Condenan atropellos contra dominicanos que viven en Puerto Rico

Santo Domingo – El embajador de Estados Unidos en Santo Domingo, Raúl Izaguirre, declaró ayer que “no se justifican, bajo ninguna circunstancia”, los atropellos que cometen autoridades puertorriqueñas contra ciudadanos dominicanos residentes en Puerto Rico.

Izaguirre se refirió al reciente informe Departamento de Justicia estadounidense que concluyó que “en Puerto Rico se maltrata a ciudadanos dominicanos” y que la Policía violenta los derechos fundamentales de los ciudadanos.

“Se debe continuar con ese tipo de denuncia y hay que mantener la vigilancia para evitar que no se repitan esos hechos”, agregó el diplomático en declaraciones escritas ofrecidas a través de la oficina de prensa de la embajada norteamericana en Santo Domingo.

“El Departamento de Justicia (de los Estados Unidos) ha hecho una investigación, un análisis y hallado esos datos… y hay que darle seguimiento, de que se cumpla con la ley y no haya discriminaciones”, agregó Izaguirre.

Sostuvo que el respeto a los derechos civiles está consagrado en la Constitución de los EE.UU y abarca por igual a todas las minorías.

Expuso que Estados Unidos condena cualquier acción o expresión de prejuicios, “no importa si éstos se dan en contra de una minoría o de un hispano contra sus iguales”.

“El reto de nosotros es de ser un país donde toda persona sea tratado como individuo, no como parte de un grupo; que no haya discriminación a través de razas, religiones o de otra cosa”, argumentó.

La semana pasada activistas de los derechos humanos de Puerto Rico y dominicanos radicados en la vecina isla se reunieron para poner en marcha “un efectivo plan de lucha a seguir”, tras el informe difundido por el gobierno estadounidense.

En esa reunión se acordó seguir adelante en la defensa de los derechos fundamentales de los puertorriqueños y dominicanos.