Denuncian explotación laboral

Tegucigalpa/EFE – La organización humanitaria Casa Alianza denunció ayer que en Honduras entre 400.000 y 500.000 niños son víctimas de explotación laboral, aunque reconoció que el Gobierno del país ha emprendido algunas acciones a favor de la infancia.

El director de Casa Alianza, José Manuel Capellín, dijo a Efe que a inicios de la Administración que preside Porfirio Lobo, en enero de 2010, se manejaba que unos 390.000 menores eran víctimas de explotación laboral.

“Y como la pobreza no se ha reducido sino que ha aumentado, tenemos (ahora) entre 400.000 y 500.000 niños que sufren explotación laboral”, subrayó Capellín. Casa Alianza es una organización internacional no gubernamental creada en 1968, que anualmente atiende a unos 20.000 infantes en situación de desamparo en Honduras, México y Nicaragua, según explica su página web.