Acusado por matar padres a martillazos

MIAMI/EFE – Un gran jurado de Florida (EE.UU.) acusó de asesinato en primer grado a un adolescente que presuntamente mató a martillazos a sus padres en julio pasado, ocultó los cadáveres en una habitación y luego celebró una fiesta en la vivienda familiar, según confirmó ayer a Efe una fuente judicial.

Sobre Tyler Hadley, de 17 años, pesaban dos cargos de asesinato en segundo grado, que conllevan una sentencia a cadena perpetua, por la muerte de sus padres, Mary Jo Hadley, de 47 años, y Blake Hadley, de 54.

Pese a la ampliación de la acusación de asesinato en segundo grado a primer grado, emitida este miércoles, Hadley no puede ser condenado a muerte por ser menor de edad, aunque sí recibir una condena a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional.

Según la acusación, Hadley asesinó a martillazos a sus padres en su vivienda de Port St. Lucy y, tras ocultar los cadáveres en el dormitorio del matrimonio, organizó una fiesta por la noche a la que acudieron cerca de 60 jóvenes.

El adolescente fue detenido la madrugada del domingo 17 de julio, horas después de la citada fiesta que había organizado a través de Facebook antes de asesinar a sus padres. Entonces, en declaraciones a Channel 5 Mike Mandell, uno de los amigos más allegados de Hadley, explicó que el acusado había tomado tres pastillas de éxtasis antes de supuestamente matar a sus padres y que luego le dijo- “Me siento mal, no he comido, no he dormido, estoy mal”.