Un párroco de la Placita Olvera encabezó el apoyo a los corredores del maratón de Los Ángeles

Muchos espectadores llegaron desde temprano a las calles para llenar de aplausos y gritos a los atletas de la carrera

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Un párroco de la Placita Olvera encabezó el apoyo a los corredores del maratón de Los Ángeles

Sin detener los gritos y las porras un grupo de personas se reunieron frente la iglesia de la Placita Olvera el domingo desde muy temprano para ver pasar a los más de 24,000 atletas que participaron en el Maratón de Los Ángeles.

Entre ellos, miembros de la icónica iglesia La Placita.

“¡Vamos, vamos!”, “¡Buen trabajo!”, “¡High Five!”, decía el reverendo de la iglesia La Placita, Arturo Corral, con una energía motivadora a los corredores de distintos niveles atléticos. Mientras tanto, algunos miembros de la iglesia aplaudían y silbaban sin parar.

El párroco Corral dijo que le entusiasma mucho ver a los corredores porque demuestran lo que es el amor al deporte.

El reverendo Arturo Corral (izq) motivó a los corredores que atravesaban la milla tres. (Jacqueline García)

“El año pasado me tocó participar en el maratón con otro párroco y este año quise venir a alentarlos”, dijo el reverendo, quien tuvo el tiempo exacto para ser porrista frente a su iglesia puesto que tenía que ofrecer la misa de las 9 de la mañana.

“Me encanta, les echo porras y aunque este año no pude [participar] aquí estamos viéndolos”, aseveró.

El párroco dijo que el sábado llegó alrededor de una docena de miembros de la parroquia que iban a participar en el maratón. “Y bendecimos los tenis para desearles lo mejor en su deporte y que lo disfruten mucho”, dijo el párroco aseverando que el próximo domingo los van a presentar en la iglesia para darles las gracias por participar para promover la vida sana y el deporte en la parroquia.

Algunos corredores participaron vistiendo disfraces. (Jacqueline García)

Con causa… y con disfraz

En el maratón no solamente se veían a los atletas que deseaban llegar a la final por obtener una medalla. También estuvieron quienes buscaban luchar por alguna causa. Este año el maratón de Los Ángeles de Sketchers Performance patrocinó a 95 organizaciones no lucrativas que intentaron recaudar fondos para distintas causas. El objetivo fue recaudar más de $4 millones para organizaciones caritativas alrededor del mundo.

También, entre los miles de corredores se podían percibir aquellos vestidos en disfraces graciosos y algunos incómodos. Su motivo era poder ganar el récord Guinness del corredor más rápido con un disfraz.

Asunción Bautista, ministro de la iglesia La Placita por los pasados 25 años, dijo que les tocó madrugar para poder llegar a tiempo.

El parroco Arturo Corral (primero de der. a izq.), junto a los miembros de la iglesia La Placita, mantuvieron su energía alta durante el paso de los corredores. (Jacqueline García)

“Y aunque llegamos un poquito tarde porque ya estaba cerrada la calle quisimos venir a apoyar a los corredores”, dijo emocionado Bautista. “Pero vemos que el padre ya hasta está ronco y todavía tiene que dar una misa a las nueve”, añadió sonriente.

“Hay mucha gente participando y haciendo la lucha van a llegar aunque sea caminando”, dijo Bautista, quien con sus manos hacía un sonido espectacular imitando a un águila.

En su edición número 32, el maratón contó con más de 5,000 voluntarios y con entretenimiento a lo largo de las 26.2 millas. El maratón titulado “Del estadio al mar” en referencia a su inicio en el estadio de los Dodgers y final en el muelle de Santa Mónica, dio la oportunidad a los corredores de atravesar monumentos y localidades históricas como el ayuntamiento de Los Ángeles, Hollywood y Rodeo Drive de Beverly Hills.

Te recomendamos