Algunas medidas de prevención

Lávese cuidadosamente las manos con frecuencia y siempre antes de cocinar o comer. Lávelas siempre de nuevo después de tocar carne cruda. Y lave muy bien las verduras, frutas y vegetales antes de consumirlos.

Limpie los platos y utensilios que han tenido algún contacto con carne de res, carne de aves, pescado o huevos crudos.

Use un termómetro al cocinar. Cocine la carne de res a al menos 160° F (71º C), carne de aves a al menos 180° F (82º C) y pescado a al menos 140° F (60º C).

No coloque carne ni pescado cocidos de nuevo en el mismo plato o recipiente en donde estaba la carne cruda, a menos que dicho recipiente haya sido lavado muy bien.

Refrigere rápidamente cualquier alimento que no se vaya a consumir, bajo una temperatura de 40° F (4.4º C) y en el congelador a 0° F (-32º C).

Cocine los alimentos congelados por el tiempo completo recomendado en el paquete.

No utilice alimentos viejos, alimentos empacados con el sello roto ni latas que tengan protuberancias o muescas.

No consuma alimentos que tengan olores inusuales o sabor a descompuesto.

No beba agua de arroyos o pozos que no estén tratados. Sólo beba agua que haya sido tratada o clorada.

Fuentes: CDC y NIH.