Cruce peligroso en El Bronx preocupa a padres

La policía dijo que la División de Trasportación también trabajará en la zona

Nueva York – Padres de la escuela Eagle PS 140, en El Bronx, están preocupados por la seguridad de sus hijos. En la peligrosa intersección de la Tercera Avenida y la calle 163, no hay guardias de cruces escolares que controlen el tránsito en horas pico.

La dominicana Yoany Camacho, madre de un niño de 9 años que cursa el cuarto grado, dijo que la vida de los estudiantes está en riesgo.

“Cuatro líneas de autobuses tienen sus estaciones a unos metros de la intersección. En las horas pico, el trasporte público obstruye los semáforos. No hay ningún guardia que controle el tráfico y los niños no saben cuándo es seguro cruzar la calle”.

Camacho, con 4 años de vivir en El Bronx, dijo que al ser madre soltera, no puede ir por su niño a la escuela, al igual que otros padres.

“Mi hijo debe cruzar la calle solo. Muchos padres estamos en la misma situación. Nos preocupa que ocurra un accidente”.

Camacho apuntó que acudió al Cuartel de Policía 42 para solicitar más seguridad en la peligrosa intersección, pero sus quejas no fueron escuchadas.

“Mi voz no tuvo efecto, pero confío en que la situación mejore pronto”.

El mexicano Juan José Hernández, quien acudió por sus sobrinos a la escuela, lamentó que no exista mayor seguridad vial en la zona.

“Siempre hay congestionamiento y los automovilistas no respetan a los peatones. Nos hemos quedado en medio del tránsito porque no ceden el paso. Los niños que cruzan solos corren más peligro”.

Hernández, 34, subrayó que la situación empeora en las mañanas.

“Entre 6 y 8 de la mañana, hay más autos circulando. Las familias deben correr y esquivar carros como si fuera una pista de obstáculos”.

Para Freddy Machía, repartidor de comida, la intersección representa un reto cotidiano.

“Es difícil no tener miedo con autos pitando, niños caminando y autobuses estacionados en las esquinas. Los padres y vecinos están nerviosos. En cualquier momento puede ocurrir un accidente”, dijo el peruano de 25 años.

Por su lado, la policía reconoció que sabe de la situación. El Sargento Carlos Nieves, vocero, informó que no hay un guardia de cruces escolares asignado en la intersección. El portavoz subrayó que el comandante del cuartel 42 se comprometió a reforzar la seguridad en el cruce. Más patrullas inspeccionarán el área a la hora de entrada y salida. La policía dijo que la División de Trasportación también trabajará en la zona.

Padres de la escuela Eagle dijeron estar preocupados por la seguridad de niños y adultos, luego de que la noche del 24 de octubre, Ronald Simpson, 43, muriera atropellado en la peligrosa vía. El hombre fue impactado dos veces por diferentes automóviles.

Otra intersección peligrosa en El Bronx está ubicada en la calle 184 y la Avenida Jerome. La madre hispana Ivelisse Suero pidió a las autoridades la asignación de un guardia de cruces escolares en el lugar, luego de que el 17 de octubre, su hija Yovelis Germán, de 10 años, por poco pierde la vida al ser arrollada por un auto cuando cruzaba la peligrosa vía.