Abogan por apertura de adopciones

NUEVA YORK – Larry Dell, de 63 años, tiene la esperanza que la Legislatura apruebe un proyecto de ley para tener acceso a la información que le ayude a dar con el paradero de sus cuatro hermanos biológicos, de los que fue separado cuando a él lo dieron en adopción.

“Fui adoptado y fue un secreto de familia durante 59 años. Estuve tratando de investigar por medio de los récords públicos, pero al ser sellados, todo lo que he podido averiguar es que fui el quinto hijo y aunque lo más seguro es que mis padres ya debieron fallecer, quiero tener contacto con mis cuatro hermanos”, afirma Dell, nacido en Brooklyn y residente actualmente en Nueva Jersey.

Dell habló durante una conferencia de prensa convocada por el asambleísta David Weprin, Distrito 24 (D-Queens) que está promoviendo una legislación para que el Departamento de Salud abra el registro de nacimientos, como parte de la celebración, a nivel nacional en noviembre, del Mes de la Adopción.

“Cualquier persona tiene el derecho legal de obtener información sobre su nacimiento, lo único que se quiere con esta ley, es que en el estado de Nueva York, se le dé igualdad de derechos al acceso de sus récords de nacimiento a las personas adoptadas”, dijo Weprin.

De acuerdo al asambleísta, se propone que en la próxima sesión legislativa, del mes de enero, la medida sea puesta para su aprobación.

El legislador explicó que “el acceso a los certificados de nacimientos originales permite a las personas adoptadas conocer sobre su herencia étnica, religiosa, mejorando el acceso a información médica vital, que puede ser beneficiosa para prevenir, por medio de un buen cuidado médico o el tratamiento de alguna enfermedad o desorden genético”.

Jill Auerbach, encontró a su hijo Joel Vergun, de 51 años, hace ocho años. “Fuera de saber el paradero de mi hijo, era importante avisarle que podía tener problemas coronarios, porque todos en la familia los sufren”, dijo la mujer, que ahora es una de las integrantes de la Iniciativa de Apertura de Récords.

Joyce Bahr, presidente de la Iniciativa de Apertura de Récords, dijo que a lo largo de la historia “se le ha estado negando a los adultos que han sido dado en adopción el derecho a su certificado de nacimiento original, un acto cruel. Estas personas (los adoptados) necesitan respuestas, porque ellos a menudo sufren su dolor en silencio”.