NYC tiene un plan para reducir las muertes por sobredosis, y necesita su ayuda

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

NYC tiene un plan para reducir las muertes por sobredosis, y necesita su ayuda
El año pasado, casi 1,300 personas perdieron la vida debido a una sobredosis de drogas. /ARCHIVO

Una epidemia de sobredosis de opioides está afectando a todo Estados Unidos, aquejando a áreas rurales, pueblos y ciudades, incluyendo a la nuestra. Más de tres neoyorquinos mueren diariamente a causa de una sobredosis de drogas: una causa de muerte más letal que los homicidios y accidentes automovilísticos combinados. El año pasado, casi 1,300 personas perdieron la vida debido a una sobredosis de drogas. Tan solo en El Bronx, las drogas le arrebataron la vida a 279 personas: el número anual más alto que se ha registrado hasta la fecha. Más de la mitad de estos neoyorquinos eran latinos. Estos números representan a miembros familias, compañeros de trabajo, amigos y vecinos. La parte más triste de la crisis de opioides es que estas muertes se pueden prevenir.

La razón de este aumento dramático y letal es el fentanilo, un potente opioide sintético. Es muchas veces más fuerte que la morfina y la heroína, y a menudo se combina con cocaína, heroína y pastillas. El fentanilo no se puede ver, saborear ni oler. No es posible discernir si está presente en una droga o no.

Este lunes, el alcalde Bill de Blasio reveló un nuevo plan, “HealingNYC”, para hacer frente a la epidemia de opioides. Uno de los principios esenciales de este plan es la expansión en la distribución de naloxona: un medicamento que puede revertir una sobredosis y está disponible para todos los neoyorquinos. El Departamento de Salud aumentará la distribución de naloxona, proporcionando 64,000 kits a por lo menos cien programas de tratamiento y desintoxicación de opioides y de intercambio de jeringas. El medicamento, distribuido en su forma de aerosol nasal, también está disponible, sin receta médica, en más de 750 farmacias de toda la ciudad. Si usted conoce a alguien que use opioides, nuestra recomendación es que obtenga naloxona y ayude a salvar vidas.
Además de naloxona, la Ciudad se fijó una meta ambiciosa de proporcionar tratamiento para la adicción a los opioides a por lo menos 20,000 neoyorquinos. El tratamiento utiliza dos medicamentos muy eficaces: la metadona y la buprenorfina (también conocida como Suboxone). Estos medicamentos bloquean los efectos de los opioides y reducen el deseo de consumirlos. Lo más importante es que ayudan a las personas a vivir sin la carga de la adicción. Pero para alcanzar nuestro objetivo de tratamiento, primero debemos deshacernos del estigma, el miedo y la vergüenza que experimentan muchas personas en recuperación cuando toman estos medicamentos. El Departamento de Salud también capacitará a mil profesionales de la salud en el manejo de pacientes que necesiten estos medicamentos altamente efectivos.

Asimismo, queremos ayudar a las personas que sobrevivieron a una sobredosis, pero corren riesgo de tener otro episodio, potencialmente fatal. En asociación con diez salas de emergencia, comenzamos un programa que abarcará a toda la ciudad y enviará una fuerza de trabajo de personas que han pasado por la misma experiencia. Estas personas apoyarán a los supervivientes de sobredosis, proporcionarán naloxona y ayudarán a los pacientes a buscar los servicios que necesitan. También queremos dar a los neoyorquinos un recurso de ayuda o apoyo en cualquier momento que lo necesiten. Por ello, en octubre pasado, el Departamento de Salud lanzó NYC Well: un servicio gratuito y confidencial disponible las 24 horas del día, los siete días de la semana. Si usted o alguien que usted conoce está batallando con la adicción, llame al 1-888-NYC-WELL (1-888-692-9355), envíe un mensaje de texto con la palabra “WELL” al 65173 o visite nyc.gov/nycwell.

No hay una sola manera de curar la crisis de sobredosis de heroína y fentanilo, pero estamos comprometidos a hacer lo que sea necesario para interrumpir el aumento de muertes por sobredosis. Ahora, necesitamos su ayuda. Estas herramientas están disponibles para salvar a su madre, su hijo, su vecino y a otros neoyorquinos. Necesitamos reconocer colectivamente este problema, apoyar a los afectados y comprometernos a combatir esta epidemia y a salvar vidas. Es lo que un verdadero neoyorquino haría.

-La Dra. Mary T. Bassett es la comisionada de Salud del Departamento de Salud y Salud Mental de la Ciudad de Nueva York

Te recomendamos