobres de la Gran Manzana.

“Sin acceso a la MetroCard, los neoyorquinos de bajos ingresos no pueden salir de la pobreza y aunque es también responsabilidad del gobernador proveer los recursos necesarios para que la MTA haga su trabajo y preste bien el servicio y haya buses y trenes a tiempo, de Blasio prometió que iba a trabajar por los neoyorquinos de bajos ingresos y esta es la oportunidad para que lo haga”, comentó la activista, destacando que el costo implicaría apenas el 2% del presupuesto de la Ciudad.

“Si el alcalde habla de una ciudad asequible, tiene que entender que eso no se logra si primeramente muchas personas no pueden ni siquiera acceder al transporte público”, concluyó Bailin.

Por su parte, la oficina del gobernador Andrew Cuomo prefirió no referirse al asunto y le pasó la bola a la MTA, donde una de sus voceras parafraseó al presidente de esa agencia, Tom Prendergast, quien considera que el tema de las reducciones en los costos son tarea de los municipios y no de esa oficina.

Te recomendamos