Chávez se entrega a la religión

Declara Día de Júbilo Nacional en memoria del médico José Gregorio

Caracas/EFE – El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, sigue haciendo actos de devoción religiosa con la declaración del 26 de octubre como Día de Júbilo Nacional en memoria del médico José Gregorio Hernández, considerado un santo por miles de venezolanos y al que el mandatario hizo corresponsable de su recuperación.

“Me anoto en la lista de los que hemos sido bañados por el milagro del siervo de Dios, me siento parte de esa legión de hombres y mujeres de los que vivimos gracias a los milagros”, indicó hoy el gobernante en una comunicación telefónica con el canal de televisión estatal VTV.

“Anoche (el martes) firmé el decreto (…) cada día gobernaré más obedeciéndoles a ustedes, declarando día de júbilo, no solo el día de hoy sino todos los años, cada 26 de octubre”, agregó el jefe de Estado, que fue sometido el 20 de junio pasado en La Habana a una operación para extraerle un tumor canceroso.

Menos de una semana después de concluir los últimos exámenes médicos en Cuba y regresar a Venezuela para peregrinar al Santo Cristo de La Grita, en el oeste del país, Chávez reafirmó hoy su fe religiosa y su devoción al médico Hernández, fallecido a principios del siglo XX y al que se le atribuyen curaciones milagrosas.

“Lo mío ha sido una especie de milagro que (se ha producido) gracias a Dios, al Cristo, a José Gregorio y a esta fe y a esta fuerza de vivir”, dijo Chávez a la televisión estatal, que hacía un programa especial en la localidad natal de Hernández, Isnotú, en el estado Trujillo (occidente).

“Manifestar mi profunda fe, más que nunca antes jamás en mi vida, en el poder milagroso en el santo del pueblo José Gregorio”, añadió, al que tildó de “santo del pueblo”.