Major World defiende sus prácticas de ventas

El concesionario dice que parece que hay un malentendido sobre sus prácticas de ventas

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

La red de concesionarios Major World rechaza las acusaciones de prácticas de venta engañosas e ilegales formuladas por el departamento de Asuntos de Consumidores (DCA) de la ciudad de Nueva York ante la Oficina de Juicios Administrativos y Audiencias (OATH). Según un comunicado de esta compañía “parece que hay un malentendido sobre nuestras prácticas de negocio” que la esperan defender y “clarificar”.

La empresa respondió de esta manera al procedimiento abierto la semana pasada contra una compañía que tiene entre los latinos buena parte de su mercado. La DCA busca con esta revocar su licencia para vender autos usados y compensaciones y multas por valor total de dos millones de dólares en total. Este departamento es el que emite las licencias de los concesionarios de carros de segunda mano y el que impone normas de protección a los consumidores.

Esta acción legal se abre después de haber investigado a Major World desde hace meses y haber revisado una treintena de casos de clientes que se sintieron engañados en el precio, en la tasa a pagar por un préstamo para un carro de segunda mano o en la garantía, entre otras cosas. Desde el concesionario de Queens se aduce que estos 30 casos hasta la fecha son un pequeño número comparado con los más de 10,000 clientes a los que sirven anualmente y que las quejas recibidas por la DCA son minúsculas. “Casi ninguna de las quejas son sobre la financiación de vehículos”, aclaran.

Desde el DCA, la comisionada Lorelei Salas, explicaba que el esquema de financiación que revela la investigación de su departamento no es algo de lo que la mayoría de los consumidores sean conscientes “porque escondérselo a los clientes es parte de las prácticas engañosas de Major World”. Desde que se hizo el anuncio de las acciones legales se han oído quejas de más de 100 consumidores “que ahora se dan cuenta que podrían haber sido víctimas potenciales y esperamos más”, explicaba Salas. Desde el DCA se anima a poner en conocimiento de la administración su caso llamando al 311 si cree que ha sido una víctima.

La acción contra este popular concesionario llega después de que el pasado octubre se celebrara una audiencia en Long Island City para entender los problemas que hay en el sector de la venta de carros de segunda mano y su financiación. Varias personas dieron testimonio público de problemas de calidad y con los contratos de compraventa y financiación. Muchos de los clientes carecen de historial de crédito y las tasas que se les aplican son muy elevadas. En el DCA explican que el número de quejas que se han recibido sobre las prácticas de Major World en los últimos tres años son las más elevadas de todos los demás concesionarios.

 

 

Te recomendamos